Lápiz portaminas y lápiz de grafito ¿cuál es mejor?

lápiz portaminas

El lápiz, ya sea lápiz portaminas o de grafito, es el mejor elemento de escritura para aquellos trazos, de escritura o dibujo, susceptibles de ser borrados o modificados. El lápiz se usa mucho para, por ejemplo, subrayar o hacer anotaciones en libros, hacer esbozos, etc. Pero, ¿qué diferencias existen entre el portaminas y el lápiz de grafito? ¿Hay uno mejor que otro o se trata de gustos?

Ventajas y desventajas del portaminas y el lápiz de grafito

Desventajas del lápiz de grafito

La desventaja más obvia del lápiz de grafito es que la punta se va gastando y la línea es cada vez más gruesa. Nos encontramos, por tanto, con un trazo desigual desde el momento en que acabamos de afilar el lápiz a cuando se va gastando. Ello conlleva a que, sí queremos un trazo igual, tengamos que estar continuamente sacando punta.

Además, cuando lo hemos afilado muchas veces y nos queda un trozo pequeño la escritura es prácticamente imposible. Es decir, no podemos aprovechar todo el lápiz y toda la mina.

Ventajas del lápiz de grafito

La mayor ventaja del lápiz de grafito es su precio. Pero también podemos sumar otras como que existe mayor variedad de lápices de grafito, en lo referente, por ejemplo, a dureza y tipos de mina, que de lápices portaminas.

Desventajas del portaminas

En contraposición a lo expuesto en el anterior punto, una de las desventajas que más se le achacan a los lápices portaminas es que su precio es superior al de los lápices de grafito. No obstante, este argumento es, en muchas ocasiones, rebatido por los defensores de los lápices portaminas. Éstos aseguran que el desembolso inicial es mayor, a pesar de que hoy en día existen portaminas muy económicos en el mercado, pero se amortiza rápidamente porque con este sistema sí que se aprovecha la mina entera.

Ventajas del lápiz portaminas

Una de las grandes ventajas de este tipo de lápiz es que su trazo, al contrario que sucede con el lápiz de grafito, es regular.

Por otra parte también debemos considerar que, en muchas ocasiones, son ergonómicos y nos resulta más cómodo escribir con éstos que con uno de madera, que, en muchas ocasiones, se nos pueden incluso llegar a quedar marcados en los dedos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *