Entradas

 

Los meses de verano, y en concreto julio y agosto, suelen ser una época de poca productividad en los diferentes sectores económicos, a excepción claro está, del turístico. Esto unido a las vacaciones nos permiten disponer de más tiempo de ocio y dejar apartadas nuestras agendas. Pero también es un momento perfecto para pensar en la nueva agenda que estrenaremos con el inicio del nuevo curso laboral y escolar, en septiembre. Te damos algunas ideas de agendas que enamoran, dile adiós a las portadas uniformes y monocromáticas.

 

El Top5 de las agendas que enamoran

 

Colores, pegatinas, pósits, recordatorios de días internacionales, a semana vista, mensuales y anuales, tapa dura, blanda e incluso con purpurina. La creatividad ha llegado al mundo de las agendas y lo ha hecho para quedarse.

 

  1. La Vecina Rubia. “Hecha para brillar” o “Brilli brilli is the new black”. Las frases de la influencer rubia con más pelazo y cerebro debajo del universo del Social Media vuelve a la carga con nuevas agendas de colores para el próximo curso que está a punto de comenzar. Frases imposibles, ilustraciones cuquis, horarios trimestrales, propósitos mensuales y de Año Nuevo, tips ortográficos, pinta y colorea, hojas para cartas y anotaciones, pósits con formas de unicornio y otros seres, pegatinas…
  2. Moderna de Pueblo. Una agenda para todas y todos los que intentan sobrellevar la vida moderna… Con 8 páginas de pegatinas, una lámina llena de pósits, bolsillo doble para guardar notas o lo que necesites, frases ingeniosas, ilustraciones que suben el ánimo a cualquiera y tapas duras para enfrentarte a cualquier batalla en la oficina. Y el toque feminista, que no falte nunca con Moderna de Pueblo. Hablamos de su autora en este artículo, ¡no te lo pierdas!
  3. Mr Wonderful. Tiene tantos detractores como seguidores, pero los creadores del buenrollismo llegaron para quedarse y sus frases motivacionales hacen las delicias de muchos. Ya tienen larga experiencia en esto de las agendas, seguramente fueron los pioneros en romper con la uniformidad clásica del mundo de las agendas laborales, por eso disponen de tantos modelos. Puedes elegir entre las “clásicas Mr Wonderful” con portadas para todos los gustos, semana vista, diarias, tamaño pequeño o con diseño Rotu, cañero y molón. ¿Te has decidido ya?
  4. Defreds. Si lo tuyo es la poesía, el estilo vintage y el romanticismo, ésta es tu agenda. Sencilla, fácil de usar, a semana vista, con pegatinas y pósits, muchas flores, predomina el blanco y negro y versos para endulzar tu día a día. Así es la agenda del fenómeno literario de las Redes Sociales.
  5. Agenda DIYer. Si te gusta el mundo Do It Yourself, la decoración y la moda no puedes perderte la agenda de la bloguera Sylvia Salas. Se basa en su lema personal “Hacer lo que te apasiona jamás es una pérdida de tiempo”. Ilustraciones propias, pero con un toque muy DIY, para que acabes de hacerla tuya y personalizarla a tu gusto, dándole color, dibujando sobre ella, anotando las cosas importantes…

Las agendas han renacido. Lejos quedaron aquellos tiempos en los que a duras penas se apuntaban los deberes del día siguiente, ahora las agendas se han convertido en una extensión más de los brazos de niños y adultos. La moda de los organizadores o planificadores semanales quedó atrás, también el calendario del correo Outlook y los Post-its, ahora todos cargan con una agenda en la mano. Y no cualquier agenda, se trata de elementos totalmente personalizados y llenos de “buen rollo”. ¿Los culpables? Twitteras y empresas que abogan por el optimismo elevado al cubo. Si quieres ir a la moda, pero yendo un paso por delante en autenticidad, te contamos cómo elaborar tu propia agenda Do It Yourself con rotuladores y bolígrafos Uni Ball.

 

El paso a paso para crear tu agenda DIY

 

Las Agendas Do It Yourself son aptas tanto para niños, como adultos, el mundo de lo naïf ha aterrizado en la oficina y los que te miran raro por llevar purpurina en tu bloc de notas, pronto querrán tener una agenda como la tuya. Lo profesional no está reñido con lo divertido. ¡Vamos allá!

 

  1. Compra una agenda básica. Sin elementos decorativos y con una portada de un color claro y a ser posible sin diseño de ningún tipo. Vamos, que te recomendamos comprar la agenda más sosa de toda la papelería y que además será, seguramente, de las más baratas.
  2. Hazte con unos cuantos stickers y sellos. Los puedes elegir de tus temáticas preferidas. La idea es que los puedas ir enganchando día a día, según tu criterio y en relación directa con los que vayas apuntando.
  3. Crea tu portada y contraportada. Primero de todo, elige un diseño que te guste y que puedas imprimir desde bancos de imágenes gratuitos como Freepik. La idea es que utilices la impresión como plantilla para traspasarlo a tu agenda. Te recomendamos utilizar nuestros marcadores Uni Ball, los tienes en diferentes colores y su grosor te permitirá crear un diseño perfecto. También puedes jugar con el sombreado y los rellenos con nuestros Tinta Líquida.
  4. Crea tus propias secciones. Es habitual que en las agendas se incluyan, tanto al principio como al final, unas cuantas páginas en blanco. Aprovéchalas para dar rienda suelta a tu imaginación.
    1. En una página puedes dibujar una cabecera con los objetivos que te planteas en el próximo año.
    2. Lista todas las cosas que ya has conseguido y por las que te sientes agradecido/a.
    3. Lista de tus planes de viajes.
    4. Lista de hábitos saludables y rutinas que quieres alcanzar, etc.
    5. Lista de los libros que quieres leer y de las pelis que quieres ver este año.
  5. Página de Post-its. Te recomendamos reservar la contraportada interior. Con la ayuda de pegamento en barra, engancha blocs de Post-its de diferentes formas y tamaños (corazón, manzana, los clásicos cuadrados y amarillos…). Te servirá para ir anotando las cosas del día a día y no olvidarte de nada.
  6. Página motivacional. En este caso utilizaremos la portada interior, con la ayuda de los bolígrafos de Tinta de Gel Uniball, escribe tus frases preferidas que te ayuden a comenzar tu jornada de clases y/o trabajo de forma más amena.
  7. Y lo más importante… ¡Acordarte de anotar todo aquello que tienes que hacer para no olvidarte! Ahora rellenar la agenda semana a semana solo es cosa tuya. ¡Buena suerte!