Trucos para triunfar en tus exámenes  

Trucos estudios

 

Llega la época más temida por los estudiantes: El tiempo de evaluaciones y exámenes. Mayo y junio suelen ser los meses en los que se desarrollan estas prácticas a los que los alumnos llegan mayoritariamente con nervios y ansiedad independientemente de cómo hayan trabajado a lo largo de todo el curso. Si eres uno de ellos y quieres asegurarte una buena nota, apúntate los siguientes consejos y trucos para triunfar en tus exámenes. ¡Comenzamos!

 

10 trucos para triunfar en tus exámenes

 

  1. La importancia del pasado. Los expertos en educación coinciden: Llegar a las evaluaciones con el trabajo bien hecho es fundamental para asegurarse una buena nota. Esto significa que no te la juegas todo a una última carta y también te resultará más fácil estudiar contenidos que ya has trabajado anteriormente en trabajos, ejercicios, evaluaciones parciales… Esas notas también te ayudarán a mejorar la media final.
  2. Una habitación propia. Eso reclamaba la escritora británica Virginia Woolf en el ensayo del mismo nombre para que una mujer pudiera crear con libertad. Y eso necesitan todos los estudiantes para poder desarrollar todas sus capacidades, aunque siempre debemos tener en cuenta las circunstancias y la forma de ser de la persona. Los hay que se agobian en espacios cerrados o se despistan con más frecuencia si se encuentran solos frente a su escritorio. Por eso este truco tiene más que ver con el hecho de encontrar nuestro espacio idóneo en el que poder estudiar sin distracciones. Para algunos su habitación, para otros una sala enorme de biblioteca, para otros una terraza al aire libre… Descubre tu lugar ideal.
  3. Los dispositivos electrónicos, bien lejos. Es inevitable, aunque tengamos el móvil en silencio vemos que se enciende la lucecita que anuncia la llegada de una nueva notificación y sentimos la necesidad de ver quién es. Eso nos distrae de lo que estemos haciendo, aunque solo sea un minuto. Si es un whatsapp y decidimos contestar más tarde, casi es mejor hacerlo de inmediato, si no tendremos esa “tarea pendiente” en nuestro cerebro y no nos permitirá avanzar en el estudio. Lo mejor es aislarse durante ese tiempo porque las redes sociales pueden ser muy invasivas, no descansan, son continuas.
  4. Los resúmenes, imprescindibles. Nuestro sistema educativo nos empuja a memorizar, pero todos los expertos apuntan que la mejor forma de aprender y retener información es haberla entendido, procesado y utilizado. En realidad, debemos interiorizarlo. Para ello se recomienda evitar la repetición para memorizar contenidos que después no se recordarán. El truco está en leer con calma los apuntes, asimilando la información y después preparar resúmenes con lo más importante. A partir de ahí, debemos realizar nuevas lecturas, plantearnos hipótesis, ejemplos prácticos si se puede e incluso buscar información alternativa que pueda ser interesante y nos permita recordar otros conceptos.
  5. Periodos de 40 minutos de estudio. Diversas investigaciones han concluido que los humanos tenemos una capacidad de concentración para el estudio de alrededor de 40 minutos, pasado ese tiempo es más fácil caer en distracciones y es más difícil que nos cunda el estudio. Por eso se recomienda dividir el tiempo en tandas de 1 hora como máximo con descansos de 15 minutos.
  6. Los descansos, de calidad. Precisamente esos descansos de 15 minutos deben ayudarnos realmente a desconectar. Es imprescindible salir del espacio en el que se esté estudiando (habitación, sala de la biblioteca, terraza…) Hay que levantarse de la mesa, no sirve coger el móvil y consultarlo. Sal a tomar aire fresco, prepárate un tentempié saludable, habla con un amigo, escucha música, túmbate al sol, tómate un café en un lugar cercano a casa… Esto te ayudará a regresar con energías renovadas.
  7. Cambiar de materia para evitar atascos. Si a pesar de los descansos llegas a un punto muerto con una asignatura en concreto, lo mejor es que cambies de materia. Esto te ayudará a hacer una especie de “reset” en tu cerebro y cuando vuelvas a la carga estés en plenas condiciones.
  8. Alimentación saludable. Se recomienda evitar los denominados “alimentos vacíos” que no aportan nutrientes y sí muchas calorías, grasas saturadas y azúcares que empeoran nuestro rendimiento mental y afectan a la capacidad de concentración. Debe evitarse la bollería industrial y platos de comida rápida. La tónica debe enfocarse en incrementar el consumo de frutos secos, chocolate con más de un 80% de cacao, el café sin azúcar y de forma moderada (no más de 2 o 3 al día, ya que podría incrementar nuestra ansiedad, nerviosismo y afectar a la concentración), más verduras y usar endulzantes naturales como la canela o la miel, pero siempre con moderación.
  9. Dormir 8 horas. Deberíamos hacerlo siempre, pero en época de exámenes es más necesario que nunca. El descanso nos permitirá una mayor capacidad de concentración y de absorción de los conocimientos. Recuerda que es más importante la calidad de las horas de estudio que la cantidad.
  10. Deporte para mantener la “mens sana in corpore sano”. No dejes de practicar deporte para conseguir distraerte y renovar tu mente.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *