Tyrus Wong: El padre de Bambi  

,
Tyrus wong

Si existe una historia de amor maternal capaz de hacernos saltar las lágrimas y de enternecernos hasta decir basta, esa historia es la de Bambi. La galardonada y más triste película de dibujos animados de Disney tiene detrás a un creador que pocos conocen: Hablamos de Tyrus Wong, en cuyas ilustraciones se inspiró Walt Disney para crear una cinta mítica en la historia del cine de animación. Te contamos quién fue Wong, considerado como el verdadero padre de Bambi.

 

Los orígenes de Wong

 

Wong nació en China y emigró a Estados Unidos junto a su padre cuando tenía 10 años. Una vez en el país americano se establecieron en California y allí acudió al colegio como cualquier niño de su edad, donde enseguida advirtieron sus dotes para el dibujo y consiguió una beca para estudiar en un instituto de arte. De hecho, desde pequeño Wong hacía caligrafía sumergiendo pinceles en agua y pintando sobre periódicos, ya que no se podían permitir comprar papel y tinta. Esto le ayudó a agudizar su ingenio para convertirse después en un artista muy polifacético: pintura, animación, caligrafía, cerámica, diseño gráfico, vajillas…

 

Su primera exposición importante data de 1932, cuando participó junto a Picasso y Henri Matisse en una muestra en el Instituto de Arte de Chicago. Se unió a Disney en 1938 cuando se casó y buscó un trabajo estable.

 

El nacimiento de Bambi

 

Sus pinturas de paisajes recreando escenarios de la novela de Félix Salten en la que se inspira la historia de Bambi, gustaron y mucho, por lo que fue ascendido, aunque de forma extraoficial, a dibujante inspirador. La decepción llegó cuando en los créditos de la película su nombre no aparecía hasta casi el final y como mero artista de fondo.

 

Fue despedido en 1941 tras una huelga de animadores y comenzó a trabajar para otros estudios de Hollywood como la Warner Bros. Al mismo tiempo, compaginó su trabajo en el cine con el diseño de tarjetas para Hallmark o la pintura con aires asiáticos.

 

En sus últimos años se dedicó a crear y diseñar cometas que hacía volar en el muelle de Santa Mónica. Su reconocimiento al trabajo que inspiró los diseños de Bambi no llegaría hasta el final de su vida cuando recibió el título de “leyenda de Disney”. Murió en 2016 a los 106 años.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *