De la misma manera en que uno tiene que decidir entre Windows y Mac, también tiene que ver las alternativas a la hora de buscar un smartphone y ver si se adapta mejor a sus necesidades iPhone o Android.

Ambas propuestas tienen muchas similitudes, los dos sistemas operativos —el iOS de Apple y el Android de Google— tienen aspecto, estilo y conjuntos de funciones diferentes. El precio, el tamaño de la pantalla y el peso pueden variar muchísimo.

¿Cómo saber si Iphone o Android se adaptan mejor a tus necesidades?

Seguro que tienes familiares y amigos con iPhone y Android, un buen primer paso es preguntarles sobre las dudas que tengamos y, siempre que sea posible, tocarlos para conocerlos. Aquí también es importante que tengas claro qué tipo de aplicaciones quieres, ya que hay algunas que son exclusivas.

Facilidad de uso

De todos los teléfonos, el iPhone, que cuenta con el sistema operativo iOS de Apple, es el más fácil de usar porque es más intuitivo. En este terminal todo está diseñado para funcionar bien en conjunto, ya que Apple es el creador tanto del software como el hardware.

El iPhone también funciona con iTunes, que puedes estar usando para administrar los archivos audiovisuales de tu computadora, y con iCloud, que se utiliza para hacer copias de seguridad de tus archivos importantes y sincronizar de forma inalámbrica el contenido entre varios dispositivos.

AirPlay de Apple te permite transmitir información sin cables entre dispositivos compatibles, como tu iPhone, y enviar fotos y videos a tu Apple TV box, que está conectada a tu TV. Y con AirDrop puedes compartir instantáneamente fotos, videos, documentos y mucho más con otros dispositivos de Apple que se encuentran próximos como el Ipad, el Mac Book, etc.

En ese sentido, si ya estás familiarizado con un iPad o una Mac, Ackerman dice que la curva de aprendizaje será baja si eliges el iPhone.

Cuando Apple publica una actualización de iOS, envía notificaciones a los teléfonos, independientemente de la compañía que provee el servicio celular. Así que casi todo el mundo tiene la misma versión más reciente del sistema operativo, lo que significa una experiencia más uniforme para todos.

Son caros en comparación con la mayoría de los teléfonos Android, pero están muy bien construidos y, por regla general, tienen una vida útil más larga.

Los Android vienen en una variedad de marcas y precios

Mientras que solo hay un par de opciones de iPhone, los dispositivos con Android tienen muchas marcas y modelos. La plataforma Android de Google es abierta y de libre distribución. Esto significa que varias compañías fabrican tabletas y teléfonos basados en el sistema operativo más popular del mundo. Algunas de las marcas que fabrican teléfonos Android son Asus, HTC, Huawei, LG, OnePlus, Sony y otros.

Dado que Android es de Google, el sistema operativo móvil viene cómodamente combinado con aplicaciones de Google, como el correo electrónico de Gmail, el navegador de web Chrome, Google Maps para mapas, direcciones y búsquedas locales, y videos de YouTube, por nombrar solo algunos. Al igual que iTunes, Google también permite descargar o hacer transmisiones en línea de contenido multimedios a tus dispositivos, como libros electrónicos, juegos, revistas, películas, música y programas de TV.

Android es ideal para quienes prefieren hacer varias tareas a la vez: puedes dividir tu pantalla entre dos aplicaciones —como reproducir un video en la parte superior y abrir un correo electrónico en la parte inferior— o elegir la función de imagen en imagen y navegar por internet mientras ves un programa de TV en una ventana pequeña.

Además, a diferencia del iPhone y el iPad, la mayoría de los dispositivos Android permiten ampliar el almacenamiento con una tarjeta de memoria microSD. El sistema operativo también es ideal para aquellos a quienes les gusta jugar con la interfaz del teléfono, el diseño y la selección de aplicaciones.

Debes estar atento a los problemas de seguridad y tener cuidado al descargar aplicaciones, ya que no estás limitado a la tienda de Google Play. Apple permite descargar aplicaciones solo desde su tienda App Store.

A diferencia de Apple, que controla la actualización de su sistema operativo, los dispositivos Android están más fragmentados en la versión del sistema operativo que ejecutan, dice Ackerman. Generalmente es el proveedor de servicio celular quien dicta las actualizaciones.

La Casa de Papel ya nos enamoró en los tres anteriores partes. Pero esta cuarta temporada ha sido todavía más especial. No por su calidad o por el aumento de presupuesto, y, por consiguiente, de petardos, y no pretendemos hacer spoiler, sino porque nos ha pillado en pleno confinamiento y nos ha venido muy bien para entretenernos. Ni el mismísimo Profesor habría previsto un inicio de temporada así.

Además, también se ha estrenado un Netflix un pequeño documental llamado el Fenómeno donde se nos han contado algunos de los secretos más íntimos de la serie. Aquí descubrimos algunos de ellos y otros.

Los entresijos de La Casa de Papel

El guion se escribe en directo

La Casa de Papel no tiene un guion como el de otras series. Sus guionistas trabajan en una sala anexa al rodaje y van tejiendo la trama a medida que se va grabando. Esto les permite hacer virajes sobre el terreno que contribuyen, en gran medida, a la gran frescura e imán que tiene la serie.

Para los actores y actrices esta manera de trabajar supone un gran reto porque no saben qué es lo que va a pasar con sus personajes. De hecho, en alguna ocasión, han rodado escenas basándose en la construcción que los guionistas han hecho con su móvil explicándola.

La sorpresa y la emoción está servida para todos.

Parte de un fracaso

La Casa de Papel se estrenó y emitió Antena 3. El primer capítulo tuvo buenos índices de audiencia, pero, a medida que los capítulos iban avanzando estos iban bajando. Por eso, con la temporada 2 la serie se dio por acabada.

Pero, como casi siempre en esta serie, a trama tuvo un giro inesperado. Netflix compró los derechos de la obra y la obra y la puso en su catálogo. Sin publicidad, sin nada. Como si se tratara de un fondo de armario. Pero fueron muchos los espectadores que convirtieron esta pieza básica en una de las más valiosas del armario.

Los actores se dieron cuenta del éxito porque sus seguidores empezaron a crecer mucho. Y todos eran de otros países como Italia, Francia, Argentina, etc.

Fue este éxito el que llevo a los directores y a la plataforma a plantearse seguir con la serie. ¡Gracias Netflix por la valiente apuesta!

Tokio no iba a ser la narradora

La voz en off que nos narra la serie es Úrsula Corberó, quien interpreta a Tokio. Pero al principio el narrador por el que se apostó fue el Profesor. Según cuenta Álex Pina, uno de los creadores de esta serie de moda, “las primeras versiones del guion que tuvimos el narrador era el Profesor, pero resultaba un tanto egocéntrico hablar de un plan, el suyo, maravilloso y perfecto, y que fuera él mismo quien hablaba”.

Tras descartar esta opción, pensaron en Moscú pensando en la sencillez y proximidad del personaje, pero se dieron cuenta de que tampoco funcionaba. Fue aquí cuando se puso sobre la mesa a la impulsiva Tokio. Las razones fueron diversas, pero, sobre todo, salir del estereotipo masculino y conseguir que el atraco virara hacia la esfera más emocional.

Continuará…

Además del aumento generalizado y la llegada a picos nunca vistos de tráfico, los datos sobre consumo de redes dan otra información en cuanto a nuestro comportamiento con esta nueva situación que nos ha tocado vivir. Todos imaginamos, porque es evidente, que el uso de WhatsApp y otras redes sociales habrá crecido exponencialmente y lo mismo habrá sucedido con plataformas de vídeo como Netflix. Tanto ha cambiado todo en tan poco tiempo que hasta hemos dado la vuelta a la franja horaria en la que más utilizamos internet.

 

 

Cambios de horarios y usos

 

Uno de los puntos más llamativos del consumo de internet lo encontramos en el cambio de horarios. Antes de la crisis sanitaria, y de la implantación del estado de alarma, los picos de tráfico se daban normalmente entre las 19 y las 21 horas. Es decir, usábamos mucho más internet en horas no laborales, pero el teletrabajo y la escolarización y formación a han crecido superando incluso a Netflix. Ahora, la franja horaria en la que hay más conexiones es de 11 a 14 horas, según los datos que aporta Madrid Internet Exchange.

 

Pero este no es el único cambio. Según Telefónica, también se ha notado una equiparación del consumo de datos móviles entre consumo entre semana y fin de semana Antes del confinamiento el consumo crecía mucho el sábado y el domingo.

 

Mensajería, vídeo y llamadas

 

Ahora la pregunta es, ¿para qué estamos usando esos datos? Según las diferentes operadoras, ha crecido mucho el uso de la red por parte de los más jóvenes por el tema del enseñamiento ‘online’ (en torno a un 180%, según un análisis de Qustodio).

 

Orange lo explica de la siguiente manera:  “El tráfico de voz se ha incrementado en estos días, porque los usuarios vuelven a reactivar el contacto directo telefónico con su entorno y las conversaciones son más largas, llegando a su máximo el día 19 de marzo, presumiblemente por la celebración del Día del Padre (más de un 120% en fijo y 60% en móvil, respecto a la semana anterior). Con el paso de los días, el pico de tráfico de voz fija y móvil se ha estabilizado, aunque aún se mantiene en altos niveles de ocupación”

 

Por su parte, desde la filial española de Cisco, señala que el vídeo es uno de los mayores responsables del incremento del consumo. Ya representa el 70% del tráfico de internet, y en 2022, vaticinan supondrá el 80%. La herramienta de videoconferencia de esta empresa ha duplicado su tráfico en la primera quincena de marzo, con 3,2 millones de reuniones (de tres personas o más) a escala global solamente el 16 de marzo. Y solo hace falta mirar las listas de aplicaciones más descargadas para darse cuenta de que la gran mayoría tienen que ver con videoconferencias o servicios similares. Algunas como Zoom o Houseparty están peleando con servicios tradicionales como WhatsApp, TikTok o Skype.