Entradas

5 consejos para elegir al mejor profesor particular para tus hijos  

La educación es una de las partes más importantes del aprendizaje de cualquier niño, por eso los padres ponen especial atención en este aspecto, algo clave para que en un futuro los “peques” consigan estabilidad y felicidad laboral, además de una formación intelectual que les permita disfrutar de todos los aspectos de la vida. A veces, la formación en las escuelas se queda algo corta o no se adecua a las necesidades de los niños. No todos cuentan con la misma capacidad creativa, matemática, de lenguaje o artística y en algunas ocasiones es necesario una ayuda extra. Te damos algunos consejos para elegir al mejor profesor particular para tus hijos.

 

Los 5 consejos para elegir al mejor profesor particular

 

  1. Experto en la materia en la que vaya a realizar las clases de refuerzo. Es importante pedir referencias y comprobar su currículum. Lo mejor es preguntar en tu entorno y elegir a alguien que venga recomendado.
  2. Que sepa explicar conceptos difíciles de la manera más fácil posible. Si se dedica a leer el libro de texto, el niñ@ no avanzará.
  3. Que sea proactivo y tenga iniciativa. NO puede dedicarse únicamente a vigilar mientras el peque hace sus deberes y resolver las dudas puntuales, debe implicarse.
  4. Que ayude a los niños a razonar, a despertar su espíritu crítico y entender el por qué de los diferentes conceptos en vez de memorizar.
  5. Que haga sentir cómod@ al niñ@. Si no hay confianza la mayor parte de las veces se guardará las dudas y no se atreverá a preguntar.

 

¿Cómo deben ser las clases particulares?

 

Estaremos de acuerdo en que siempre es mejor la calidad a la cantidad, así que los expertos recomiendan un mínimo de 4 horas a la semana, que pueden repartirse en dos días alternos. Además, lo mejor es evitar los viernes por la tarde y el fin de semana, son días de descanso para los peques que debemos respetar. El hecho de obligarlos a estudiar cuando el resto se está divirtiendo no es lo más adecuado. Será difícil mantener su atención y se tomarán la clase como un castigo. También es conveniente que el refuerzo se lleve a cabo a primera hora de la tarde, para que así los peques puedan disfrutar de tiempo libre antes de cenar.

 

Muchas veces no se tiene en cuenta, pero una de las obligaciones de los niños es jugar y tener tiempo de ocio. De esta manera rendirán mucho mejor durante las horas de clase.

 

Otro de los aspectos a tener en cuenta antes de contratar a un profesor particular es decidir si le dará clases totalmente particulares o se compartirán con otros niños. A nivel económico siempre es más rentable que el “peque” reciba el refuerzo en compañía de otros niños. Puedes hablarlo con otros padres del colegio que también quieran contratar un profesor particular y repartir los gastos.