¿Por qué los niños ven 100 veces la misma película?

la misma película

La frase que, probablemente, más se ha repetido en un entorno familiar con niños es: “¿No te cansas de ver la misma película tantas veces?”. Sobre todo, la dices cuando encuentras a tus hijos obnubilados enfrente del televisor mirando por enésima vez las escenas que ya debe tener memorizadas.

Sin embargo, disfrutan viendo la misma película o dibujo animado día tras día. Es curioso observar como se mantienen concentrados como si fuera la primera vez que ven la película. A pesar de que hayan memorizado escenas y diálogos, parece que no se aburren. A continuación, desgranamos las razones por las que los niños ven repetidamente la misma película.

No entienden por completo la película la primera vez

Aunque la velocidad de las películas infantiles es más pausada que las de adultos, lo cierto es que ocurren muchas cosas: intervienen muchos personajes, hay conversaciones, se despliegan emociones y reacciones, etc. Es normal que, con tantas cosas que suceden en la pantalla, los niños se pierdan varios detalles.

Es decir, la capacidad de atención y procesamiento cognitivo en los niños pequeños es todavía limitado. No puede seguir el ritmo frenético de todas las acciones de la película. Obviamente, eso añade dificultad para la comprensión de lo que está ocurriendo. Por este motivo visualizan la misma película repetidamente, para captar nuevos detalles que antes no habían percibido. A medida que se familiariza con la historia y los personales, le resulta de más fácil comprensión. Como no ha de realizar tanto esfuerzo cognitivo, puede disfrutar mucho más lo que ocurre.

La repetición les hace sentir en un mundo más seguro

Otra razón importante es porque disfrutan de la repetición. La repetición ofrece a los niños la sensación de que el mundo es un lugar seguro. Cuando los más pequeños pueden predecir lo que ocurrirá acto seguido, se sienten con más confianza y poder. Saber que pueden dominar un trozo de ese mundo caótico les reporta confianza y estabilidad emocional. Pensemos que muchas de las cosas que experimentan son nuevas y su cerebro se ve bombardeado de mucha información que, en muchos casos, puede ser abrumadora.

Les estimula el pensamiento

El hecho de mirar una y otra vez la misma película, les hace predecir de forma involuntaria lo que va a ocurrir. Esto les ayuda a desarrollar su pensamiento lógico y a comprender las relaciones causa/efecto. La repetición es una de las mejores maneras para adquirir nuevas habilidades. El mismo hecho se contempla en la lectura. ¡Cuántas veces los padres han leído una y otra vez los mismos cuentos! Consiguen entender mejor la historia, desarrollar la memoria y adquirir vocabulario.

En resumidas cuentas, cuando tu hijo quiera volver a ver la misma película una y otra vez, simplemente permíteselo. Es parte de su aprendizaje.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *