Entradas

La Ilustración nos rodea a diario, y no nos damos cuenta de ello. La encontramos en publicidad, en moda, en literatura y hasta en los objetos cotidianos. Sin embargo, gracias a las redes sociales ha crecido una nueva oleada de ilustradores españoles que ha devuelto el interés a este arte al público espectador.

Actualmente el abanico de opciones es muy amplio, tanto que a veces cuesta identificar a qué artista pertenece la obra. Sin embargo, hay ilustradores españoles que destacan por sus dibujos y que se han hecho con una marca personal. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Cuáles son los mejores ilustradores españoles?

Sector femenino

Las siguientes mujeres ilustradoras son singulares, reconocibles entre un millón, jóvenes y talentosas:

  • Paula Bonet. Es única en su especie. Las mujeres son los personajes principales de su obra, aunque últimamente hay más variedad de personajes dando un giro a su estilo, pero sin perder su esencia. Sus señas de identidad son los coloretes marcados y la nariz colorada. 
  • Sara Herranz. Ilustradora sutil en sus trazos, el minimalismo hecho dibujo. Escenas cotidianas, personajes actuales, todo en blanco y negro salvo algún detalle a color.
  • Lyona Alyona. Una artista polifacética dedicada al cine, los videoclips, la fotografía y la ilustración. Algunos grupos de música actuales, como Amaral o Love of Lesbian, han caído en su red.
  • Zahara y Rebeca Khamlichi. La primera es cantante y la segunda ilustradora. Unieron fuerzas para crear un mini proyecto común, los “Semaforismos y Gabaratonías”. A la vez, Rebeca sigue activa con sus ilustraciones donde destacan sus vírgenes coloristas.
  • Laura Agustí. Especialista en la humanización de los animales. 

Sector masculino

Dentro del sector masculino también tenemos grandes ilustradores españoles. Os dejamos con los cuatro ilustradores que más destacan en estos momentos dentro del panorama:

  • Alfonso Casas. Es un ilustrador muy activo en redes sociales, famoso por sus metáforas ilustradas sobre la vida y el amor. Creador del cómic ilustrado “Amores Minúsculos”, se sirve de sí mismo para dar vida a las historias.
  • Ignasi Monreal. Vinculado a la moda desde el inicio de su trayectoria profesional. La anatomía y los vestidos imposibles son su especialidad. 
  • Ricardo Fumanal. El ejemplo perfecto de que menos, es más. Trazos limpios, ilustraciones de lápiz en blanco y negro salvo por algunos detalles a color.
  • Gabriel Moreno. Composiciones llenas de elementos y, a la vez, muy detallistas. Un trabajo siempre vinculado con la publicidad, algo que ha marcado mucho su estilo, buscando ese punto comercial. Pero también destacan sus trabajos más personales, como son los retratos.

El lápiz, ya sea lápiz portaminas o de grafito, es el mejor elemento de escritura para aquellos trazos, de escritura o dibujo, susceptibles de ser borrados o modificados. El lápiz se usa mucho para, por ejemplo, subrayar o hacer anotaciones en libros, hacer esbozos, etc. Pero, ¿qué diferencias existen entre el portaminas y el lápiz de grafito? ¿Hay uno mejor que otro o se trata de gustos?

Ventajas y desventajas del portaminas y el lápiz de grafito

Desventajas del lápiz de grafito

La desventaja más obvia del lápiz de grafito es que la punta se va gastando y la línea es cada vez más gruesa. Nos encontramos, por tanto, con un trazo desigual desde el momento en que acabamos de afilar el lápiz a cuando se va gastando. Ello conlleva a que, sí queremos un trazo igual, tengamos que estar continuamente sacando punta.

Además, cuando lo hemos afilado muchas veces y nos queda un trozo pequeño la escritura es prácticamente imposible. Es decir, no podemos aprovechar todo el lápiz y toda la mina.

Ventajas del lápiz de grafito

La mayor ventaja del lápiz de grafito es su precio. Pero también podemos sumar otras como que existe mayor variedad de lápices de grafito, en lo referente, por ejemplo, a dureza y tipos de mina, que de lápices portaminas.

Desventajas del portaminas

En contraposición a lo expuesto en el anterior punto, una de las desventajas que más se le achacan a los lápices portaminas es que su precio es superior al de los lápices de grafito. No obstante, este argumento es, en muchas ocasiones, rebatido por los defensores de los lápices portaminas. Éstos aseguran que el desembolso inicial es mayor, a pesar de que hoy en día existen portaminas muy económicos en el mercado, pero se amortiza rápidamente porque con este sistema sí que se aprovecha la mina entera.

Ventajas del lápiz portaminas

Una de las grandes ventajas de este tipo de lápiz es que su trazo, al contrario que sucede con el lápiz de grafito, es regular.

Por otra parte también debemos considerar que, en muchas ocasiones, son ergonómicos y nos resulta más cómodo escribir con éstos que con uno de madera, que, en muchas ocasiones, se nos pueden incluso llegar a quedar marcados en los dedos.