5 adornos de pascua para hacer con niños  

Los peques de la casa ya disfrutan de sus vacaciones de Semana Santa en muchas comunidades autónomas, en otras lo harán la semana que viene. En cualquier caso, es tiempo de pascua y de huevos decorados. Te damos algunas ideas para pasar una divertida tarde con los peques decorando no solo huevos, también otros objetos típicos de la Pascua.

 

El origen de una tradición ancestral

 

El origen de la tradición por la que se decoran huevos de Pascua y luego deben salir a buscarse no está muy claro. Pero la teoría más extendida tiene que ver con razones religiosas, el cristianismo prohibía el consumo de huevos durante la cuaresma, por eso los fieles comenzaron a recolectar huevos, decorarlos y esperaban al domingo de resurrección para consumirlos.

 

¿Cómo se llegó a la tradición de los huevos de chocolate? Eso sí que es un misterio, pero te contamos cómo crear 5 adornos de Pascua con huevos auténticos, y otros que no tanto, con los peques de la casa:

 

  1. Huevos de lana. Solo necesitarás lana de los colores que más te gusten, algunos globos y cola blanca. Infla un globo y rodéalo con la lana elegida bien empapada en cola blanca. Puedes crear rombos, rodearlo sin dejar un solo hueco… Deja volar tu imaginación y déjalo secar. Después pincha el globo y disfruta de unos huevos decorativos de lo más estilosos.
  2. Huevos decorados. Lo más típico de estas fechas, solo necesitarás unos cuantos huevos cocidos, rotuladores POSCA y algo de imaginación. Si se te da bien dibujar lo tendrás bastante fácil pero siempre puedes descargarte de internet algunas plantillas para crear diseños perfectos. Aunque los peques disfrutan dando rienda suelta a su imaginación y creando dibujos imposibles. Si quieres darle un toque diferente, anota esta idea: Pinta del color que más te guste los huevos, de manera uniforme y luego añade, si te apetece, un par de ojos, una boca… Dibuja hojas en una cartulina verde, recórtalas y engánchalas una a una en vertical en la parte superior del huevo creando el efecto de una piña tropical. ¡Seguro que a los peques les encantará!
  3. Huevos 3D. Esta manualidad les encantará a los más creativos de la casa. Necesitarás papel decorativo o papel de scrap de los diseños y colores que más te gusten, una grapadora y tijeras. Dibuja sobre el papel la forma ovalada de varios huevos, recórtalos, júntalos uno encima del otro y dóblalos a la vez. Haz lo mismo con varios diseños y grápalos para crear un auténtico huevo 3D.
  4. Conejitos de Pascua. Seguramente es la decoración de Pascua más sencilla, necesitas una huevera que recortarás de forma individual para cada cavidad en la que se coloca un huevo. Le das la vuelta, dibujas los ojos, la nariz y la boca de un conejo y luego recorta en una cartulina dos orejas que engancharás a la huevera formando las orejas de conejito. ¡Y listo!
  5. Conejitos de cartón. Esta manualidad es todavía más fácil que la anterior, solo necesitarás platos de cartón y rotuladores POSCA. También puedes comprarlos con diseños. Después recorta por la mitad otro plato, y engancha las dos partes sobre el plato principal a modo de orejitas. Dibuja ojos, boca y nariz y conejito de cartón decorativo listo.

 

Cómo personalizar tu skate con POSCA  

 

¿Te atreves a diseñar tu propio skate? Si quieres ser único y diferenciarte del resto, nada mejor que lucir tus propios diseños, también en tu skate. Te damos algunos trucos para conseguirlo. ¡Allá vamos!

 

La inspiración es lo primero para conseguir un diseño único y creativo

 

Puede parecer la parte más fácil, sin embargo, la creatividad no es algo que se pueda conseguir de forma automática y no todos tenemos la imaginación suficiente para idear diseños de alto nivel. Nuestro consejo es que busques inspiración, ¿cómo? Observa el mundo que te rodea, las personas con las que te cruzas, los anuncios de publicidad, visita RRSS como Pinterest o Instagram, busca aquellos temas que te interesen y configura tu propio diseño.

 

El paso a paso para personalizar tu skate con POSCA

 

Lo más importante es tener todos los materiales que vas a necesitar ya preparados antes de comenzar a trabajar. Algunos de los elementos imprescindibles son:

 

  • 1 tabla de
  • Una lija.
  • Rotuladores POSCA
  • Barniz transparente.
  • 1 paño húmedo.

 

A continuación, te mostramos el paso a paso de la personalización de tu skate, pero también puedes inspirarte en este artículo en el que te contábamos cómo pintar una tabla de surf con POSCA. Se trata de materiales muy parecidos y puedes también basarte en este modelo.

 

  1. Haz un esbozo o croquis del diseño que tienes en mente sobre un papel. Aprovecha para realizar cambios, probar trazos nuevos, colores… Esta será tu base para trabajar luego de manera definitiva sobre el skate.
  2. Lija y limpia todo el skate para conseguir comenzar a trabajar el diseño sobre una superficie limpia y lisa. Ayúdate del paño húmedo para terminar de liminar los restos del lijado y la suciedad generada.
  3. Traslada el dibujo del papel al skate. Puedes ayudarte recortando el papel y usándolo como si fuera una plantilla para trazar la parte exterior del diseño, toda la silueta.
  4. Comienza dibujando las líneas más gruesas y después colorea con rotuladores POSCA. Utiliza los marcadores más gruesos para el exterior de las figuras y los más finos para aquellas más pequeñas e irregulares.
  5. Aplicar el barniz y dejarlo secar un mínimo de 24 horas. Es muy importante que esta fase la completes en un lugar en el que no haya mucho polvo, intenta protegerlo para que las motas no se adhieran al skate y estropeen el acabado.

Descubre más trucos y busca inspiración aquí, dónde podrás comprobar cómo queda un skate decorado con rotuladores POSCA.

Cómo crear tu calendario DIY en 7 pasos  

 

Con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina y la llegada del verano cada día más cerca, apetece darle un poco de color a nuestras agendas y contar el tiempo que falta para los días libres y los planes al aire libre durante la primavera y el verano. ¿Preparamos un calendario DIY? El Do It Yourself está de moda y es perfecto para crear nuestros propios calendarios.

 

¿Por qué crear un calendario DIY?

 

Los calendarios comprados suelen tener diseños predefinidos y dan poco juego para poder adaptarlos a nuestras necesidades y gustos. Lo habitual es hacernos con aquel que mejor se adapta a lo que buscamos:

 

  • Diario.
  • Semanal.
  • Mensual.
  • Anual.

 

Y también que incluya un tipo de diseño que nos agrade:

 

  • Clásico.
  • Moderno.
  • Vintage, etc.

 

Crear tu propio calendario te permite tener la libertad de crearlo de la manera que prefieras y que incluya todo aquello que desees, es como tener un calendario a la carta.

 

Cómo crear tu propio calendario DIY en 7 pasos

 

Una vez que hayas decidido si quieres que tu calendario sea semanal, o anual o de otro tipo, es importante que te hagas con aquellos materiales que necesitarás para llevarlo a cabo.

 

  • Papeles decorados y láminas recortables (las podrás encontrar en papelerías especializadas y bazares).
  • Pegatinas (del tipo que más te guste, desde números, letras a otros diseños).
  • Tijeras, cúter y una regla.
  • Cinta de doble cara.
  • Fotografías (propias o elegidas de internet u otras publicaciones).
  • Una plantilla de calendario impresa.
  • Cartulinas, anillas o pegamento y lápices.

 

Una vez que tengas todo el material listo, ¡solo tendrás que comenzar!

 

  1. Recorta una cartulina de 29cm de largo y 21 de ancho.
  2. Con la ayuda de una regla y un lápiz traza líneas primero a 1cm, luego a 11, otra vez a 11 y luego a 6 cm. Luego las doblaremos para crear un calendario de pie de mesa en forma de triángulo-rectángulo y lo uniremos con pegamento. Si lo prefieres puedes quedarte con el recorte de la cartulina y hacer un calendario plano que puedes colocar sobre un corcho o pizarra magnética o incluso en la mesa de trabajo.
  3. El siguiente paso es recortar un trozo de papel decorado de un tamaño parecido a la cartulina y engancharlo. Será nuestra base para empezar a recrear el calendario.
  4. Utiliza el calendario que hayas impreso para calcar los básicos: Meses del año, los días, etc.
  5. A partir de aquí deja volar tu imaginación: Engancha las imágenes que quieras, en laterales, el centro… Usa las pegatinas…
  6. Y si has optado por el calendario de sobremesa, deberás crear una cartulina diferente para cada mes y luego unirlas todas a través de unas anillas
  7. En el blog “Anita y su mundo” incluyen imágenes explicativas que te ayudarán a ponerlo sobre el papel. Te dejamos aquí su artículo.

Cómo entretener a los niños en los trayectos de avión  

,

 

Un viaje con niños puede llegar a ser desesperante. La responsabilidad se multiplica y el descanso se volatiliza, de los niños hay que estar pendientes las 24 horas del día, pero si existe un momento en el reclaman atención constante es durante los trayectos de avión. Los “peques” se aburren y piden que les hagamos caso. Te contamos cómo entretener a los niños en los trayectos de avión.

 

Plan de Vuelo: Imprescindible

 

Como si fuéramos parte de la tripulación es imprescindible trazar un plan de vuelo cuando se viaja con niños, y con plan nos referimos a eso, a la planificación de cómo pasaremos el tiempo que dure el viaje.

 

  1. El primer paso es comprobar la duración del vuelo. Así podremos identificar cuantas horas deberemos entretener a los “peques”.
  2. Dividir el tiempo de vuelo en bloques o etapas. Esto nos ayudará a distribuir mejor el tiempo que estaremos “encerrados” en el avión. Los expertos recomiendan hacerlo en etapas de 15 minutos cada una, durante la que se realizará una actividad previamente planificada. Por ejemplo, en un vuelo de 2 horas tendríamos que preparar 8 actividades distintas. Aunque son muchos que dejan “en blanco” los primeros 15 minutos y los últimos 15, y así aprovechan para que el “peque” se entretenga mirando por la ventanilla para ver cómo despega o aterriza el avión.
  3. Las actividades deben ser entretenidas y con posibilidad de practicarlas en la cabina de un avión teniendo en cuenta que debemos respetar el descanso del resto de pasajeros. Podemos llevar: Cuentos infantiles, cuadernos para colorear o cartas.
  4. DVD portátil. Se trata de un aparato electrónico muy recomendable, ya que así podremos entretenerlos con películas de dibujos animados durante gran parte del vuelo.
  5. Juegos para apps. El teléfono móvil se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo, vamos con él a todas partes, ahora también nos sirve como consola móvil en los viajes en avión.
  6. En algún momento del vuelo, los “peques” se cansarán y querrán echar una cabezadita. Siempre es mejor que se duerman, aunque luego tengan que adaptarse a los cambios horarios.
  7. Snacks saludables. El aburrimiento nos da hambre, les pasa a adultos y pequeños, pero en el caso de los niños debemos apostar por snacks saludables que traigamos de casa, ya que los productos industriales que nos pueden vender en un avión tienen una carga importante de grasas saturadas y azúcares que pueden intranquilizar aún más a los “peques”.

 

El fenómeno de los niños youtubers  

,

Youtube será recordado como uno de los grandes fenómenos sociales del siglo XXI: Ha revolucionado internet y nuestra manera de comunicarnos en la red. Seguramente fue la primera piedra para edificar todo el entramado de redes sociales que existen en la actualidad o que existieron. Un fenómeno que ha permitido el nacimiento de una nueva profesión: La de youtuber, algo que también ha llegado al público más joven. Repasamos el fenómeno de los niños youtubers. ¿Deben ganar dineros los niños haciendo vídeos en Youtube?

 

Los niños prodigio de Youtube

 

El término “niño prodigio” comenzó a utilizarse para referirse a esos niños que a edades muy tempranas alcanzaban la fama y se convertían en fenómenos de masas, casi siempre en disciplinas relacionadas con las artes escénicas: Niños cantores, niños actores y ahora también, niños youtubers.

 

Muchos se llevan las manos a la cabeza con este nuevo fenómeno que arrasa en internet, pero los expertos apuntan que no es nada nuevo: Adultos que, en muchos casos, utilizan a los menores para lucrarse. Es algo que sigue ocurriendo en el cine y en la televisión pero que se ha visto multiplicado por el efecto internet.

 

Los expertos, psicólogos, pedagogos y profesores, reconocen que el manejo de las nuevas tecnologías y el aprendizaje de actividades relacionadas con la edición de vídeo, generación de contenidos y otras cuestiones audiovisuales mejoran las competencias digitales de los más pequeños y pueden ser un punto de encuentro para niños con intereses parecidos. El problema lo encontramos cuando este tipo de vídeos exponen públicamente cuestiones que deberían pertenecer a la intimidad de los menores y cuando se comercializa su imagen y se gana dinero con ello.

 

Los casos más polémicos de niños youtubers

 

Hasta ahora el fenómeno de los niños youtubers se ha dividido entre los que defienden el derecho de las familias de los peques y de los propios niños a exponer contenidos con los que se divierten en el popular canal y aquellos que ven una sobreexposición de la intimidad de los menores con la consecuente rentabilidad económica para los progenitores.

 

La ONG Save the children ha dado un paso más allá y ha denunciado junto al exdefensor del menor de la Comunidad de Madrid, Javier Urra, el canal de Youtube “Las ratitas”, que cuenta con 11 millones de suscriptores y cuyas protagonistas son dos niñas de 6 y 7 años. También el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) ha exigido a la Fiscalía de Barcelona iniciar una investigación sobre el canal en el que las pequeñas promocionan marcas de productos y reproducen estereotipos de género, anuncian maquillajes, cosen, cocinan y juegan con muñecos de bebé.

 

Habrá que esperar para ver si la justicia decide actuar e investigar este canal y si esta decisión podría sentar un precedente y significar el fin del lucro que se practica con los niños youtubers.

Tyrus Wong: El padre de Bambi  

,

Si existe una historia de amor maternal capaz de hacernos saltar las lágrimas y de enternecernos hasta decir basta, esa historia es la de Bambi. La galardonada y más triste película de dibujos animados de Disney tiene detrás a un creador que pocos conocen: Hablamos de Tyrus Wong, en cuyas ilustraciones se inspiró Walt Disney para crear una cinta mítica en la historia del cine de animación. Te contamos quién fue Wong, considerado como el verdadero padre de Bambi.

 

Los orígenes de Wong

 

Wong nació en China y emigró a Estados Unidos junto a su padre cuando tenía 10 años. Una vez en el país americano se establecieron en California y allí acudió al colegio como cualquier niño de su edad, donde enseguida advirtieron sus dotes para el dibujo y consiguió una beca para estudiar en un instituto de arte. De hecho, desde pequeño Wong hacía caligrafía sumergiendo pinceles en agua y pintando sobre periódicos, ya que no se podían permitir comprar papel y tinta. Esto le ayudó a agudizar su ingenio para convertirse después en un artista muy polifacético: pintura, animación, caligrafía, cerámica, diseño gráfico, vajillas…

 

Su primera exposición importante data de 1932, cuando participó junto a Picasso y Henri Matisse en una muestra en el Instituto de Arte de Chicago. Se unió a Disney en 1938 cuando se casó y buscó un trabajo estable.

 

El nacimiento de Bambi

 

Sus pinturas de paisajes recreando escenarios de la novela de Félix Salten en la que se inspira la historia de Bambi, gustaron y mucho, por lo que fue ascendido, aunque de forma extraoficial, a dibujante inspirador. La decepción llegó cuando en los créditos de la película su nombre no aparecía hasta casi el final y como mero artista de fondo.

 

Fue despedido en 1941 tras una huelga de animadores y comenzó a trabajar para otros estudios de Hollywood como la Warner Bros. Al mismo tiempo, compaginó su trabajo en el cine con el diseño de tarjetas para Hallmark o la pintura con aires asiáticos.

 

En sus últimos años se dedicó a crear y diseñar cometas que hacía volar en el muelle de Santa Mónica. Su reconocimiento al trabajo que inspiró los diseños de Bambi no llegaría hasta el final de su vida cuando recibió el título de “leyenda de Disney”. Murió en 2016 a los 106 años.

 

 

 

 

 

Piscinas de bolas: En un mundo cada vez más tecnológico, siguen triunfando  

 

La tecnología avanza a pasos de gigante, vivimos en un mundo hiperconectado y el progreso se mide en base al número de aparatos con los que cuentan los hogares de un país. A pesar de todo, los niños siguen siendo niños por muchos avances tecnológicos que haya y de igual forma que acaban jugando con la caja en la que venía el regalo más caro del último día de Reyes Magos, las piscinas de bolas siguen triunfando entre los más pequeños. Te contamos qué las hace tan atractivas.

 

¿Por qué triunfan las piscinas de bolas?

 

Parece que han estado siempre entre nosotros, pero las piscinas de bolas son un invento moderno, tienen su origen en Estados Unidos en los años 70 y comenzaron como alternativa a las pequeñas piscinas de agua para que los “peques” pudieran disfrutar dentro de casa sin empapar el salón. Se fueron haciendo populares y pasaron al jardín, de un tamaño mayor y con la principal ventaja de que los padres no tenían que estar pendientes porque son seguras. Y finalmente cadenas de restaurantes como Mc Donalds las incorporaron para atraer al público infantil.

 

Las piscinas de bolas triunfan porque regresan a la esencia más primaria de los más pequeños. Según diversos estudios los niños disfrutan jugando con otros niños y la mayoría de las veces no necesitan juguetes, tan solo su imaginación. Por eso una piscina de bolas, que “a priori” puede parecer algo muy sencillo, triunfa tanto.

 

Piscinas de bolas también para adultos

 

Podría parecer que las piscinas de bolas son algo un tanto infantil, pero está demostrado que gustan tanto a grandes como pequeños. En Londres triunfa GlowyMcGlow, una piscina de bolas en una coctelería que causa furor. Una pista de baile con luces LED fluorescentes y llena de bolas transparentes (250.000 para ser exactos) que se vuelven del color deseado.

 

Y en 2017, en Australia, conmemoraron su Día Nacional con un mar gigante de bolas de plástico, 1 millón en concreto. Así que parece que las piscinas de bolas sobrevivirán a los avances tecnológicos y siguen triunfando, entre grande y pequeños.

Historia de la grafología  

,

La grafología se ocupa del análisis y de la interpretación de la escritura. Hemos hablado de ella en multitud de ocasiones en este blog para conocer qué hay detrás de nuestra forma de escribir (si apretamos mucho, el color que elegimos, la inclinación de la letra…). Pero hoy nos vamos a centrar en su historia, cómo surgió, dónde y por qué se tiende al análisis de la escritura entre otras cosas.

 

¿Cuándo nació la grafología?

 

Se estima que el primer texto o estudio sobre grafología data del año 1622 y su autor fue Camilo Baldo, profesor de filosofía de la Universidad de Bolonia. Su obra “Tratado de cómo, de una carta, se conoce la naturaleza y la cualidad del escritor” se considera como la primera mención a la grafología y de cómo el análisis de la letra puede rebelar la personalidad del que escribe.

 

Más adelante otros autores italianos continuaron escribiendo acerca de la relación entre escritura y personalidad, también el filósofo alemán Leibniz y ya en el siglo XVIII se definieron alguno de los principios de la grafología. Pero no fue hasta el siglo XIX cuando el belga Eduardo Hocquart profundizó en esa relación entre escritura y personalidad.

 

Las primeras escuelas grafológicas

 

Alrededor de 1830 se fundó la primera escuela de grafología en Francia. Max Pulver creó la denominada Grafología Simbólica y fundó la Sociedad Grafológica de Neuchatel. También escribió algunas obras como “El simbolismo de la escritura” y “El impulso criminal en la escritura”. De todas maneras, 1871 es una fecha clave para la historia de la grafología, ya que el abad Jean-Hippolyte Michon fundó la Sociedad de Grafología de París, publicó “Los misterios de la escritura” y denominó cómo tal a este estudio de la relación de la escritura y la personalidad utilizando los vocablos graphe que significa escritura y logos que es tratado.

 

De todas maneras, a día de hoy no se han publicado estudios científicos que demuestren que esa relación es real. No se ha podido probar la grafología y por eso se la considera una pseudociencia.

 

La grafología no debe confundirse con la caligrafía forense, una disciplina que se utiliza en criminalística con el propósito de comprar escritos que puedan determinar, por ejemplo, si un documento fue firmado por la persona que se supone que lo hizo. Se suele utilizar en testamentos y notas de suicidio. En estos casos, se analiza la tinta, el papel y el tipo de máquina de escribir.

El auge de la poesía gráfica  

,

Todo regresa, los estilismos, la moda, los elementos decorativos… Y ahora también la poesía, más concretamente la poesía gráfica. Tras décadas de hegemonía indiscutible de la novela como el máximo exponente de los estilos literarios, ha regresado el gusto por los versos, que parece que habían quedado relegados para los más entendidos y muy alejados de la cultura popular. La poesía gráfica ha vuelto para quedarse y sus elementos simbólicos la han convertido ya en una forma de mostrar el trabajo de ilustradores y diseñadores gráficos.

 

¿Qué es la poesía gráfica?

 

También denominada poesía visual, la poesía gráfica es una forma de expresión artística en la que generalmente se combinan palabras e imágenes. Un poema de estas características puede incluir múltiples lenguajes: sonoros, fonéticos, matemáticos…

 

En cuanto al lenguaje exclusivamente escrito se pone en valor la caligrafía, la forma en la que se escriben las palabras que formarán parte del mensaje y era muy habitual, hace algunas décadas la inclusión de los denominados caligramas, que no son más que ilustraciones que se forman con un trazo que a su vez está compuesto de palabras y frases que van formando la figura.

 

La popularidad actual de la poesía gráfica

 

Las redes sociales, internet, en definitiva, han provocado un fenómeno global: personas con intereses comunes logran encontrarse, intereses que no arrastran masas, pero no por ello son minoritarios. Algo que habría sido imposible sin la red de redes que, aunque muchas veces se intenten demonizar, como casi todo en la vida, tiene su parte de luz. Personas discutiendo sobre ortografía en twitter o descubriendo obras de arte de la Edad Media. Pues con la poesía gráfica igual, muchos artistas han utilizado plataformas como Instagram para mostrar sus trabajos y parece que a muchos les interesa este tipo arte, de lenguaje visual o de ilustración escrita.

 

Y como el arte siempre genera controversia y remueve sentimientos, es el medio perfecto para denunciar algunas situaciones actuales. Por eso los hermanos Javier y Juan Gallego han publicado “Como si nunca hubieran sido”, un homenaje a todos aquellos que fallecen en el Mediterráneo intentando llegar a Europa, donde esperaban conseguir una vida mejor o al menos con más oportunidades.

 

A medio camino entre la poesía gráfica y un cómic, los hermanos Gallego plasman una historia triste sobre el papel que nació tras leer un titular en el año 2015 que apuntaba que podrían haber muerto 1.000 personas en el Mediterráneo.

Las curiosidades sobre la historia del bolígrafo y su creador, Ladislao Biro

De punta fina, de tinta líquida, de gel, de colores… Las posibilidades son infinitas y es que en la actualidad podríamos afirmar que hay tantos tipos de bolígrafos como personas dispuestas a escribir. En su día ya hablamos de algunas curiosidades de la historia del bolígrafo (que puedes leer de nuevo aquí) hoy nos centramos en su inventor: Ladislao Biro.

 

La figura multitarea de Ladislao Biro

 

Ladislao Biro nació en Hungría en 1899 y hasta su fallecimiento en 1985 desarrolló un total de 32 inventos, aunque el más famoso, por el que pasaría a los libros de historia fue, sin duda, el bolígrafo. Biro fue un personaje inquieto, con grandes proyectos y multitud de profesiones: Fue periodista, pintor, agente de bolsa, escultor y hasta hipnotizador. Desgranamos algunas de las curiosidades más impactantes que rodean a su figura:

 

  • Concibió el bolígrafo como alternativa a la pluma estilográfica que tantos problemas le daba: se atascaba con facilidad, la tinta se secaba y no siempre estaba lista para empezar a escribir. En definitiva, era poco práctica.
  • La idea se le ocurrió tras observar a unos niños jugando en la calle con una pelota. El balón cruzó un charco y fue dejando a su paso una línea de agua sobre el suelo seco. Fue entonces cuando se le ocurrió que para crear un nuevo artilugio de escritura solo necesitaba instalar una pequeña bolita en el extremo sustituyendo a la punta metálica de la pluma.
  • El prototipo se patentó en 1938 pero Biro no pudo comercializarlo de inmediato.
  • Una visita a Europa del presidente argentino del momento, Agustín, Pedro Justo lo cambió todo. Vio el bolígrafo de Biro y le pareció muy útil, por lo que le dio su tarjeta.
  • Tras comenzar la Segunda Guerra Mundial, el inventor emigró a Argentina y allí comenzó junto a su socio Juan Jorge Meyne, la distribución de su invención.
  • En esos inicios el coste del bolígrafo, al que llamaron esferográfica con el nombre comercial de Birome, era muy alto y acabaron vendiendo la patente a una empresa estadounidense y a otra en Francia.
  • La empresa francesa pertenecía a Marcel Bich, que consiguió adaptarlo de tal forma que rebajó su precio y lo lanzó al mercado bajo el nombre de Bic cristal, con un éxito rotundo.
  • En honor a Biro, Argentina celebra cada 29 de septiembre el Día del Inventor, que coincide con la fecha de nacimiento del creador.
  • Biro era zurdo y antes de inventar el bolígrafo, había ideado una pluma estilográfica para que aquellos que escribían con la mano izquierda, no se mancharan.