Enseñar a los niños a escribir gracias a estas Apps gratuitas

En la era digital en la que vivimos, la tecnología está al alcance tanto de mayores como de los más pequeños de la casa. Por este motivo, la combinación entre la enseñanza más tradicional con la implementación de las nuevas tecnologías puede ser un punto positivo en el desarrollo de los más pequeños. Las siguientes Apps gratuitas pueden ser el apoyo definitivo en el aprendizaje de la escritura, para que aprendan a trazar perfectamente las curvas de las vocales y consonantes.

Estas Apps gratuitas se pueden encontrar en Google Play y son para los dispositivos Android. En una tableta funcionarían mejor ya que la pantalla grande permite un trabajo más fino, pero pueden usarse bien en cualquier Smartphone.

Apps gratuitas para el aprendizaje de los más pequeños

 

ABCs Tracing Cursive Letters

Gracias a esta app los más pequeños de la casa emprenderán la aventura de trazar curvas para mejorar su letra cursiva. En los ficheros de la app encontrarás todas las letras del abecedario, al igual que sus versiones minúsculas y mayúsculas. El diseño general de esta app es un tanto genérica, pero lo importante es que conserva lo esencial: cómo enseñar a tu niño y entrenarlo para que se acostumbre a escribir de una manera clara. ¿No te parece genial esta idea?

Baby Learns ABCs

Esta aplicación desprende color y entretenimiento asegurado. El protagonista que acompaña al pequeño es un oso panda con un moño rojo en su cabeza, que les enseña de una manera distraída y como si de un juego se tratase, a iniciarse en el mundo del abecedario. Gracias al uso de colores brillantes y de animaciones, el niño podrá desarrollar sus habilidades cognitivas de una mejor manera. Además, no todo es aprender y estudiar. Baby Learns ABCs cuenta con un listado de minijuegos y canciones que enseñarán a tu hijo a escribir, a coger el lápiz, diferenciar los colores, las formas y los animales, entre muchas otras cosas.

Kid Mode: Free Fun Kid Games

Esta aplicación se presenta como una de las más geniales para los niños de todas las edades. Encontraremos juegos para aprender a escribir tanto cursiva como en mayúsculas. Además, la complementan un conjunto de actividades para dibujar, pintar y colorear, así como una fascinante biblioteca de cuentos para leer y aprender a distinguir todo tipo de formas y colores.

Si sigues pensando que pasar tiempo de calidad con los pequeños de la casa significa prestarle el smartphone o la Tablet para que jueguen a Angry Birds, es que no conocías las Apps gratuitas que te hemos mostrado. Descárgatelas y entretenlos mientras aprenden cosas que le serán muy útiles para su desarrollo.

Los mejores ilustradores españoles

La Ilustración nos rodea a diario, y no nos damos cuenta de ello. La encontramos en publicidad, en moda, en literatura y hasta en los objetos cotidianos. Sin embargo, gracias a las redes sociales ha crecido una nueva oleada de ilustradores españoles que ha devuelto el interés a este arte al público espectador.

Actualmente el abanico de opciones es muy amplio, tanto que a veces cuesta identificar a qué artista pertenece la obra. Sin embargo, hay ilustradores españoles que destacan por sus dibujos y que se han hecho con una marca personal. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Cuáles son los mejores ilustradores españoles?

Sector femenino

Las siguientes mujeres ilustradoras son singulares, reconocibles entre un millón, jóvenes y talentosas:

  • Paula Bonet. Es única en su especie. Las mujeres son los personajes principales de su obra, aunque últimamente hay más variedad de personajes dando un giro a su estilo, pero sin perder su esencia. Sus señas de identidad son los coloretes marcados y la nariz colorada. 
  • Sara Herranz. Ilustradora sutil en sus trazos, el minimalismo hecho dibujo. Escenas cotidianas, personajes actuales, todo en blanco y negro salvo algún detalle a color.
  • Lyona Alyona. Una artista polifacética dedicada al cine, los videoclips, la fotografía y la ilustración. Algunos grupos de música actuales, como Amaral o Love of Lesbian, han caído en su red.
  • Zahara y Rebeca Khamlichi. La primera es cantante y la segunda ilustradora. Unieron fuerzas para crear un mini proyecto común, los “Semaforismos y Gabaratonías”. A la vez, Rebeca sigue activa con sus ilustraciones donde destacan sus vírgenes coloristas.
  • Laura Agustí. Especialista en la humanización de los animales. 

Sector masculino

Dentro del sector masculino también tenemos grandes ilustradores españoles. Os dejamos con los cuatro ilustradores que más destacan en estos momentos dentro del panorama:

  • Alfonso Casas. Es un ilustrador muy activo en redes sociales, famoso por sus metáforas ilustradas sobre la vida y el amor. Creador del cómic ilustrado “Amores Minúsculos”, se sirve de sí mismo para dar vida a las historias.
  • Ignasi Monreal. Vinculado a la moda desde el inicio de su trayectoria profesional. La anatomía y los vestidos imposibles son su especialidad. 
  • Ricardo Fumanal. El ejemplo perfecto de que menos, es más. Trazos limpios, ilustraciones de lápiz en blanco y negro salvo por algunos detalles a color.
  • Gabriel Moreno. Composiciones llenas de elementos y, a la vez, muy detallistas. Un trabajo siempre vinculado con la publicidad, algo que ha marcado mucho su estilo, buscando ese punto comercial. Pero también destacan sus trabajos más personales, como son los retratos.

Leer y escribir antes de los 6 años, ¿es correcto?

Cada país tiene su sistema propio de aprendizaje en los niños. Por ejemplo, en Gran Bretaña, los niños comienzan a leer y a escribir a los 5 años. En China empiezan a leer a los 3 y a escribir a los 6. En España esta tarea se desarrolla en preescolar. Frente a todos ellos se encuentra Finlandia. Allí los niños no comienzan a leer y escribir hasta los 7 años. Ante este panorama tan diferente, ¿quién hace lo correcto?

Aprender a leer y escribir antes de los 6 años, ¿por qué?

Muchos niños sienten curiosidad por leer y escribir antes de los 6 años. Algunos lo logran sin gran esfuerzo, pero no es lo normal. La evolución de cada niño es diferente, cada uno va a su ritmo. Además, estos caminos evolutivos diferentes hacen que los niños que aprenden más despacio queden estancados al no poder alcanzar el ritmo de los demás compañeros. En nuestro país la educación es estándar y no individual, lo que propicia a esta desigualdad en el aprendizaje de los más pequeños.

 

Lo más importante no es marcar una edad, sino saber si el niño está preparado para la lectoescritura. Una vez el niño está preparado, se debe fomentar el desarrollo y el estímulo de esas capacidades para adquirir la habilidad tanto de escribir como de leer.

 

La realidad es que, en muchos países, los niños comienzan a leer y a escribir demasiado pronto. Según afirman los expertos pedagogos y profesores la educación temprana de la lectura y la escritura puede ser perjudicial a la larga. Los niños con un aprendizaje informal en edades más tardías, consiguen leer y escribir mejor que aquellos que lo hicieron en edades tempranas.

Consecuencias de forzar al niño a leer y escribir antes de tiempo

Cuando los niños todavía no han adquirido las habilidades motrices necesarias para coger de forma correcta el lápiz o cuando no son capaces de leer sílabas, es que todavía no están preparados para leer y escribir. No son niños que tengan problemas de aprendizaje, sino que todavía están en una fase de descubrimiento de su entorno.

Forzar a un niño a leer y escribir antes de los 6 años puede conducir a lo siguiente:

  • Puede sufrir un rechazo y un bloqueo y se frenaría el aprendizaje natural.
  • Debido a un mal aprendizaje podría cometer más faltas de ortografía en un futuro.
  • Sentimiento de frustración. Si ve que otros niños de la clase son capaces de escribir letras o leer sílabas y él no, puede provocar el efecto contrario a lo que el aprendizaje pretende inculcar.
  • Baja autoestima y sentimiento de inferioridad frente al resto de compañeros.
  • Pérdida de interés por la lectura y la escritura.
  • Desmotivación, tanto por el miedo a no poder hacerlo como por la ansiedad del desafío.

Cómo dibujar un cómic. Pasos a seguir

La historia del cómic tiene una larga trayectoria entre nosotros, desde nuestra infancia hasta la edad adulta. Si siempre te has sentido atraído por el mundo del cómic y tienes en mente grandes ideas para plasmarlas en papel, te ayudamos a definir y crear tu propio cómic. Piensa que es un trabajo complejo que requiere muchos pasos: crear una historia, personajes y, lo más importante, hacer que cobren vida en el dibujo.

Las bases para asentar un buen cómic

Antes de ponerse a dibujar como un loco, hay que pasar primero por una fase de reflexión. Un cómic es un libro que cuenta una historia, no es un solo dibujo. Por ese motivo, tienes que definir y determinar varios factores antes de empezar a dibujarlo:

  • Personajes: ¿quiénes son? Define sus características físicas, su personalidad, su estilo de vida, etc.
  • Tono: determina que tipo de cómic quieres comenzar. Si es humorístico, de aventura, de fantasía, manga, etc.
  • Tema: ¿cuál será el tema central y qué mensaje quieres transmitir con tu historia?
  • Argumento: este es un punto importante, ya que es el hilo conductor del cómic. Prevé con antelación cómo va a comenzar y terminar la historia. Además, define las principales escenas de la historia y algunas sorpresas.
  • Formato de cómic: puedes elegir entre crear una tira cómica con unas cuantas viñetas o varias páginas para explicar el argumento de la historia. ¡Tú eliges!

Una vez definidos todos estos elementos, podrás hacer tu storyboard. Cada viñeta debe representar una escena de la historia. Tienes la oportunidad para determinar la estructura general de la historia y hacer las modificaciones pertinentes. Por eso, es importante prestar especial atención a varios elementos:

  • Viñetas
  • Bocadillos donde incluirás los diálogos
  • Dirección de la lectura

Primer paso para dibujar un cómic: los personajes

Los personajes son la parte principal del cómic, ya que las historias giran alrededor suyo. Llega el momento que determines los personajes en tu mente antes de comenzar a dibujarlos. Deja que fluya tu imaginación, inspírate en tu alrededor e imagínate sus principales características teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Nombre del personaje, edad, sexo
  • Características físicas: alto o bajo, moreno o rubio, fuerte o delgado
  • Los rasgos de personalidad
  • Su historia personal: su pasado, su situación actual, experiencias, sus habilidades
  • Comportamiento: determinar actitudes y reacciones
  • Meta: cada personaje tiene un propósito en la historia

Una vez definidos todos estos aspectos, es el momento de dibujar los personajes. A medida que la historia avanza, también debes evolucionar a tus personajes: sus expresiones faciales, su lenguaje corporal y sus actitudes.

Define el estilo de cómic que tienes en mente

Lo importante es encontrar tu propio estilo. Te puede gustar el cómic realista, las caricaturas, los dibujos estilizados, etc. pero, ante todo, como autor debes desarrolla tu propio estilo. A continuación, cuatro pinceladas de las principales categorías:

  • Aventuras. El género de acción es de los más populares
  • Bélico. Hazañas con espíritu de la segunda Guerra Mundial
  • Humorístico. Género muy variado
  • Costumbrista. Muy arraigado con el género cómico, por ejemplo, las tiras cómicas de Mafalda
  • Deportivo. Relatos breves inspirados en la vida real de deportistas
  • Fantástico. Los cómics fantásticos y sus héroes luchan y triunfan siempre
  • De terror. Intentan provocar sensaciones de miedo, disgusto, repugnancia u horror
  • Manga. Nacido en Japón e inspirado en personajes de dibujos animados

Ahora que ya tienes una historia en mente y los personajes, ¡solo queda ponerte manos a la obra y empezar a dibujar! Puedes hacerlo a lápiz para poder borrar o corregir lo que quieras, para luego pasar a la fase de entintado y pintado. ¡Da rienda suelta a tu creatividad y disfruta del proceso!

Cosas sorprendentes que no sabías de Los Pitufos

Los famosos Pitufos, o suspiritos azules según su archienemigo Gargamel, son transparentes en su forma de ser. Los propios nombres hablan de cómo es su personalidad: Pitufo Gruñón, Tontín, Chistoso, etc. A continuación, os develamos algunas incógnitas alrededor de estos pequeños seres azules que hicieron furor en los años 80.

El significado de su nombre

La historia de Los Pitufos surgió cuando su creador, Pierre Culliford, fue a almorzar con un compañero dibujante de historietas, André Franquin. En medio de su conversación, le pidió el salero para su comida, pero se quedó en blanco y no supo decir sal. En cambio, soltó la palabra “schtroumpf”. A partir de ese momento, bromearon toda la comida con esa palabra diferente. Así, cuando se dibujó por primera vez la tira en papel, los Pitufos (en inglés Smurfs) era los schtroumpf.

De los schtroumpf a los Smurfs o Pitufos

El francés es la lengua materna en Bélgica. La primera lengua a la que se tradujo la tira de papel fu al holandés. Pero Schtroumpfs no sonaba muy bien. Decidieron cambiarla por Smurfen, que sonaba mejor en los dos idiomas. Cuando el cómic llegó en inglés, se buscó una palabra que sonara mejor en el mundo anglosajón. La palabra “Smurfs” terminó por bautizar a estos pequeñitos seres azules.

El paso de papel secundario al protagonismo

Los Pitufos aparecieron como personajes secundarios en la tira de Johan y Pirluit, dos amigos que vivían aventuras en el mundo medieval. En el año 1958, los personajes de la tira cómica se centraron en buscar una flauta mágica, momento en el cual conocen a los Pitufos. Como su aparición fue un éxito rotundo, Pierre Culliford les escribió su propia tira en el año 1959. A pesar de que estos seres azules y Johan y Pirluit interactuaron en varias tiras cómicas, la secuela se centro básicamente en estos diminutos seres azules.

Sólo hay una Pitufina, ¿por qué?

En realidad, no existen las mujeres pitufo. Pitufina fue creada por el propio Gargamel. Todo residía como parte de un malvado plan para poner celosos a los pitufos. Este personaje femenino estaba hecho de arcilla y hechizos mágicos.

Sus gorros característicos significan …

Lo característica indumentaria que llevan los Pitufos en la cabeza no son nada más que gorros frigios o sombreros libertarios. En época romana, estos gorros lo utilizaban los esclavos que habían obtenido su libertad. Su evolución nos lleva a la revolución francesa que se usaban como manera de rebelarse contra la opresión de la revolución.

Con todo esto, podemos decir que los Pitufos, a parte de ser divertidos y representar a gran parte de la niñez de los años 80, también son algo así como un símbolo de la libertad.

La escritura en los niños zurdos

Si el ámbito de la escritura es especialmente complicado para los más pequeños, este hecho se acrecienta en los niños zurdos. La persona zurda debe adaptarse a las normas de escribir de izquierda a derecha, que son contrarias a lo que a él le sale de forma natural. Además, debe adaptarse a su nueva postura forzada para poder escribir, en forma de gancho, con la muñeca doblada y cogiendo el bolígrafo o el lápiz en forma de pinza. Es la manera de poder ver que está escribiendo.

Por lo tanto, lo primero es enseñar al niño a coger bien el lápiz o el bolígrafo, con el pulgar y el índice. Después facilitar la posición del papel para que no tuerza la mano. Se recomiendan libretas con espirales a la derecha o en el lado superior o folios sueltos. Además, es importante utilizar un bolígrafo de tinta de gel, que se deslice suavemente, y de secado rápido.

¿Por qué algunos niños usan la mano derecha y otros la izquierda?

Los estudios y las hipótesis sugieren diversos motivos:

  • genética
  • alto nivel de testosterona
  • cultura
  • desarrollo geográfico
  • estrés de nacimiento
  • incapacidad temporal de larga duración de la mano derecha
  • teoría de la evolución de la asimetría

Principales problemas de un niño zurdo

La escritura convencional está desarrollada exclusivamente para las personas diestras. Escribimos a mano de izquierda a derecha. Dejamos libre la escritura a medida que escribimos. En un zurdo, todo este proceso es mucho más complicado. Su mano izquierda cubre todo el texto escrito impidiéndole ver la escritura en toda su perspectiva y ensuciando lo que ha escrito.

En muchos casos los niños zurdos invierten las letras o escriben en espejo, es decir, escriben las letras y palabras en el correcto orden, pero en la dirección contraria y con las letras orientadas al revés. Por este motivo se relaciona la condición de ser zurdo con la dislexia.

¿Son los niños zurdos más inteligentes?

