Entradas

¿Eres de los que necesitan morder el bolígrafo constantemente? Los psicólogos coinciden en que puede haber muchos motivos que lleven a las personas a morderse las uñas, los bolígrafos, los labios y sin fin de cosas más. De hecho, el significado de este gesto tan habitual depende de la intensidad con que se realiza.

Si la persona simplemente se acerca el bolígrafo a la boca y lo roza con los labios puede significar que está afirmando una idea o un argumento. Se podría decir que es un modo de reafirmar la confianza en uno mismo. En cambio, si se muerde el bolígrafo hasta incluso llegarlo a deformar y destrozar denota un importante estado nervioso que es importante tener en cuenta.

Cómo podemos gestionar los nervios y dejar de morder el bolígrafo

Morder el bolígrafo es la punta del iceberg de un estado de nerviosismo y estrés que conviene que tengamos controlado. Aquí van algunos trucos para que nuestros bolis sigan intactos:

Respira correctamente

Cuando estamos nerviosos tendemos a respirar más rápido y ello dificulta la inhalación. Ante esta situación nuestro cerebro detecta que nuestra respiración está agitada y aumenta los niveles de alerta. Para evitar llegar a esta situación una buena solución es aprender a controlar la respiración enseguida que notemos que nos estamos poniendo nerviosos. Hay técnicas muy fáciles y útiles: inhalar muy lentamente contando hasta 5 y luego exhalar el aire también de manera lenta y pausada, si puede ser por la nariz, contando de nuevo hasta 5.

Practica deporte

No sirve con practicar deporte esporádicamente. Debemos tener una rutina, algo muy importante, en situaciones de estrés y nerviosismo. Da igual que nos sintamos más tranquilos; no debemos cesar nuestra actividad porque cuando practicamos deporte, nuestro cuerpo produce endorfinas que son unos neurotransmisores que facilitan que disminuya la tensión de nuestro interior y nos provocan sensaciones de satisfacción y felicidad.

Relativiza tus pensamientos

Cuando estamos nerviosos nuestra mente funciona mucho más rápida. Esto no significa que sea mucho más productiva o eficiente; todo lo contrario, ante un estado de nervios nuestra mente tiende a desbocarse. El estado de nervios hace que nuestra mente se vaya a escenarios y situaciones improbables y, generalmente, de carácter negativo.

La mejor manera de calmar la mente es cuestionar la veracidad de los pensamientos que nos pasan por la cabeza. Preguntarnos la posibilidad de que se den en la vida “real” es una buena manera de frenarlos. Pero podemos ir más allá y llegar a preguntarnos qué pasaría si de diera esa situación. La gran mayoría de las veces concluiremos que no es tan grave como inicialmente hemos percibido. Por ejemplo, si nuestro miedo es a suspender un examen podemos valorar cuántas veces hemos tenido este pensamiento y no ha pasado y, en caso de que pasase, cómo lo podríamos resolver.

Meditación

La práctica diaria de meditación de los mejores antídotos existentes para controlar las situaciones de nerviosismo. Tal como hemos indicado con el deporte, con la meditación debemos ser constantes y practicarla cada día. Hay muchos tipos de meditación; debes buscar la que mejor se adapta a tus gustos, forma de ser y rutinas.

Seguro que más de una vez has oído aquello de que “lo que mal empieza, mal acaba”. El refranero popular acostumbra a ser certero y es por ello por lo que creemos muy importante tener una serie de herramientas y consejos que nos ayuden a empezar el curso con buen pie. Hacerlo mal podría pasarnos factura bastante tiempo.

A continuación, damos una serie de “tips” para que el inicio de curso sea más llevadero para todos.

Consejos para empezar el curso con buen pie

Hazte con un buen sitio

El sitio en el que nos sentamos va a determinar mucho algunos factores esenciales para el aprendizaje en el aula. Es verdad que existen algunos estigmas respecto a donde nos sentamos. Se acostumbra a considerar que los de la última fila son os “malos” y los de las primeras, los “empollones”. Estas consideraciones no son en balde ya que las personas que están en primera fila pueden prestar mayor atención y obtener mejor rendimiento.

Pero en este punto también es importante, además de la ubicación, tener en cuenta de quién nos rodeamos. Tener un entorno propicio es básico tanto para la atención como para los trabajos grupales que pueden surgir.

Presta especial atención los primeros días

Es normal que los primeros días estemos algo más despistados y nos cueste más entender las cosas. Ante esta situación es muy importante preguntar y, en caso de que sea necesario, hablar con el profesor y pedir material complementario que nos permita seguir la clase sin perdernos.

Constancia

Los primeros días acostumbramos a tener la agenda muy vacía. Pero debemos tener en cuenta que muy pronto se va a llenar y tenemos que estar alerta para mantenernos al día y que no nos pille el toro. Si vas haciendo las tareas al día evitarás el efecto bola de nieve.

Actitud positiva

Como en todo en la vida, la actitud es esencial para iniciar el curso con buen pie. Una buena actitud es, en la línea que apuntábamos en uno de los puntos anteriores, sentarse cerca del profesor para poder sacar el máximo provecho de las clases. Y, inevitablemente, tener una actitud abierta hacia los conocimientos que se nos quieren transmitir.

 

El uso del bolígrafo está tan popularizado que es imposible imaginarnos un mundo sin este pequeño artilugio que nos facilita la vida en todos los aspectos. Pero te sorprenderá saber que el denominado “boli” no tiene ni un siglo de vida. Lo inventó Ladislao Biró en los años 30 del siglo XX y ya te lo explicamos en este artículo. Tras casi 100 años de vida han surgido miles de modelos y técnicas que han permitido mejorar su uso, ¿sabías que no todos los bolígrafos son iguales en cuanto a funcionamiento?

 

Los bolígrafos más utilizados: ¿Tú de cuál eres?

 

En este artículo ya te explicamos las características de todos los tipos de bolígrafos que existen en el mercado y cómo se adaptan según tu tipo de escritura. Pero ¿tú de cual eres? Muchas veces hacemos caso omiso a la comodidad o la función que tendrá el bolígrafo que utilizaremos en concreto y nos basamos en otros criterios muchas veces sin fundamentar: Porque nos gusta un modelo en concreto y ya.

 

De todas maneras, la mayoría de la población se suele decantar por dos tipos de modelos de bolígrafos en concreto:

 

  • Rollers: Aseguran una buena calidad en la escritura ya que permite adaptar una caligrafía parecida a la estar utilizando una pluma, Tienen una bola rodante que no se en gancha en el papel y es mucho más fácil de utilizar que una estilográfica. Dentro del universo roller existen 2 variantes:
    • De tinta líquida. Para los que ejercen mucha presión sobre el papel o para calcar documentos.
    • De tinta gel. Incluye, sobre todo, bolígrafos con colores metalizados y brillantes.
  • Bolígrafo de tinta de aceite: Son los más populares y los más económicos también, Duran mucho más que un roller y aportan mucha facilidad a la hora de escribir. Otro aspecto positivo es que no manchan ni emborronan el papel porque su secado es muy rápido y eficaz.

 

Y tú, ¿qué tipo de bolígrafo utilizas para escribir? Roller, de tinta de aceite, las estilográficas…

¿Alguna vez te han dado una receta y has seguido las instrucciones al pie de la letra, pero el sabor del plato era totalmente diferente al que habías probado de manos del que te dio esa receta? Pues con la escritura igual, todas son distintas, porque distintas son las manos que cogen el bolígrafo, por eso te explicamos qué tipo de bolígrafo se adapta mejor a tu escritura.

 

Los tipos de bolígrafo que existen

 

Cuando pensamos en un bolígrafo, a todos se nos viene a la cabeza el típico de tinta azul o los que regalan como publicidad. Pero existe un universo muy amplio con modelos para todos los gustos:

 

  • Plumas. Para los más clásicos, no se trata de un bolígrafo al uso, pero es una herramienta más con la que se puede escribir. Es perfecta para aquellos amantes de los objetos vintage, la caligrafía y que la utilicen en ocasiones especiales como la firma de documentos o el manuscrito de cartas importantes. Es incómoda para un uso diario, ya que pueden sufrirse accidentes con la tinta y su recarga es demasiado asidua.
  • Rollers. Son bolígrafos que permiten una calidad en la escritura parecida a la pluma, pero con la comodidad de un bolígrafo, es fácil de usar gracias a su punta de bola rodante que no se engancha en el papel. Los rollers pueden ser de tinta líquida (ideal para los que escriben ejerciendo mucha presión sobre el papel o para rellenar documentos que se calcan) o tinta gel (aquí se incluyen colores metalizados y muy brillantes, ideales para felicitaciones).
  • Tinta de aceite. Se trata de los bolígrafos más utilizados por su precio económico, durabilidad y facilidad para escribir. Su tinta es más viscosa y se seca muy rápidamente. Resistentes al desgaste, se recomiendan para la escritura en documentos oficiales y para el día a día, ya que no manchan por su rápido secado.

 

Lo que debemos tener en cuenta antes de elegir un bolígrafo

 

Existen una serie de circunstancias que se deben tener en cuenta antes de elegir un bolígrafo. No es lo mismo utilizarlo para hacer la lista de la compra, que para hacer unas oposiciones o coger apuntes.

 

  • El uso. Como decíamos, dependiendo de las circunstancias en las que necesitemos utilizar el bolígrafo nos irá mejor uno u otro. Si vas a escribir mucho lo mejor es optar por uno que sea ligero, ergonómico y que no tenga una tinta demasiado líquida porque tardará en secarse, nos mancharemos las manos y puede explotar.
  • Peso y tamaño. Se trata de dos cuestiones que pueden inclinar la balanza de la comodidad hacia un lado o hacia otro. Si vas a utilizarlo mucho, y como ya hemos dicho, lo mejor es decantarse por un modelo pequeño, que también pesará menos y facilitará la tarea de la escritura.
  • Recargas. No todos los bolígrafos pueden recargarse, la mayoría son de usar y tirar. Algo a tener en cuenta si queremos conservar un modelo o nos da igual cambiarlo asiduamente. En el caso de utilizarlo frecuentemente se recomienda uno recargable, ya que saldrá mucho más a cuenta.

De punta fina, de tinta líquida, de gel, de colores… Las posibilidades son infinitas y es que en la actualidad podríamos afirmar que hay tantos tipos de bolígrafos como personas dispuestas a escribir. En su día ya hablamos de algunas curiosidades de la historia del bolígrafo (que puedes leer de nuevo aquí) hoy nos centramos en su inventor: Ladislao Biro.

 

La figura multitarea de Ladislao Biro

 

Ladislao Biro nació en Hungría en 1899 y hasta su fallecimiento en 1985 desarrolló un total de 32 inventos, aunque el más famoso, por el que pasaría a los libros de historia fue, sin duda, el bolígrafo. Biro fue un personaje inquieto, con grandes proyectos y multitud de profesiones: Fue periodista, pintor, agente de bolsa, escultor y hasta hipnotizador. Desgranamos algunas de las curiosidades más impactantes que rodean a su figura:

 

  • Concibió el bolígrafo como alternativa a la pluma estilográfica que tantos problemas le daba: se atascaba con facilidad, la tinta se secaba y no siempre estaba lista para empezar a escribir. En definitiva, era poco práctica.
  • La idea se le ocurrió tras observar a unos niños jugando en la calle con una pelota. El balón cruzó un charco y fue dejando a su paso una línea de agua sobre el suelo seco. Fue entonces cuando se le ocurrió que para crear un nuevo artilugio de escritura solo necesitaba instalar una pequeña bolita en el extremo sustituyendo a la punta metálica de la pluma.
  • El prototipo se patentó en 1938 pero Biro no pudo comercializarlo de inmediato.
  • Una visita a Europa del presidente argentino del momento, Agustín, Pedro Justo lo cambió todo. Vio el bolígrafo de Biro y le pareció muy útil, por lo que le dio su tarjeta.
  • Tras comenzar la Segunda Guerra Mundial, el inventor emigró a Argentina y allí comenzó junto a su socio Juan Jorge Meyne, la distribución de su invención.
  • En esos inicios el coste del bolígrafo, al que llamaron esferográfica con el nombre comercial de Birome, era muy alto y acabaron vendiendo la patente a una empresa estadounidense y a otra en Francia.
  • La empresa francesa pertenecía a Marcel Bich, que consiguió adaptarlo de tal forma que rebajó su precio y lo lanzó al mercado bajo el nombre de Bic cristal, con un éxito rotundo.
  • En honor a Biro, Argentina celebra cada 29 de septiembre el Día del Inventor, que coincide con la fecha de nacimiento del creador.
  • Biro era zurdo y antes de inventar el bolígrafo, había ideado una pluma estilográfica para que aquellos que escribían con la mano izquierda, no se mancharan.

Un diario es un cuaderno donde se escriben día a día las vivencias o los pensamientos más personales. Escribir un diario significa dejar plasmado en papel los sentimientos según fluyen. Se dan rienda suelta a las emociones, los sueños e ilusiones. En los diarios personales está permitido saltarse las reglas gramaticales. Además, escribir un diario puede resultar una terapia en muchos casos, tanto para adultos como para los niños.

Por qué es bueno escribir un diario en la infancia

Empezar la tarea de escribir un diario puede ser una buena terapia para los niños. Les ayuda a descargar las emociones, tanto las positivas como las negativas. Les puede resultar muy beneficioso para la salud física. El simple hecho de escribir, sobre todo sobre las preocupaciones y las cosas que nos perturban, es una terapia natural para reducir el estrés mental. Además, son pensamientos que, generalmente, no queremos contar a nadie. Por eso escribir sobre los problemas o las malas experiencias, permite meditar sobre los hechos e intentar buscar soluciones. No importa la base donde escribir, si es un cuaderno rayado, en blanco, con hojas de colores, con dibujos, fotografías, etc. Sí es aconsejable que las hojas estén bien pegadas para que no se suelten y se pierdan con el tiempo.

Escribir un diario: autoayuda personal

Un diario personal es un refugio. Es el lugar donde los niños se pueden expresar con total libertad. Se puede afirmar que el diario se puede convertir en su mejor amigo. Sabe escuchar al niño y, además, se convierte en su más preciado confidente. Le cuentan todo lo que sienten sin temor a que les defraude o traicione.

El momento del día para escribir el diario no es importante. Pueden encontrar estos momentos de paz por la noche antes de ir a dormir, a media tarde, o cuando mejor convenga. Lo que más necesitan los niños es encontrar la tranquilidad de un ambiente que les predisponga a escribir. Además, deben encontrar un lugar secreto para guardar el diario. Una recomendación es que utilicen cualquier tipo de elemento para cerrar el diario como, una goma o una cinta. En el caso que encuentren el diario, la cinta o la goma transmitirá que es algo personal y que no debe ser leído sin el consentimiento expreso de la persona que lo ha escrito.

En conclusión, la dedicación de unos minutos al día para escribir un diario puede ayudarles a aprender sobre sí mismos y a conocerse más. Les aclarar la mente y les servirá para recordar en el futuro de su comportamiento en determinadas situaciones. Por eso escribir la fecha también les resultará útil cuando pase el tiempo. Convertir esta actividad en una rutina puede ser saludable y algo que les motive cada día.

La preocupación de los padres surge cuando la caligrafía de los hijos no es tan buena o legible como la deseada. Sin embargo, no debemos preocuparnos tanto de si los niños tienen la letra fea o letra de doctor. Según los últimos estudios, el cerebro de los niños es más ágil en los que tienen una caligrafía menos impecable.

Los niños con letra de doctor son más ágiles mentalmente

Según los estudios realizados, como el de la Universidad de Illinois, afirma que las personas con letra de doctor tienen un cociente intelectual más alto. Sencillamente se explica porque su cerebro trabaja más rápido que sus manos. Los datos del estudio revelaron que la buena caligrafía correspondía a los alumnos aplicados mientras que la mala caligrafía la realizaban los peores alumnos. Del mismo modo que el porcentaje de las niñas con buena caligrafía era mayor a la de los niños.

Pero este estudió reveló que tener letra de doctor es sinónimo de pensamiento rápido. Estas personas son de mente ágil y rápida. Además, para estas personas era más importante la información procesada que el esfuerzo de escribir con buena letra. Por este motivo, la agilidad mental de estas personas se refleja directamente en su escritura, que es rápida e imprecisa.

Iniciarse en la escritura no es una tarea fácil

El arte de la escritura es una tarea complicada y delicada. Necesita de un desarrollo humano amplio y de un alto nivel de coordinación. Entrenar la mano de los niños tiene su proceso y más cuando no están acostumbrados a realizar ese tipo de tareas. Por este motivo, existen circunstancias que pueden alterar el correcto aprendizaje de la escritura en edades muy tempranas:

  • La introducción de la lectoescritura en edades muy tempranas. Intentar que los niños lean y escriban antes de tiempo no es productivo para su desarrollo. En edades tempranas los niños no están preparados ni sus cerebros ni sus habilidades motrices al cien por cien. Puede provocar un entorpecimiento y retraso en su aprendizaje natural.
  • Presionar al niño. No es recomendable presionar al niño si no tiene una letra muy bonita. Tanto en casa como en el colegio no se puede regañar por tener una letra de doctor, ya que terminaremos bloqueando al niño y convirtiendo esta tarea en odiosa.
  • Obligarle a escribir como queremos. Muchos niños escriben con letra inclinada, otros son zurdos, etc. No se puede pretender que su caligrafía sea de diez porque bloquearemos la propia personalidad del niño.

Es importante que los niños tengan una letra legible y que les ayudemos para conseguirlo. Pero cabe diferenciar entre letra bonita y legible. Lo más importante en el aprendizaje es que apliquen bien las reglas de ortografía, que no cometan fallos gramaticales y que sepan expresarse bien en un texto.

Como cada año, llega el momento de pensar en las nuevas metas y trabajar por nuestros sueños. ¿Qué quiero cambiar en mi vida?, ¿cómo puedo mejorar mis hábitos de vida? Estas son preguntas frecuentes que surgen cada año en nuestra mente y que nos motivan para un nuevo comienzo. Sigue estos sencillos consejos para que tu lista de propósitos de Año Nuevo no se quede en el olvido.

Pasos a seguir a la hora de escribir tus propósitos de Año Nuevo

Hacer ejercicio, aprender un nuevo idioma, ahorrar, cambiar de trabajo, etc., son algunas metas con las que solemos empezar cada año. Lamentablemente, con el paso de los meses aparecen obstáculos, y todo lo que queríamos hacer o cumplir queda en simples intenciones. Para que esto no te ocurra otra vez, te damos algunos consejos para ayudarte a planear mejor tus propósitos de Año Nuevo.

Tómate el tiempo necesario

No esperes a comienzos de año para reflexionar sobre lo que quieres cambiar. Es importante que estos cambios que decidas hacer no dependan de otros. Son propósitos personales por lo que encuentra tu propia motivación y evita presiones que vengan del exterior. Lo mejor es encontrar un lugar donde estar en soledad para pensar y escribir tus propósitos.

Elige objetivos que puedas alcanzar

Lo principal es ser realista. Esta es la clave para que la lista de propósitos no quede en el olvido. Es importante empezar con objetivos fáciles de conseguir e ir aumentando la intensidad o capacidad. Esto lo podemos aplicar en el ahorro o en el ejercicio físico.

Objetivos específicos y coherentes

Asignar tareas o acciones para cada objetivo te permitirá medir los resultados. Por ejemplo, hacer ejercicio dos veces a la semana. Así podrás tener un registro de tu actividad y decidir nuevas acciones para mejorar y lograr el objetivo marcado.

Conoce tus propias limitaciones

Es importante conocer las limitaciones de cada uno. Evita presionarte a hacer cosas que no deseas o que no puedes alcanzar. Por eso, es importante buscar algo que realmente te motive.

Elige una fecha para comenzar

No es necesario empezar todos los cambios el primer día del año. Ten en cuenta que muchas veces elegir una fecha no funciona. