Entradas

Fracaso escolar: ¿Es bueno repetir curso?

,

Todos los expertos coinciden: Hay que evitarlo siempre que sea posible. El acuerdo es unánime sobre esta cuestión, repetir curso no siempre garantiza una mejora en el rendimiento académico del menor y muchas veces, incluso empeora. Analizamos las ventajas y las desventajas de repetir curso.

 

El fracaso escolar en España

 

Esta primavera se presentó el último informe de Eurostat que analiza los sistemas educativos de los diferentes países de la Unión Europea, un informe en el que nuestro país repite un año más como el segundo estado con más abandono escolar de la UE. El 18’3% de los jóvenes entre 18 y 24 años han dejado los estudios de forma prematura y no han recibido otro tipo de formación. Aunque los datos podríamos calificarlos de preocupantes, España ha conseguido una reducción del abandono escolar del 30’3% desde el año 2006. En primer lugar, se sitúa Malta (18’6%) y tras España, Rumanía con un 18’1%.

 

Desventajas de repetir curso

 

Con semejantes datos está claro que el fracaso escolar en España es un problema de primer orden y uno de los métodos más extendidos desde hace años es el de repetir curso. Pero, ¿realmente funciona?, ¿Qué supone? Los expertos coinciden en que la repetición viene acompañada de connotaciones negativas y comunes a todos los alumnos:

 

  • Estigmatización.
  • Desmotivación.

 

Ventajas de repetir curso

 

En este caso, los profesionales de la educación están divididos, los que consideran que en casos muy concretos es bueno repetir curso alegan que:

 

  • Repetir curso ayudará al alumno a profundizar en los conocimientos que no ha interiorizado, con la ventaja de que ya los ha estudiado anteriormente.
  • Es una forma de evitar que el alumno siga pasando de curso sin adquirir los conocimientos necesarios y al final acabe abandonando la educación reglada, el denominado fracaso escolar.
  • La repetición de un curso puede enfocarse como una forma de motivación para el alumno, dependiendo de su carácter.

 

Relación entre la dislexia y fracaso escolar

La incidencia de la dislexia en el aprendizaje en edades escolares es un factor clave en el alto número de fracaso escolar. Cerca del 10% de la población escolar padece de este problema, lo que supone un porcentaje elevado en el global de la población. Todo lo que altere el ritmo natural en el proceso de aprendizaje, debe ser observado. Y, en caso de ser necesario, se han de proporcionar ayudas para conseguir éxito en el proceso de madurez de los pequeños.

La dislexia conduce al fracaso escolar

Cuando existe un trastorno en el aprendizaje observamos que hay una alteración significativa en las áreas de lectura, cálculo o expresión escrita.

La dislexia es un trastorno en el aprendizaje de la lectura de carácter persistente y específico, que tiene un origen neurobiológico y otros factores genéticos heredados. Pero no solo la lectura nos desvela que algo va mal. La escritura, la ortografía y la expresión también son factores que nos pueden dar señales de que algo no evoluciona correctamente.

Además, no hay dos personas con dislexia idénticas. Cada persona es un mundo diferente. Crece y se desarrolla a su ritmo, es personal y único. Lo mismo que las circunstancias sociales y afectivas en las que cada uno crece.

Recomendaciones para detectar el fracaso escolar

El sistema educativo actual tiene técnicas especiales para detectar el fracaso escolar y propiciar la precisión y comprensión del código escrito en edades escolares:

  1. Descartar problemas de tipo visual y auditivo, como otorrino, oftalmólogo y optometría. También descartar los de tipo deficiencia intelectual, aprendizajes previos inadecuados, etc. cuando aparece la duda de una posible dislexia.
  2. Sobre todo en el segundo ciclo de Educación Infantil, padres y profesores deben estar atentos a la evolución de los niños y niñas. Nunca se debe forzar a la lectura o a la escritura si no se observa un desarrollo maduro del niño. Por este motivo, hay que estar atento a la psicomotricidad gruesa y fina, el ritmo, la coordinación motora con su cuerpo, entre otros. Gracias al control de estas aptitudes, se podrá tener éxito en los aprendizajes instrumentales: lectura mecánica y comprensiva, escritura con corrección ortográfica y expresiva, cálculo, razonamiento lógico, resolución de problemas, etc.

Cuándo detectar las dificultades y evitar el fracaso escolar

La detección de cualquier tipo de trastorno del lenguaje debe hacerse cuanto antes. Primordial hacer una adecuada evaluación, un diagnóstico y elaborar un plan efectivo de ayuda y recuperación. Generalmente, tres aptitudes definen la pérdida de atención de los niños en edades escolares: el sobreesfuerzo que tienen que realizar los más pequeños para compensar el retraso en el aprendizaje, el cansancio y la fatiga.

Si se detectan y corrigen estas aptitudes en la Educación Infantil, seguramente el desarrollo en los ciclos siguientes, Educación Primaria y Secundaria, será satisfactorio. Los niños no se sentirán inferiores a los compañeros, ni se dañará su autoestima. El correcto desarrollo del aprendizaje de la lectoescritura permite que no se caiga en el fracaso escolar.