Peligros de chupar o morder bolígrafos

Peligros de chupar o morder bolígrafos

¿Cuántas veces te has sorprendido a ti mismo con un bolígrafo en la boca? Es común que mientras leemos o pensamos el bolígrafo acabe en contacto con nuestros labios o y/o dientes. Y la pregunta es: ¿entraña algún peligro para la salud?¿Cuáles son los verdaderos peligros de chupar o morder bolígrafos?

Peligros de chupar o morder bolígrafos desde el punto de vista microbiológico

Según una entrevista concedida al diario ABC por Víctor Jiménez, Profesor de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid, cualquier objeto que nos llevemos a la boca puede ser peligroso.

Tenemos que tener en cuenta que cada vez que dos personas se dan un beso en la boca están compartiendo 700 especies de bacterias que pueden vivir en nuestra boca. Son, por tanto, muchos más los que hay en un bolígrafo que, en muchos casos, pasa de mano en mano.

También podemos pensar, a priori, que puede ser un factor de riesgo que se caiga al suelo. Pero, según Jiménez, tampoco es determinante porque para que se produzca una infección pueden ser necesarias seis bacterias o 4.000 porque todo depende del microorganismo.

De hecho se considera que en el cuerpo humano hay más bacterias que células humanas. Y la proporción se establece en diez a uno. Cabe destacar que la función de estas bacterias es crucial en procesos como la digestión, la inmunidad y el crecimiento.

Anabel López, profesora de Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid, declaraba al mismo periódico que es muy difícil que se produzca una infección chupando un bolígrafo porque en éste es muy probable que encontremos las mismas bacterias que hay en nuestra piel. Al hilo de esta afirmación, la profesora también destaca que el exceso de medidas de higiene puede ser una de las causas de que cada vez hay más alergias.

Peligros de chupar o morder bolígrafos desde el punto de vista de los componentes del bolígrafo

Los fabricantes de bolígrafos y rollers siguen medidas para evitar el peligro de asfixia y reducir la toxicidad. En este sentido, tanto la tinta como los plásticos están hechos siguiendo la normativa EN 713. Ésta limita la cantidad de metales y otras sustancias peligrosas que podrían ser perjudiciales para el cuerpo si se chupa o muerde un bolígrafo.

También hay otra normativa, esta conocida como UNE 11540, que tiene el objetivo de limitar el peligro se asfixia en caso de ingerir un capuchón accidentalmente. Para limitarlo lo que se hace es perforar un extremo o no exceder un diámetro que se considera de peligro.

Otros peligros de chupar o morder bolígrafos

Cuando nos referimos a los peligros de morder bolígrafos no debemos pasar por alto que, al tratarse de una superficie dura no pensada para ser mordida, puede ser ampliamente perjudicial para nuestra dentadura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *