Dejar de escribir a mano es un gran error

,
gran error

En cada nueva generación de niños y niñas, las tecnologías se implantan a una menor edad. En la actualidad, muchas escuelas dan prioridad a la incorporación de las nuevas tecnologías: eBooks que destierran a los libros, tabletas que hacen olvidarse de los cuadernos, etc. Pero, ¿llegará algún día que el ordenador sustituya el lápiz y los cuadernos por completo? ¿Qué pasará entonces? A continuación, queremos explicar cuáles pueden ser las consecuencias de este gran error sobre el aprendizaje de los más pequeños.

Por que es un gran error no enseñar a los niños a escribir a mano

La lectura y la escritura aportan un sinfín de beneficios a los niños. No es lo mismo escribir a mano que teclear las teclas del ordenador. Si llegara este momento, los niños se estarían perdiendo un montón de beneficios para su aprendizaje. De hecho, el cerebro está más activo cuando se escribe a mano que al teclear en el ordenador. Dejar de escribir a mano es un gran error porque afecta al desarrollo del…

Cerebro

El desarrollo del cerebro de un niño se fundamenta en la forma en la que aprende a escribir. No se parece en nada escribir palabras tecleando en un ordenado que escribiendo las letras a mano con un tipo de caligrafía. Además, este proceso incluye el desarrollo de la parte artística de la persona.

Motricidad fina

La escritura es esencial en el desarrollo de la motricidad fina de los niños. Si no aprendiéramos a escribir a mano, los dedos perderían su utilidad y su agilidad. Tendríamos unas manos torpes.

Habla, memoria y orientación espacial

La caligrafía permite desarrollar los lóbulos frontales del cerebro. Es un área de la corteza frontal del cerebro relacionada directamente con la memoria, el habla, el razonamiento y la resolución de problemas. Al igual que los lóbulos frontales también se activan los lóbulos parietales del cerebro. Éstos están directamente relacionados con el tacto y la orientación espacial.

Comprensión lectora

El hecho de escribir a mano implica esfuerzo y compresión de lo que se esta escribiendo. Cuando escribimos con papel y lápiz, activamos los lóbulos temporales. Son los encargados de relacionar el contenido recibido a corto plazo y relacionarlo con las conclusiones a largo plazo. Además, nos ayuda a reconocer con mayor facilidad las palabras, las formas y los colores.

La caligrafía se personaliza y la ortografía se aprende

Cumplidos los 8 años, la escritura a mano empieza a adoptar su propia personalidad, ya que forma parte de la identidad del niño. Al mismo tiempo, el hecho de escribir nos capacita a ir aprendiendo las normas ortográficas de la escritura e ir implementándolas.

Las ideas fluyen con mucha más facilidad

Cuando escribimos a mano, dejamos tiempo suficiente para que el cerebro se exprese. Con el teclado no dejamos tiempo para recapacitar porque escribimos a una velocidad mayor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *