Entradas

El teórico de conducir es uno de los momentos importantes de la vida y los nervios suelen estar presentes. Ten en cuenta estos trucos para aprobar la teórica del carnet de conducir.

Solo es un examen

Mucha gente piensa que puede aprobar la teórica del carnet de conducir con los conocimientos que y atiene. Si bien es cierto que muchas preguntas se pueden responder a través del sentido común, hay muchos detalles técnicos que, si no quieres exceder los tres fallos permitidos, se tienen que estudiar. No se trata ni de ponerse muy nervioso ni de tomárselo a la tremenda. Simplemente hay que ser responsable y consecuente.

Las clases presenciales son un must

Hay mucha gente que, por diferentes motivos, decide estudiar por su cuenta. Si eres una persona disciplinada, te lo puedes sacar sin mucho problema. Pero la recomendación de los expertos es acudir siempre que puedas a las clases presenciales que oferte tu autoescuela para entender bien el contenido a aprender. Aunque no puedas ir a muchas, seguro que te serán de gran utilidad y te facilitan mucho el estudio.

Muchos test, la clave

Seguro que lo has oído mil veces. Y es que es así, la mejor preparación para el examen teórico es que estés continuamente examinando tus conocimientos. En la página web de la autoescuela o en una página de test y haz todos los exámenes que puedas. Teniendo en cuenta que la DGT tiene una base de unas 15.000 preguntas, es importante que antes de ir al examen hayas visto muchas preguntas.

Lee bien las preguntas y repasa

El examen teórico no es cuestión de azar, siempre hay una o varias respuestas correctas y está pensado para confundirte. Leerte muy bien las preguntas son fundamental.
Una vez contestadas todas las preguntas, repasar es una buena opción. Repasar no significa mirar todas las preguntas para corroborar que están bien contestadas, sino comprobar que se ha marcado la respuesta correcta en la hoja de respuestas. Es más, rectificar las respuestas, a no ser que se tenga realmente claro que es un error, no suele ser una buena idea.

Seguro que más de una vez has oído aquello de que “lo que mal empieza, mal acaba”. El refranero popular acostumbra a ser certero y es por ello por lo que creemos muy importante tener una serie de herramientas y consejos que nos ayuden a empezar el curso con buen pie. Hacerlo mal podría pasarnos factura bastante tiempo.

A continuación, damos una serie de “tips” para que el inicio de curso sea más llevadero para todos.

Consejos para empezar el curso con buen pie

Hazte con un buen sitio

El sitio en el que nos sentamos va a determinar mucho algunos factores esenciales para el aprendizaje en el aula. Es verdad que existen algunos estigmas respecto a donde nos sentamos. Se acostumbra a considerar que los de la última fila son os “malos” y los de las primeras, los “empollones”. Estas consideraciones no son en balde ya que las personas que están en primera fila pueden prestar mayor atención y obtener mejor rendimiento.

Pero en este punto también es importante, además de la ubicación, tener en cuenta de quién nos rodeamos. Tener un entorno propicio es básico tanto para la atención como para los trabajos grupales que pueden surgir.

Presta especial atención los primeros días

Es normal que los primeros días estemos algo más despistados y nos cueste más entender las cosas. Ante esta situación es muy importante preguntar y, en caso de que sea necesario, hablar con el profesor y pedir material complementario que nos permita seguir la clase sin perdernos.

Constancia

Los primeros días acostumbramos a tener la agenda muy vacía. Pero debemos tener en cuenta que muy pronto se va a llenar y tenemos que estar alerta para mantenernos al día y que no nos pille el toro. Si vas haciendo las tareas al día evitarás el efecto bola de nieve.

Actitud positiva

Como en todo en la vida, la actitud es esencial para iniciar el curso con buen pie. Una buena actitud es, en la línea que apuntábamos en uno de los puntos anteriores, sentarse cerca del profesor para poder sacar el máximo provecho de las clases. Y, inevitablemente, tener una actitud abierta hacia los conocimientos que se nos quieren transmitir.

En la era digital en la que vivimos, la tecnología está al alcance tanto de mayores como de los más pequeños de la casa. Por este motivo, la combinación entre la enseñanza más tradicional con la implementación de las nuevas tecnologías puede ser un punto positivo en el desarrollo de los más pequeños. Las siguientes Apps gratuitas pueden ser el apoyo definitivo en el aprendizaje de la escritura, para que aprendan a trazar perfectamente las curvas de las vocales y consonantes.

Estas Apps gratuitas se pueden encontrar en Google Play y son para los dispositivos Android. En una tableta funcionarían mejor ya que la pantalla grande permite un trabajo más fino, pero pueden usarse bien en cualquier Smartphone.

Apps gratuitas para el aprendizaje de los más pequeños

 

ABCs Tracing Cursive Letters

Gracias a esta app los más pequeños de la casa emprenderán la aventura de trazar curvas para mejorar su letra cursiva. En los ficheros de la app encontrarás todas las letras del abecedario, al igual que sus versiones minúsculas y mayúsculas. El diseño general de esta app es un tanto genérica, pero lo importante es que conserva lo esencial: cómo enseñar a tu niño y entrenarlo para que se acostumbre a escribir de una manera clara. ¿No te parece genial esta idea?

Baby Learns ABCs

Esta aplicación desprende color y entretenimiento asegurado. El protagonista que acompaña al pequeño es un oso panda con un moño rojo en su cabeza, que les enseña de una manera distraída y como si de un juego se tratase, a iniciarse en el mundo del abecedario. Gracias al uso de colores brillantes y de animaciones, el niño podrá desarrollar sus habilidades cognitivas de una mejor manera. Además, no todo es aprender y estudiar. Baby Learns ABCs cuenta con un listado de minijuegos y canciones que enseñarán a tu hijo a escribir, a coger el lápiz, diferenciar los colores, las formas y los animales, entre muchas otras cosas.

Kid Mode: Free Fun Kid Games

Esta aplicación se presenta como una de las más geniales para los niños de todas las edades. Encontraremos juegos para aprender a escribir tanto cursiva como en mayúsculas. Además, la complementan un conjunto de actividades para dibujar, pintar y colorear, así como una fascinante biblioteca de cuentos para leer y aprender a distinguir todo tipo de formas y colores.

Si sigues pensando que pasar tiempo de calidad con los pequeños de la casa significa prestarle el smartphone o la Tablet para que jueguen a Angry Birds, es que no conocías las Apps gratuitas que te hemos mostrado. Descárgatelas y entretenlos mientras aprenden cosas que le serán muy útiles para su desarrollo.

Cada país tiene su sistema propio de aprendizaje en los niños. Por ejemplo, en Gran Bretaña, los niños comienzan a leer y a escribir a los 5 años. En China empiezan a leer a los 3 y a escribir a los 6. En España esta tarea se desarrolla en preescolar. Frente a todos ellos se encuentra Finlandia. Allí los niños no comienzan a leer y escribir hasta los 7 años. Ante este panorama tan diferente, ¿quién hace lo correcto?

Aprender a leer y escribir antes de los 6 años, ¿por qué?

Muchos niños sienten curiosidad por leer y escribir antes de los 6 años. Algunos lo logran sin gran esfuerzo, pero no es lo normal. La evolución de cada niño es diferente, cada uno va a su ritmo. Además, estos caminos evolutivos diferentes hacen que los niños que aprenden más despacio queden estancados al no poder alcanzar el ritmo de los demás compañeros. En nuestro país la educación es estándar y no individual, lo que propicia a esta desigualdad en el aprendizaje de los más pequeños.

 

Lo más importante no es marcar una edad, sino saber si el niño está preparado para la lectoescritura. Una vez el niño está preparado, se debe fomentar el desarrollo y el estímulo de esas capacidades para adquirir la habilidad tanto de escribir como de leer.

 

La realidad es que, en muchos países, los niños comienzan a leer y a escribir demasiado pronto. Según afirman los expertos pedagogos y profesores la educación temprana de la lectura y la escritura puede ser perjudicial a la larga. Los niños con un aprendizaje informal en edades más tardías, consiguen leer y escribir mejor que aquellos que lo hicieron en edades tempranas.

Consecuencias de forzar al niño a leer y escribir antes de tiempo

Cuando los niños todavía no han adquirido las habilidades motrices necesarias para coger de forma correcta el lápiz o cuando no son capaces de leer sílabas, es que todavía no están preparados para leer y escribir. No son niños que tengan problemas de aprendizaje, sino que todavía están en una fase de descubrimiento de su entorno.

Forzar a un niño a leer y escribir antes de los 6 años puede conducir a lo siguiente:

  • Puede sufrir un rechazo y un bloqueo y se frenaría el aprendizaje natural.
  • Debido a un mal aprendizaje podría cometer más faltas de ortografía en un futuro.
  • Sentimiento de frustración. Si ve que otros niños de la clase son capaces de escribir letras o leer sílabas y él no, puede provocar el efecto contrario a lo que el aprendizaje pretende inculcar.
  • Baja autoestima y sentimiento de inferioridad frente al resto de compañeros.
  • Pérdida de interés por la lectura y la escritura.
  • Desmotivación, tanto por el miedo a no poder hacerlo como por la ansiedad del desafío.

La incidencia de la dislexia en el aprendizaje en edades escolares es un factor clave en el alto número de fracaso escolar. Cerca del 10% de la población escolar padece de este problema, lo que supone un porcentaje elevado en el global de la población. Todo lo que altere el ritmo natural en el proceso de aprendizaje, debe ser observado. Y, en caso de ser necesario, se han de proporcionar ayudas para conseguir éxito en el proceso de madurez de los pequeños.

La dislexia conduce al fracaso escolar

Cuando existe un trastorno en el aprendizaje observamos que hay una alteración significativa en las áreas de lectura, cálculo o expresión escrita.

La dislexia es un trastorno en el aprendizaje de la lectura de carácter persistente y específico, que tiene un origen neurobiológico y otros factores genéticos heredados. Pero no solo la lectura nos desvela que algo va mal. La escritura, la ortografía y la expresión también son factores que nos pueden dar señales de que algo no evoluciona correctamente.

Además, no hay dos personas con dislexia idénticas. Cada persona es un mundo diferente. Crece y se desarrolla a su ritmo, es personal y único. Lo mismo que las circunstancias sociales y afectivas en las que cada uno crece.

Recomendaciones para detectar el fracaso escolar

El sistema educativo actual tiene técnicas especiales para detectar el fracaso escolar y propiciar la precisión y comprensión del código escrito en edades escolares:

  1. Descartar problemas de tipo visual y auditivo, como otorrino, oftalmólogo y optometría. También descartar los de tipo deficiencia intelectual, aprendizajes previos inadecuados, etc. cuando aparece la duda de una posible dislexia.
  2. Sobre todo en el segundo ciclo de Educación Infantil, padres y profesores deben estar atentos a la evolución de los niños y niñas. Nunca se debe forzar a la lectura o a la escritura si no se observa un desarrollo maduro del niño. Por este motivo, hay que estar atento a la psicomotricidad gruesa y fina, el ritmo, la coordinación motora con su cuerpo, entre otros. Gracias al control de estas aptitudes, se podrá tener éxito en los aprendizajes instrumentales: lectura mecánica y comprensiva, escritura con corrección ortográfica y expresiva, cálculo, razonamiento lógico, resolución de problemas, etc.

Cuándo detectar las dificultades y evitar el fracaso escolar

La detección de cualquier tipo de trastorno del lenguaje debe hacerse cuanto antes. Primordial hacer una adecuada evaluación, un diagnóstico y elaborar un plan efectivo de ayuda y recuperación. Generalmente, tres aptitudes definen la pérdida de atención de los niños en edades escolares: el sobreesfuerzo que tienen que realizar los más pequeños para compensar el retraso en el aprendizaje, el cansancio y la fatiga.

Si se detectan y corrigen estas aptitudes en la Educación Infantil, seguramente el desarrollo en los ciclos siguientes, Educación Primaria y Secundaria, será satisfactorio. Los niños no se sentirán inferiores a los compañeros, ni se dañará su autoestima. El correcto desarrollo del aprendizaje de la lectoescritura permite que no se caiga en el fracaso escolar.

En cada nueva generación de niños y niñas, las tecnologías se implantan a una menor edad. En la actualidad, muchas escuelas dan prioridad a la incorporación de las nuevas tecnologías: eBooks que destierran a los libros, tabletas que hacen olvidarse de los cuadernos, etc. Pero, ¿llegará algún día que el ordenador sustituya el lápiz y los cuadernos por completo? ¿Qué pasará entonces? A continuación, queremos explicar cuáles pueden ser las consecuencias de este gran error sobre el aprendizaje de los más pequeños.

Por que es un gran error no enseñar a los niños a escribir a mano

La lectura y la escritura aportan un sinfín de beneficios a los niños. No es lo mismo escribir a mano que teclear las teclas del ordenador. Si llegara este momento, los niños se estarían perdiendo un montón de beneficios para su aprendizaje. De hecho, el cerebro está más activo cuando se escribe a mano que al teclear en el ordenador. Dejar de escribir a mano es un gran error porque afecta al desarrollo del…

Cerebro

El desarrollo del cerebro de un niño se fundamenta en la forma en la que aprende a escribir. No se parece en nada escribir palabras tecleando en un ordenado que escribiendo las letras a mano con un tipo de caligrafía. Además, este proceso incluye el desarrollo de la parte artística de la persona.

Motricidad fina

La escritura es esencial en el desarrollo de la motricidad fina de los niños. Si no aprendiéramos a escribir a mano, los dedos perderían su utilidad y su agilidad. Tendríamos unas manos torpes.

Habla, memoria y orientación espacial

La caligrafía permite desarrollar los lóbulos frontales del cerebro. Es un área de la corteza frontal del cerebro relacionada directamente con la memoria, el habla, el razonamiento y la resolución de problemas. Al igual que los lóbulos frontales también se activan los lóbulos parietales del cerebro. Éstos están directamente relacionados con el tacto y la orientación espacial.

Comprensión lectora

El hecho de escribir a mano implica esfuerzo y compresión de lo que se esta escribiendo. Cuando escribimos con papel y lápiz, activamos los lóbulos temporales. Son los encargados de relacionar el contenido recibido a corto plazo y relacionarlo con las conclusiones a largo plazo. Además, nos ayuda a reconocer con mayor facilidad las palabras, las formas y los colores.

La caligrafía se personaliza y la ortografía se aprende

Cumplidos los 8 años, la escritura a mano empieza a adoptar su propia personalidad, ya que forma parte de la identidad del niño. Al mismo tiempo, el hecho de escribir nos capacita a ir aprendiendo las normas ortográficas de la escritura e ir implementándolas.

Las ideas fluyen con mucha más facilidad

Cuando escribimos a mano, dejamos tiempo suficiente para que el cerebro se exprese. Con el teclado no dejamos tiempo para recapacitar porque escribimos a una velocidad mayor.

Es común encontrar en las aulas de nuestras escuelas niños y niñas que tienen dificultades con la ortografía. Sobre todo en la transcripción de los fonemas, es decir, en los sonidos de las letras que utilizamos para hablar. Este trastorno frecuente en el lenguaje escrito es la disortografía y viene asociado a muchos otros trastornos del aprendizaje como la dislexia o la dislalia.

Qué es la disortografía

La disortografía es el conjunto de errores sistemáticos y reiterados en la escritura y ortografía. Esto puede llevar a una escritura ininteligible, pero no afecta ni a la lectura ni a la comprensión lectora. En sí misma, la disortografía afecta al contenido y a la composición de las palabras escritas. A los niños les resulta difícil asociar la escritura con las normas ortográficas, por eso tienen problemas para reconocer, comprender y reproducir los símbolos escritos.

Posibles causas de la disortografía

Las principales causas reconocidas de esta disfunción en la escritura son:

  • Capacidad intelectual
  • Inmadurez
  • Problemas perceptivos de visión y audición
  • De lenguaje como la mala pronunciación y dislalias
  • Pedagógicas porque los métodos pueden ser inadecuados para el aprendizaje de la lectoescritura y ortografía
  • Psicológica

Alteraciones ortográficas producidas por la disortografía

Dentro de este trastorno en el lenguaje escrito podemos observar algunas de las dificultades o alteraciones siguientes:

Referente a la ortografía natural encontramos las siguientes discriminaciones:

  • Auditiva: ñ/ll, c/t, entre otros
  • Visual: p/q, b/d, m/n, a/o
  • Temporal: invertir el orden de las palabras como sopa/paso, puede/debe, etc.
  • En la ordenación de los elementos: se puede producir la unión/separación de las palabras y/o fragmentación como, por ejemplo, mesiento en ferma, misamigos setan aki, etc.

En cuanto a la ortografía reglada podemos encontrar el uso indistinto entre:

  • b/v
  • g/j
  • Con h/sin h
  • Uso de los acentos
  • Sufijos verbales
  • Uso de los signos de puntuación

A partir de los 8 años los niños suelen tener un buen conocimiento del lenguaje escrito, así como de los procesos básicos de la ortografía. Cabe destacar que, durante este proceso de aprendizaje, pueden aparecer disortografías y dislalias. Estos errores se pueden corregir con facilidad aplicando un refuerzo adecuado.

Diagnóstico y tratamiento

Existen una serie de test muy específicos para el diagnóstico de la disortografía. También ayudan a detectar su causa. Esta disfunción del lenguaje escrito puede ser un síntoma de otro tipo de trastorno como el de lateralidad. También los factores emocionales pueden ser causa de este trastorno. En todos los casos, es un problema que tiene solución. Solamente se requiere un diagnostico exacto para poder evitar el fracaso escolar y las repercusiones psicológicas que pueden derivarse.

Inmersos en el actual presente tecnológico, el teclado se ha convertido en el reemplazo del lápiz y el papel. Sin embargo, el tiempo invertido en el aprendizaje de la escritura a mano durante los primeros años, tiene valor de futuro. Saber escribir bien ayudará en el desarrollo académico de los más pequeños. A continuación, explicamos la importancia de la caligrafía en edades tempranas. No sólo sirve para aprender a escribir, sino que también es una herramienta para el desarrollo motriz del pequeño.

Proceso circular: de la mano a la mente

La importancia de la caligrafía es incuestionable. Es un complemento imprescindible en la integración de procesos y sistemas para el aprendizaje: el procesamiento del habla y lenguaje, sistema auditivo, sistema de motricidad fina y percepción visual. El hecho de escribir a mano ayuda en el reconocimiento visual y aprendizaje de las letras. Los niños que practican la escritura a mano muestran mayor actividad cerebral que los que utilizan teclado. La experiencia de escribir manualmente permite que los niños reconozcan las propiedades de las letras, lo cual contribuye en el desarrollo de una buena comprensión lectora.

La importancia de la caligrafía. Desarrollo de la motricidad fina

En edades entre los 4 o 5 años, cuando comienzan a demostrar interés en la escritura, es importante que los educadores centren esfuerzos en estos dos aspectos:

1. Cómo agarrar el lápiz correctamente

Si en vez de sujetar el lápiz con los dedos pulgar, índice y corazón, empuñan el lápiz, es síntoma que deben realizar rutinas diarias para el desarrollo de la motricidad fina. Los adultos solo pensamos en que nuestros niños escriban dentro de las líneas que son guías en el aprendizaje de la escritura. Sin embargo, cada etapa de desarrollo tiene su proceso además de las habilidades personales de cada niño. Este mismo problema puede suceder con los niños que aún no conocen cuál es su mano dominante. Nunca se debe forzar el uso de una u otra mano, ya que esto dificultará su aprendizaje y le provocará una experiencia negativa.

2. Cómo se forman las letras

Este concepto se refiere al lugar donde se inician los trazos de los números o de las letras. También se refiere al número de trazos requeridos para escribirlos. El proceso de escritura sigue, generalmente, una misma dirección: de arriba hacia abajo. Además, deben escribirse con la menor cantidad de trazos. El aprendizaje de la caligrafía en estas edades tempranas puede ayudar a que en el futuro no aparezcan problemas. Por ejemplo, el tiempo de entrega de actividades o evaluaciones escritas. Con el tiempo, puede causar desmotivación o desinterés hacia la escritura y el aprendizaje.

La motivación es clave para su desarrollo

Muchas veces el aprendizaje conlleva a la frustración. Se pueden negar a hacer las actividades o a demostrar menos esfuerzo, sobre todo si se ven obligados a hacerlo. Para el desarrollo de una buena escritura es imprescindible, como comentábamos anteriormente, tener un buen agarre del lápiz y manejo de la velocidad de trazo. Por lo tanto, se recomienda en los primeros pasos de la enseñanza de la escritura tener paciencia. Además, es importante celebrar sus logros y sus progresos.

La escritura en espejo hace referencia a las personas que escriben las letras o números igual que si se reflejaran en un espejo. Este fenómeno suele darse más entre las personas zurdas y en los idiomas que se escriben de derecha a izquierda. Aunque muchos padres se alarman, este es un fenómeno normal entre los pequeños que están comenzando con la lectoescritura.

Qué es la escritura en espejo. Causas

Este error en la escritura se produce cuando los niños escriben algunos números o letras al revés, es decir, en posición contraria a la correcta. En edades comprendidas entre los 5 y los 7 años, algunos niños tienen dificultades para percibir estas simetrías. Cuando escriben suelen girar las letras de forma aislada. No perciben correctamente las diferencias entre una y otra.

Razones de la escritura en espejo en un niño

  • Empieza a escribir los números y todavía no tiene la imagen de los mismos fijada.
  • En estas edades tempranas el desarrollo perceptivo se encuentra en proceso. No percibe con claridad si un número está orientado hacia la derecha o hacia la izquierda.
  • Está en desarrollo el proceso de adquisición del esquema corporal y del dominio de su lateralidad. Por lo tanto, aun no concibe de manera clara la orientación espacial de la escritura.
  • Alguna vez puede ser premonitorio de problemas más graves.
  • También puede ser debido a la falta de atención, baja discriminación visual, etc.

Motivos principales por los que se produce la escritura en espejo

Problemas de lateralidad. En edades tempranas se pasa por un periodo importante, ya que es cuando los más pequeños muestran su preferencia por el uso de una mano u la otra. En muchas ocasiones muestran una lateralidad cruzada o una lateralidad zurda. Centrándonos en las personas zurdas, la dirección más natural para escribir sería de derecha a izquierda. Es justo al contrario de las personas con lateralidad derecha y del sistema de escritura. Por este motivo, no es de extrañar que los pequeños pasen un periodo de entrenamiento para asumir la dirección correcta en su escritura.

Problemas de la percepción visual. En el proceso de aprendizaje de la lectoescritura, el sistema visual del niño debe ser suficientemente avanzado para poder percibir las simetrías entre letras. Además, debe haber desarrollado un sistema básico de orientación espacial. Si su desarrollo espacial es correcto, comprenderá las simetrías entre pares de letras complejos: “b-d” con cambios a derecha e izquierda o las letras “b-p” con cambios arriba y abajo.

Podemos concluir diciendo que la escritura en espejo no se presenta siempre en todos los niños ni de forma sistemática. Es una fase normal en el aprendizaje de la lectoescritura. Por ello, algunos necesitan de un poco de ayuda extra para solucionar rápidamente estos errores.

Actividades para ayudar a los niños con esta dificultad en la escritura

Las actividades siguientes van a ayudar a que los alumnos con escritura en espejo puedan superar esta dificultad:

  1. Ejercicios no gráficos: actividades de relajación, de psicomotricidad, de percepción visual, coordinación viso-motora, orientación espacio-temporal, atención, entre muchas otras.
  2. Ejercicios gráficos: actividades donde se realizen trazos rectos, curvos, líneas quebradas, onduladas, bucles grandes y pequeños, giros con desplazamiento hacia la derecha, realización de dibujos, etc.

La escritura es un proceso que se inicia desde edades muy tempranas. Concretamente esta etapa comienza en la edad preescolar. El vocabulario se amplía considerablemente y comienzan a entender que los símbolos tienen un significado completo. Pero introducir a los niños en esta nueva aventura es todo un reto. Por eso, para iniciar a los niños en la escritura, hay que asegurarse que tenga el deseo y la motivación suficiente de aprender. Además, sin las habilidades motrices desarrollas es muy difícil que aprenda la escritura.

Cómo iniciar a los niños en la escritura en casa

A continuación, os dejamos con unos consejos muy útiles para que el aprendizaje de vuestros hijos también pueda desarrollarse en al ámbito del hogar. Coge nota de cómo iniciar a los niños en la escritura desde casa:

1. Propiciar un espacio agradable

Un espacio cómodo, bien iluminado y libre de distracciones dentro de la casa, propicia a que el niño se sienta relajado y con ganas de aprender. Coloca en este espacio cuadernos, hojas, lápices y marcadores. El niño se sentirá interesado en investigar e, incluso, lo motivará a practicar la escritura.

2. Enseñar al niño cómo coger el lápiz

Coger el lápiz correctamente puede resultar difícil para un niño que no está acostumbrado. Se recomienda utilizar lápices triangulares, ya que son más ergonómicos que los redondos. Otra posibilidad es utilizar lápices usados hasta la mitad para obligar al niño a cogerlo más cerca de la punta. Si todavía les resulta difícil, nada mejor que guiarlos con nuestras propias manos mientras aprenden a controlar la forma en que se desplaza el lápiz. Lo más sencillo es comenzar por trazos básicos como circulares, horizontales, verticales y cruzados. Una vez notemos que el niño ya tiene confianza en si mismo, ya podrá practicar de manera independiente.

3. Comenzar practicando con su nombre

El inicio de la escritura tiene que ser algo excitante, relevante y divertido para un niño. La mejor manera es escribiendo su nombre. Si te colocas al lado suyo y le enseñas cómo escribir su nombre o el de su mascota, le abrirás la curiosidad por intentar copiar esos símbolos. Lo importante es utilizar sus intereses para mantenerlo siempre motivado.

4. Realizar actividades divertidas

No solo hay que centrarse en el lápiz y el papel para practicar la escritura de los más pequeños de la casa. Existen infinidad de actividades de aprendizaje de la escritura. Puedes construir letras con plastilina o pintarlas con acuarelas. Estas actividades diferenciadas del lápiz y el papel, les permitirá aprender de una manera más divertida.

5. Animarle y agradecerle en todo momento su esfuerzo

Siendo positivos siempre se consiguen grandes cosas. Y no es menos en los niños. Por eso, se recomienda celebrar todos los logros de tu hijo, por pequeños que sean. No esperes una escritura perfecta desde el primer momento. Con paciencia y corrección positiva permitirás que vuestros niños avancen cada día más en el dominio de la escritura.