Roller o bolígrafo: ¿Tú de qué eres?

Roller o bolígrafo

 

El uso del bolígrafo está tan popularizado que es imposible imaginarnos un mundo sin este pequeño artilugio que nos facilita la vida en todos los aspectos. Pero te sorprenderá saber que el denominado “boli” no tiene ni un siglo de vida. Lo inventó Ladislao Biró en los años 30 del siglo XX y ya te lo explicamos en este artículo. Tras casi 100 años de vida han surgido miles de modelos y técnicas que han permitido mejorar su uso, ¿sabías que no todos los bolígrafos son iguales en cuanto a funcionamiento?

 

Los bolígrafos más utilizados: ¿Tú de cuál eres?

 

En este artículo ya te explicamos las características de todos los tipos de bolígrafos que existen en el mercado y cómo se adaptan según tu tipo de escritura. Pero ¿tú de cual eres? Muchas veces hacemos caso omiso a la comodidad o la función que tendrá el bolígrafo que utilizaremos en concreto y nos basamos en otros criterios muchas veces sin fundamentar: Porque nos gusta un modelo en concreto y ya.

 

De todas maneras, la mayoría de la población se suele decantar por dos tipos de modelos de bolígrafos en concreto:

 

  • Rollers: Aseguran una buena calidad en la escritura ya que permite adaptar una caligrafía parecida a la estar utilizando una pluma, Tienen una bola rodante que no se en gancha en el papel y es mucho más fácil de utilizar que una estilográfica. Dentro del universo roller existen 2 variantes:
    • De tinta líquida. Para los que ejercen mucha presión sobre el papel o para calcar documentos.
    • De tinta gel. Incluye, sobre todo, bolígrafos con colores metalizados y brillantes.
  • Bolígrafo de tinta de aceite: Son los más populares y los más económicos también, Duran mucho más que un roller y aportan mucha facilidad a la hora de escribir. Otro aspecto positivo es que no manchan ni emborronan el papel porque su secado es muy rápido y eficaz.

 

Y tú, ¿qué tipo de bolígrafo utilizas para escribir? Roller, de tinta de aceite, las estilográficas…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *