Entradas

 

Se acerca el verano y también el fin del curso escolar. Los peques pasarán más horas en casa o acudirán a escuelas de verano; lo que está claro es que van a disponer de más tiempo libre. Menos deberes y menos responsabilidades escolares. ¿Cómo deberían pasar el tiempo? Te hablamos de las últimas tendencias en juegos y también de los de toda la vida para entretener a los “peques” de la casa.

 

Juegos de verano para los más digitales

 

Los juegos han evolucionado en las últimas décadas, sobre todo con la irrupción de las nuevas tecnologías. Lo digital ha tomado la delantera y se ha impuesto por delante de juegos tradicionales. Te damos algunos ejemplos:

 

  • Peppa Pig: Paintbox. El tradicional “pinta y colorea” pero con uno de los personajes estrella de las series de dibujos animados en televisión: Peppa Pig. Los dispositivos con pantalla táctil como las tabletas y móviles inteligentes facilitan la experiencia de este tipo de juego pensado para los más pequeños de la casa y que consiste en dibujar (lo pueden hacer libremente) y también en rellenar con color las ilustraciones de diferentes personajes de la serie. Está disponible para iOS y sistemas Android.
  • My coloring Book. Algo menos creativo que el anterior y más clásico. Se trata de un libro de colorear totalmente en versión digital. Decenas de ilustraciones en blanco y negro para que los “peques” se diviertan rellenándolos con los colores que prefieran. En este caso solo pueden acceder las plataformas para iOS.
  • Juegos educativos divertidos. En verano también debe existir el espacio para continuar aprendiendo sin que eso esté reñido con la diversión. La web arbolabc.com ofrece multitud de contenidos de juegos digitales para que los niños puedan disfrutarlos de forma totalmente digital, en línea. Además, pueden elegir la temática que prefieren: Juegos de abecedario, para multiplicar, de inglés, rompecabezas, estrategia, colores, memoria e incluso de fútbol. La web www.cristic.com también ofrece juegos online de todas las temáticas y ordenados por edad, desde educación infantil hasta 6º de primaria.

 

Juegos de verano para los más tradicionales

 

Se pueden recuperar los antiguos juegos de antaño, pero con un toque de modernidad y tendencia- Es la reinvención de lo clásico.

 

  • Globos de agua. Algo que nunca pasa de moda, los niños siempre van a divertirse lanzándose globos rellenos de agua que explotan al impactar contra los otros “peques”. En la era de internet, existen multitud de páginas web en las que se aplican “instrucciones” para que el juego sea más divertido, con preguntas, retos, etc.
  • Pintar con hielo. Un juego muy refrescante e ideal para la temporada de verano, solo necesitarás rellenar una cubitera o unos moldes de polos de silicona con agua tintada con colorante alimenticio o acuarelas. Dejar que se congelen unas 3 horas aproximadamente y después ya los podremos utilizar sobre la superficie que más nos guste.

 

La tecnología avanza a pasos de gigante, vivimos en un mundo hiperconectado y el progreso se mide en base al número de aparatos con los que cuentan los hogares de un país. A pesar de todo, los niños siguen siendo niños por muchos avances tecnológicos que haya y de igual forma que acaban jugando con la caja en la que venía el regalo más caro del último día de Reyes Magos, las piscinas de bolas siguen triunfando entre los más pequeños. Te contamos qué las hace tan atractivas.

 

¿Por qué triunfan las piscinas de bolas?

 

Parece que han estado siempre entre nosotros, pero las piscinas de bolas son un invento moderno, tienen su origen en Estados Unidos en los años 70 y comenzaron como alternativa a las pequeñas piscinas de agua para que los “peques” pudieran disfrutar dentro de casa sin empapar el salón. Se fueron haciendo populares y pasaron al jardín, de un tamaño mayor y con la principal ventaja de que los padres no tenían que estar pendientes porque son seguras. Y finalmente cadenas de restaurantes como Mc Donalds las incorporaron para atraer al público infantil.

 

Las piscinas de bolas triunfan porque regresan a la esencia más primaria de los más pequeños. Según diversos estudios los niños disfrutan jugando con otros niños y la mayoría de las veces no necesitan juguetes, tan solo su imaginación. Por eso una piscina de bolas, que “a priori” puede parecer algo muy sencillo, triunfa tanto.

 

Piscinas de bolas también para adultos

 

Podría parecer que las piscinas de bolas son algo un tanto infantil, pero está demostrado que gustan tanto a grandes como pequeños. En Londres triunfa GlowyMcGlow, una piscina de bolas en una coctelería que causa furor. Una pista de baile con luces LED fluorescentes y llena de bolas transparentes (250.000 para ser exactos) que se vuelven del color deseado.

 

Y en 2017, en Australia, conmemoraron su Día Nacional con un mar gigante de bolas de plástico, 1 millón en concreto. Así que parece que las piscinas de bolas sobrevivirán a los avances tecnológicos y siguen triunfando, entre grande y pequeños.