Los secretos mejor guardados de Élite

Élite

 

Con solo 2 temporadas en pantalla, Élite se ha convertido en una de las series de culto de la Generación Zeta. Vista con los ojos de adulto puede tomarse como un producto comercial y exclusivamente de entretenimiento que trata la vida de los adolescentes de forma superficial y estereotipada. Lo cierto es que aborda problemas reales de la sociedad actual. No se puede mirar a esta franja de población con los mismos ojos de los años 80 o 90 ahora en 2019. Analizamos la serie y te descubrimos algunos de sus secretos.

 

¿Qué esconde Élite?

 

Sexo adolescente, consumo de drogas, homofobia y abusos; a Élite no le falta ningún tema escabroso por abordar y lo hace huyendo del simple drama juvenil para convertirse en una ecléctica mezcla de géneros que pasan del suspense a la tragedia y el realismo.

 

Todo gira alrededor de la muerte de una alumna del Instituto Las Encinas, uno de los más prestigiosos y frecuentados por niños pijos de la alta sociedad. Un instituto obrero derrumbado y la incorporación de personajes inmigrantes y de clase baja hacen tambalearse el status quo inicial.

 

Élite, un poco de todo, pero única en esencia

 

Se la ha comparado con “13 razones” porque en ambas muere una joven, aunque en “Élite” no se aborda el tema del suicidio, pero giran en torno a un hecho trágico que es el punto de partida para tratar lo que sucedió antes en retrospectiva. La producción de Netflix nos permite ir atando cabos hasta revelarnos quién es el asesino.

 

En la segunda temporada la historia continúa con la incorporación de 3 nuevos personajes que, como el resto, mienten y fingen para mantener su imagen y tienen mucho que esconder.

 

¿Por qué es un éxito?

 

Las nuevas plataformas audiovisuales de las que ya hablamos en este artículo han cambiado la forma en la que consumimos series y películas. Los jóvenes los que más. No nos importa leer subtítulos, ver VOSE o disfrutar de series alejadas del patrón prototípico español: Llegar a todos los públicos algo que solo necesitan las cadenas generalistas. HBO y Netflix se centran, en este caso en los adolescentes, porque es una serie en la que no toman partido ni padres, ni profesores, ni otros adultos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *