Leer y escribir antes de los 6 años, ¿es correcto?

leer y escribir

Cada país tiene su sistema propio de aprendizaje en los niños. Por ejemplo, en Gran Bretaña, los niños comienzan a leer y a escribir a los 5 años. En China empiezan a leer a los 3 y a escribir a los 6. En España esta tarea se desarrolla en preescolar. Frente a todos ellos se encuentra Finlandia. Allí los niños no comienzan a leer y escribir hasta los 7 años. Ante este panorama tan diferente, ¿quién hace lo correcto?

Aprender a leer y escribir antes de los 6 años, ¿por qué?

Muchos niños sienten curiosidad por leer y escribir antes de los 6 años. Algunos lo logran sin gran esfuerzo, pero no es lo normal. La evolución de cada niño es diferente, cada uno va a su ritmo. Además, estos caminos evolutivos diferentes hacen que los niños que aprenden más despacio queden estancados al no poder alcanzar el ritmo de los demás compañeros. En nuestro país la educación es estándar y no individual, lo que propicia a esta desigualdad en el aprendizaje de los más pequeños.

 

Lo más importante no es marcar una edad, sino saber si el niño está preparado para la lectoescritura. Una vez el niño está preparado, se debe fomentar el desarrollo y el estímulo de esas capacidades para adquirir la habilidad tanto de escribir como de leer.

 

La realidad es que, en muchos países, los niños comienzan a leer y a escribir demasiado pronto. Según afirman los expertos pedagogos y profesores la educación temprana de la lectura y la escritura puede ser perjudicial a la larga. Los niños con un aprendizaje informal en edades más tardías, consiguen leer y escribir mejor que aquellos que lo hicieron en edades tempranas.

Consecuencias de forzar al niño a leer y escribir antes de tiempo

Cuando los niños todavía no han adquirido las habilidades motrices necesarias para coger de forma correcta el lápiz o cuando no son capaces de leer sílabas, es que todavía no están preparados para leer y escribir. No son niños que tengan problemas de aprendizaje, sino que todavía están en una fase de descubrimiento de su entorno.

Forzar a un niño a leer y escribir antes de los 6 años puede conducir a lo siguiente:

  • Puede sufrir un rechazo y un bloqueo y se frenaría el aprendizaje natural.
  • Debido a un mal aprendizaje podría cometer más faltas de ortografía en un futuro.
  • Sentimiento de frustración. Si ve que otros niños de la clase son capaces de escribir letras o leer sílabas y él no, puede provocar el efecto contrario a lo que el aprendizaje pretende inculcar.
  • Baja autoestima y sentimiento de inferioridad frente al resto de compañeros.
  • Pérdida de interés por la lectura y la escritura.
  • Desmotivación, tanto por el miedo a no poder hacerlo como por la ansiedad del desafío.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *