Planes en familia para Navidad: Dibujos animados y películas infantiles  

Las vacaciones navideñas unen más a las familias, hay tiempo para sentarse tranquilamente alrededor de una mesa para disfrutar de una buena cena o comida. Los “peques” no tienen colegio y muchos adultos disfrutan de días libres en el trabajo. Es una época para disfrutar en familia, os proponemos un plan infalible: Ver dibujos animados y películas infantiles. Descubre nuestros imprescindibles de esta Navidad.

 

¿Dibujos animados o películas infantiles?

 

Cualquiera de las dos opciones es válida si tenéis a niños en casa, disfrutarán de las películas de dibujos animados pero también de las que no lo son pero tienen un argumento dirigido a un público infantil o a las familias en general.

 

Sí que es cierto que los “peques” de menos de 5 años se lo pasarán mejor disfrutando de dibujos animados en su pantalla, ya que tienen guiones menos elaborados y a nivel visual les llama más la atención. A partir de los 6 años, los niños empiezan a disfrutar también de las películas con actores de carne y hueso, pero con otros “peques” de su misma edad en la pantalla. De esta manera se sienten identificados con ellos y se capta mejor su atención.

 

El Top 5 de las mejores pelis para ver en familia estas navidades

 

  1. Frozen. Desde que irrumpió en nuestras pantallas en 2013, su legión de fans no ha parado de crecer. Una película de dibujos animados para toda la familia que se ha ganado el primer puesto al haberse convertido en una de las más taquilleras de la historia de Disney. Nos cuenta la historia de Elsa y Anna, dos hermanas princesas, un universo de hielo, aventuras, diversión y magia Disney.
  2. El cascanueces y los 4 reinos. Una película actual, de este mismo 2018, que nos transporta a un clásico del ballet hecho película y en versión Disney. Cuenta con actores de la talla de Morgan Freeman, Helen Mirren y Keira Knightley. Un plan ideal para pasar una tarde de lo más familiar.
  3. Solo en casa. Un clásico entre clásicos que no puede faltar en ninguna Navidad familiar que se precie. Una película que a pesar del paso de los años (se estrenó en 1990) no pierde ni un ápice de su espíritu cómico que transciende las épocas. No pierdas la oportunidad de mostrarles a los más pequeños con qué nos reíamos hace casi 30 años: un niño de 8 años se queda solo en casa por Navidad al ser olvidado por su amplia familia y tendrá que hacer frente a unos ladrones que pretenden colarse en su hogar.
  4. Charly y la fábrica de chocolate. Otro clásico, esta vez literario, llevado al cine de la mano del imaginativo Tim Burton y con el camaleónico Johnny Depp al frente del elenco. La historia escrita por Road Dalh nos sumerge en el mundo de Charlie Bucket, un niño pobre pero muy honrado que vive con su familia en una chabola a las afueras de la ciudad. Allí sueña con visitar, algún día, la famosa fábrica de chocolate de Willy Wonka.La posibilidad surge cuando éste reparte por el mundo cinco tickets de oro para invitar a cinco afortunados a conocer su fábrica y, sobre todo, su gran secreto: los hoompa loompa.
  5. Gremlins. Un clásico ochentero que se convirtió en una de las mejores películas infantiles de la historia. Con Steven Spielberg como productor, la cosa no podía fallar. Un clásico de Navidad que comienza con un padre buscando un regalo de Navidad para su hijo, en el Barrio Chino de Nueva York. Cuando llega a una tienda escondida y algo misteriosa, descubre una criatura llamada Guizmo, muy dulce y que canta como los ángeles. Pero el vendedor le advierte de las reglas que debe seguir con el animal: no puede mojarse, ni darle la luz del sol, ni comer después de las 12 de la noche.

Posca aparece en El Hormiguero de Antena 3

Este miércoles los marcadores Posca fueron unos de los protagonistas de El Hormiguero de Antena 3. Pablo Motos, Arturo Valls y Blanca Suárez participaron en un divertido juego llamado “Anticorte de pelo”. En esta divertida creación del programa pintaron pelo a personas calvas con marcadores Posca. ¿Te animas a hacerlo en casa?

Para ver el vídeo, aquí.

 

 

 

¿Qué es el scrapbooking?  

,

En la última década se ha disparado el fenómeno Do It Yourself, también conocido por sus siglas DIY. Su traducción viene a decir algo así como “hazlo tú mismo”, una moda que se ha trasladado a varios sectores: la repostería, la moda, el diseño… Y las manualidades. Porque el scrapbooking es eso, un tipo de handmade. Te damos todos los detalles sobre esta práctica que surgió en Estados Unidos.

 

Todos los detalles sobre el scrapbooking

 

Su traducción literal del inglés se corresponde con “libro de recortes” y consiste en eso, utilizar recortes de ilustraciones, fotografías, mapas y dibujos, entre otros, para engancharlos en libretas, cuadernos, álbumes o libros de forma creativa. Cuando surgió esta técnica el objetivo era decorar los álbumes de fotos, ahora la intención del scrap puede ser de varios tipos:

 

  • Crear un álbum de viaje.
  • Crear un álbum de recuerdos.
  • Crear un diario creativo.
  • Crear un libro de recuerdos.

 

Y aunque originalmente el scrapbooking se refiere a la decoración con recortes de cualquier tipo de libro, en los últimos años también se ha trasladado a otros objetos como la creación de tarjetas de felicitación, marcapáginas, sobres, adornos o LO (Lay Out), que son láminas de scrap en las que se hace alguna composición con diferentes técnicas para luego enmarcarla o incluirla en un álbum.

 

Los materiales que se utilizan en el scrapbooking

 

Podría parecer que el scrap, al tratarse de una manualidad, puede servirse de materiales reciclados, de cosas que se acumulan en casa como botones, telas o cintas. Algo que también es cierto, aunque el grueso del material que se necesita debe comprarse y es algo más caro.

 

  • Hojas de scrap (las hay de diferentes diseños, colores y estilos. Los que más triunfan son el vintage y el shabby chic).
  • Cartulinas.
  • Sellos.
  • Washi tape (una especie de celofan de colores y diferentes diseños).

 

Las técnicas utilizadas en el scrapbooking son:

 

  • Corta y pega.
  • Troquelado.
  • Estampación.
  • Y caligrafía entre otros.

¿Y para qué sirve el scrapbooking? Es una forma de ocio, un hobby muy entretenido con el que, además, consigues conservar tus álbumes de fotos de manera creativa.

Posca colabora con La Marató de TV3

Posca colabora este año con La Marató de TV3.

Diferentes personalidades de distintos ámbitos han utilizado marcadores Posca para escribir el nombre de personas de su entorno que han sufrido cáncer, que es el tema que se aborda este año. También se han usado para que personas que han sufrido esta terrible enfermedad la visibiizen.

Estamos muy contentos de poder formar parte de este proyecto.

Compartir fotos de tus hijos en RRSS: ¿Una buena idea?

 

Compartir fotos de menores en RRSS se ha convertido en una práctica habitual, tanto, que este fenómeno ya tiene nombre: Sharenting. En la última década las formas de vida y de comportamiento de la sociedad han cambiado, en gran parte por el uso de los smartphones que se han convertido casi, casi en una extensión de nuestros cuerpos. Siempre nos acompañan y nos gusta compartir nuestros momentos de felicidad con los “amigos virtuales”. Por eso, colgar fotos de nuestros hijos se ha normalizado, ¿pero sabemos siempre quién hay detrás de la pantalla?

 

¿Qué es el sharenting?

 

Se trata de un anglicismo que define este nuevo fenómeno: el de los padres que comparten imágenes de sus hijos en Redes Sociales. Un término que está formado por la combinación de dos palabras:

 

  • Share: que en inglés significa compartir.
  • Parenting: que se atribuye a la acción de criar.

 

Un vocablo con unas connotaciones negativas, ya que se utiliza, sobre todo, para referirse a aquellos progenitores que practican una sobreexposición de sus hijos en la red y no únicamente al hecho de compartir esporádicamente alguna imagen.

 

El “peligro” de compartir fotos de tus hijos en RRSS

 

Fotos, vídeos, anécdotas… Hace tiempo que todos hemos expuesto a la luz parte de nuestra intimidad, creemos que es inofensivo, pero, aunque mantengas un modo privado en tus perfiles sociales, esa fotografía que has subido puede ser utilizada por cualquiera de tus contactos. Esto es muy peligroso en el caso de los menores, por eso desde la Asociación de Internautas han publicado unos consejos para guiar a los padres a tratar la información y las imágenes que publican de sus hijos. Algunos de los puntos más importantes son:

 

  • Evitar los desnudos. Puede parecerte que una imagen de tu hij@ chapoteando desnudo o con poca ropa en una bañera o una piscina es de lo más tierna, pero puede ser empleada por un tercero en redes de intercambio de pornografía infantil.
  • No a las etiquetas o hashtags de sus nombres. Si se aplican este tipo de etiquetas a las publicaciones asociadas a tus hij@s corres el riesgo de que los buscadores de internet las indexen y que cualquiera asocie el rostro de los peques con su identidad real sin saber sus verdaderas intenciones.
  • No publicar detalles de su vida privada. Horarios escolares, uniforme del colegio, lugares de las actividades extraescolares… Se trata de información innecesaria y que puede facilitar el acceso a los pequeños de desconocidos.

 

En Francia subir fotografías íntimas de los hijos sin su permiso ya está penado con multas de hasta 45.000 euros y un año de cárcel. Los expertos señalan que ser padre no significa tener el poder absoluto sobre la intimidad y la imagen de sus hij@s, ya que éstos pueden no querer ver sus vidas reflejadas en internet o que otras personas puedan verlo en un futuro.

Adornos de Navidad con Uni-ball y POSCA  

,

Si no te marchas fuera este puente festivo, te proponemos un plan familiar muy divertido y pedagógico, la mejor opción si hay “peques” en casa para que se entretengan y aprendan. Hacer adornos de Navidad con productos Uni-Ball y POSCA, objetos que luego podrás utilizar para empezar a decorar el árbol y la casa de cara a las fiestas navideñas.

 

Una Navidad DIY con Uni-Ball y POSCA

 

Te proponemos varias manualidades para que puedas hacerlas en casa en compañía de tus hijos, nietos, sobrinos… ¡Seguro que les encantará!

 

Los materiales que necesitarás:

 

  • Marcadores y rotuladores Uni-Ball y POSCA (cuantos más colores, mejor).
  • Una bombilla fundida.
  • Purpurina.
  • Tijeras.
  • Cartulinas de colores.
  • Pegamento en barra.
  • Cuerda.
  • Caja de zapatos.
  • Un par de calcetines blanco viejos.

 

Una vez que tengas listo el material, hay que ponerse ¡manos a la obra!

 

  1. Bola para el árbol de Navidad. Dibuja con un rotulador negro sobre el cristal de una bombilla que ya no utilices la figura que más te guste. Te proponemos pintar un pingüino: marca los ojos y la nariz. Luego rellena los ojos con rotulador de color plata y la nariz con uno dorado. Deja secar y añade un poco de pegamento en barra y cubre con un poco de purpurina de los mismos colores. Puedes pintar el resto de la bola con un marcador negro. Ata una cinta o cordón a la bola y ya la tienes lista para colgarla en el abeto navideño.
  2. Bola con lettering. Aquí unimos dos cosas que nos encantan: el DIY y el lettering. Utiliza más bombillas viejas o bolas de Navidad antiguas y dibuja encima de ellas con marcadores y bolígrafos Uni-Ball las frases navideñas que más te gusten. En este artículo te explicamos cómo hacer lettering.
  3. Postal navideña. Insta a los “peques” a que hagan sus propias postales para dárselas a sus amiguitos del cole. Pinta la tapa de una caja de zapatos del color que más te guste con un rotulador POSCA (por ejemplo, de rojo) y luego pinta las figuras que quieras encima con la ayuda de plantillas que puedes descargarte de forma gratuita en internet.
  4. Figuras navideñas decorativas. Necesitas cartulinas de todos los colores para recortar las figuras típicas navideñas. Con una marrón, un reno; con una roja, Papá Noel; con una blanca, un muñeco de nieve… Y pinta el resto de detalles con otros rotuladores de colores. Luego puedes colarlas en la pared o en las ventanas como decoración navideña.
  5. Muñeco de Navidad. La manualidad más fácil de todas, solo tienes que cortar por la mitad un viejo calcetín, rellenar la parte que queda abierta con arroz, cerrarlo con una goma y coloca otra más a la mitad para crear la cabeza y el cuerpo. Pega los ojos y nariz con bolitas o cualquier otra cosa que encuentres por casa. Luego anuda un retal de ropa alrededor de la cabeza del muñeco a modo de bufanda ¡y listo! También puedes pegarle botones y ponerle un gorrito para que no se vea el primer cierre.

La mejor manera de aprender inglés desde pequeños  

 

Es prácticamente una obsesión, la mayoría de los padres quieren que sus hijos aprendan inglés cuanto antes y a edades muy tempranas, que es cuando está demostrado que los conocimientos se adquieren con mayor facilidad. Pero no siempre se escogen los mejores métodos para que los “peques” aprendan un nuevo idioma. Te damos algunos consejos sobre la mejor manera de aprender inglés desde pequeños.

 

Aprender inglés desde pequeños

 

Se suele utilizar la expresión “los niños son esponjas” y es totalmente cierta, por eso es una oportunidad que aprendan diferentes idiomas desde pequeños, algo que en la actualidad les puede abrir muchas puertas a nivel laboral en un futuro. Además, existen diferentes estudios que demuestran que los niños bilingües están mejor preparados para realizar varias tareas a la vez, resolver problemas y concentrarse.

 

Así que los niños que aprenden inglés desde pequeños se pueden beneficiar de varias cosas:

 

  • Mejores expectativas laborales.
  • Mayor facilidad de comunicación.
  • Impacto positivo en el cerebro.
  • Mantiene en buen estado la salud mental.

 

¿Cuál es la mejor manera de que tus hijos aprendan inglés?

 

Lo principal es que empiecen a familiarizarse con el idioma desde muy pequeños, incluso bebés. Si en tu entono nadie habla inglés, la mejor solución es que el tiempo que le permitas mirar pantallas con dibujos animados, películas infantiles y otro tipo de programas adecuados para su edad sea todo en inglés. Los niños tendrán la capacidad de entender lo que va ocurriendo de la misma manera que empezaron a entender lo que pasaba cuando empezaron a hablar y a entendernos a nosotros.

 

Al margen de las películas, hazle escuchar música en inglés. Principalmente canciones infantiles, pero también otros estilos que sean adecuados para los “peques”. Una manera de disfrutar, educar el oído y aprender un idioma.

 

También existen otras alternativas, que combinan el aprendizaje del inglés como actividad extraescolar con el deporte y facetas más artísticas. Un buen ejemplo son las clases de teatro en inglés, algo que ha dejado de ser extraordinario y difícil de encontrar para convertirse en una actividad muy demandada y ofertada.

 

Por otro lado, el aprendizaje del inglés a través de los juegos es uno de los métodos más relajados y exitosos. Puedes descargar de forma gratuita y también comprar juegos para que los niños aprendan divirtiéndose desde la tablet, el móvil o el ordenador.

 

Así que lo más importante es llenar el entorno del niñ@ de elementos en inglés para que se familiarice. Luego, el aprendizaje en el colegio se puede complementar con clases en una academia para perfeccionar el idioma.

 

Hemos hablado del inglés, el idioma que más se utiliza en todo el mundo, pero estos consejos sirven para cualquier otro idioma. De hecho, el chino o el árabe son dos de las lenguas con más parlantes y que sumarán mucho más en los próximos años y por lo tanto representan un futuro a tener en cuenta junto al inglés.