No es que sean más inteligentes, sino que tienen una capacidad de adaptación mayor; se realizan más conexiones neuronales. Su estructura cerebral y su lateralidad funcionan mejor cuando se les permite usar la mano izquierda. Por eso, lo más importante es no obligarles a usar la mano derecha, no hay que convertirlos en diestros.

Cómo ayudar a los niños zurdos

Lo primero de todo es no tratar de convertirles en diestros, cada uno aprende a escribir a su manera. Lo segundo a tener en cuenta es paciencia por parte de los padres o los profesores. Debemos ponernos en su lugar para llegar a entender la complejidad de ser zurdo en un mundo de diestros. Un tercer punto importante es respetar su lateralidad y ayudarles a desarrollarse como personas.

El momento más importante es cuando se enseña a escribir a un zurdo. En la mayoría de los casos, un niño zurdo empieza escribiendo correctamente, pero en espejo. La manera de ayudarles y hacerles comprender que no hay nada malo o equivocado en su manera de escribir es:

  • No castigándolo por lo que lo hace
  • Retroalimentándolo positivamente
  • Explicándole que su manera de escribir es correcta, aunque no habitual

Relación entre la dislexia y fracaso escolar

La incidencia de la dislexia en el aprendizaje en edades escolares es un factor clave en el alto número de fracaso escolar. Cerca del 10% de la población escolar padece de este problema, lo que supone un porcentaje elevado en el global de la población. Todo lo que altere el ritmo natural en el proceso de aprendizaje, debe ser observado. Y, en caso de ser necesario, se han de proporcionar ayudas para conseguir éxito en el proceso de madurez de los pequeños.

La dislexia conduce al fracaso escolar

Cuando existe un trastorno en el aprendizaje observamos que hay una alteración significativa en las áreas de lectura, cálculo o expresión escrita.

La dislexia es un trastorno en el aprendizaje de la lectura de carácter persistente y específico, que tiene un origen neurobiológico y otros factores genéticos heredados. Pero no solo la lectura nos desvela que algo va mal. La escritura, la ortografía y la expresión también son factores que nos pueden dar señales de que algo no evoluciona correctamente.

Además, no hay dos personas con dislexia idénticas. Cada persona es un mundo diferente. Crece y se desarrolla a su ritmo, es personal y único. Lo mismo que las circunstancias sociales y afectivas en las que cada uno crece.

Recomendaciones para detectar el fracaso escolar

El sistema educativo actual tiene técnicas especiales para detectar el fracaso escolar y propiciar la precisión y comprensión del código escrito en edades escolares:

  1. Descartar problemas de tipo visual y auditivo, como otorrino, oftalmólogo y optometría. También descartar los de tipo deficiencia intelectual, aprendizajes previos inadecuados, etc. cuando aparece la duda de una posible dislexia.
  2. Sobre todo en el segundo ciclo de Educación Infantil, padres y profesores deben estar atentos a la evolución de los niños y niñas. Nunca se debe forzar a la lectura o a la escritura si no se observa un desarrollo maduro del niño. Por este motivo, hay que estar atento a la psicomotricidad gruesa y fina, el ritmo, la coordinación motora con su cuerpo, entre otros. Gracias al control de estas aptitudes, se podrá tener éxito en los aprendizajes instrumentales: lectura mecánica y comprensiva, escritura con corrección ortográfica y expresiva, cálculo, razonamiento lógico, resolución de problemas, etc.

Cuándo detectar las dificultades y evitar el fracaso escolar

La detección de cualquier tipo de trastorno del lenguaje debe hacerse cuanto antes. Primordial hacer una adecuada evaluación, un diagnóstico y elaborar un plan efectivo de ayuda y recuperación. Generalmente, tres aptitudes definen la pérdida de atención de los niños en edades escolares: el sobreesfuerzo que tienen que realizar los más pequeños para compensar el retraso en el aprendizaje, el cansancio y la fatiga.

Si se detectan y corrigen estas aptitudes en la Educación Infantil, seguramente el desarrollo en los ciclos siguientes, Educación Primaria y Secundaria, será satisfactorio. Los niños no se sentirán inferiores a los compañeros, ni se dañará su autoestima. El correcto desarrollo del aprendizaje de la lectoescritura permite que no se caiga en el fracaso escolar.