El método del bolígrafo verde para promover el refuerzo positivo

,
método del bolígrafo verde

¿Ya conoces el método del bolígrafo verde? Este método se centra en remarcar los aciertos para fortalecer la autoestima de los niños y motivarlos a repetir conductas positivas. La educación de los niños es clave para el desarrollo de su personalidad y para la felicidad que se construye durante toda la vida. Bien es cierto que este trabajo corresponde a los padres o tutores, los educadores también cumplen un rol importante en el ámbito académico.

 

A continuación, te explicamos cómo funciona el método del bolígrafo verde y cómo debes aplicarlo para motivar a los más pequeños de la casa.

En qué consiste el método del bolígrafo verde

Esta técnica consiste en destacar los aciertos en lugar de priorizar los errores. Se consigue el refuerzo positivo de las actitudes y comportamientos del niño a la hora de resolver correctamente los problemas. El método del bolígrafo verde sirve para inculcar un sentido de autoestima y confianza en el niño, a la vez que le permite desarrollar una cultura del esfuerzo para conseguir sus propias metas. Su rendimiento académico será positivo y buscará la repetición de esta conducta premiada por la satisfacción personal de recibir un elogio.

Qué implica esta técnica de aprendizaje

Esta técnica implica remarcar los aciertos con un bolígrafo verde. También se deben evitar los tachones o círculos rojos. El color verde siempre se ha asociado con la estabilidad y el equilibro, propiciando un entorno favorable para educar a un niño. La motivación del niño cambiará porque intentará imitar y mejorar lo destacado positivamente, dejando de lado lo que hizo mal. Esta forma de valorar su trabajo, se centra más en la generación de confianza que en el color específico en sí. Con todo esto, los colores verde, lila o violeta se identifican con transmisores de calma.

Cuáles son sus beneficios en el aprendizaje del niño

La principal ventaja de utilizar el bolígrafo verde es la motivación. La enseñanza positiva basada en la motivación y en los refuerzos positivos hacen que el niño avance de forma más deprisa en el aprendizaje. Pero no son sólo esos beneficios. A continuación, otras claves importantes de esta técnica:

  • El niño recordará la respuesta correcta con más facilidad. La mente retiene automáticamente lo que ve subrayado o señalado de un color diferente. Si capta lo subrayado con rojo, sólo recordará los errores. En cambio, el verde que son los aciertos, recordará cómo debe hacerlo bien.
  • Se insistirá en repetir aciertos y no en evitar errores. Es decir, en seguir en el camino positivo.
  • No dar tanta importancia a los errores y sí centrarse en los aciertos. Así podremos evitar esa sensación de frustración e insatisfacción por los errores cometidos.
  • El refuerzo positivo siempre es un incentivo excelente y poderoso para el niño.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *