Consejos para controlar tus niveles de estrés  

Estrés

A estas alturas del mes de junio muchos estudiantes se encuentran ya terminando sus exámenes y muchos otros justo acaban de finalizar sus pruebas de evaluación. Es una época de estrés, ansiedad y nervios. Te damos algunos consejos para combatir estas sensaciones y sentimientos que dañan tu salud.

 

¿Cómo detectar el estrés?

 

Todas las personas sufren estrés en algún momento de sus vidas, es algo normal y adyacente al ser humano. Significa que nuestro organismo está alerta y preparado ante situaciones que pueden suponer un riesgo, una preocupación… Lo problemático viene cuando este estrés nos impide avanzar y la angustia que genera acaba afectando a nuestra salud, ya sea física o psíquica.

 

Si notas que últimamente te sientes más alterado de lo habitual, preocupado por si suspendes y pensando en qué pasará o con cierta ansiedad por terminar los exámenes lo más probable es que presentes un pico de estrés puntual. Debes estar alerta por si la ansiedad se alarga más allá de la época de exámenes o si empiezas a notar otros síntomas como:

 

  • Comer en exceso para sentirse mejor.
  • Fumar y beber compulsivamente.
  • Dormir demasiado o demasiado poco.

 

5 consejos para controlar tus niveles de estrés

 

  1. Vive en el presente. De nada servirá imaginarse qué ocurriría si sacas menos nota de la que necesitas en selectividad o si terminas suspendiendo. Céntrate en el ahora, estudia para el examen y da lo mejor de ti.
  2. Controla aquello que te estresa. Intenta evitar los puntos gatillo que hacen que te estreses. Evidentemente no podrás evitar evaluarte en un examen, pero sí que puedes prescindir de los pensamientos negativos que te estresan, de tomar más de 2 cafés al día, de las situaciones que te ponen nervios@, etc. Y, sobre todo, acepta que hay muchas cosas que escapan a tu control y no dependen de ti.
  3. Aprende a pedir ayuda y a decir no. A veces acumulamos demasiadas responsabilidades y tareas que no podemos asumir. Si no podemos con todo debemos decirlo.
  4. Evasión y descanso. Es muy importante descansar, dormir 7-8 horas como mínimo para que tu cuerpo esté preparado para asumir el esfuerzo extra que le estás pidiendo en momentos concretos, como puede ser un examen. Además, reserva, aunque sean 20 minutos diarios para dedicártelos a ti: Ver una serie, escuchar música, dar un paseo, ir al gimnasio. Es una franja de tiempo muy pequeña, pero te ayudará a desconectar y recargar las pilas.
  5. Hábitos saludables: Buena alimentación, deporte y descanso para evitar incrementar los niveles de estrés.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *