Videojuegos: Una forma de entretenimiento que puede resultar educativa  

Videojuegos

Los videojuegos siempre se han relacionado con una forma de entretenimiento, e incluso, en algunas épocas, con la violencia. Desde que estalló la era digital a partir de la década de los años 70, este mercado ha evolucionado y los videojuegos han pasado de una mera forma de entretenimiento a algo más, también pueden ser educativos.

¿Por qué nos atraen los videojuegos?

 

La presencia de los videojuegos en nuestra sociedad es cada vez más importante y los últimos datos lo corroboran: El crecimiento entre 2017 y 2018 de esta industria es equiparable al total de la industria de la música. De hecho, desde el año 2010, los videojuegos son una industria más grande que las de la música y el cine juntas.

 

Los smartphones también juegan un papel primordial en este aspecto y es que el 50% de los ingresos que generan los videojuegos ya provienen de dispositivos móviles, constituyéndose como otra industria por sí sola.

 

La zona asiática es la que tiene mayor influencia en esta industria por el amplio número de jugadores que aglutina. Una industria que a pesar de sus cifras sigue considerándose de segunda categoría al lado de otras como la música o el cine. De hecho, en gran parte de occidente se la sigue sin tomar muy en serio, cuando las oportunidades de futuro que ofrece son infinitas.

 

El lado educativo de los videojuegos

 

En realidad, los videojuegos influyen en nuestras vidas a dos niveles:

 

  • Mítico. Aportan sentido a través de arquetipos como los héroes y otros personajes que aparecen en los videojuegos.
  • Educativo. Historias que aportan valor de aprendizaje.

 

Esa parte educativa que ofrecen los videojuegos se basa en el grado de interacción, algo que no es posible en el caso del cine o la música, o al menos no de forma tan evidente. Algunos títulos clásicos del mundo gamer como “The Legend of Zelda” ayudan a ejercitar nuestra capacidad de análisis y de pensamiento. Otros como “Profesor Layton” mejoran la lógica. Al margen de este tipo de videojuegos a los que juegan la mayoría, también existen los denominados serious games y los de aprendizaje directo. Los primeros sirven para aprender materias concretas como matemáticas o ciencias y los segundos se utilizan como apoyo en programas educativos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *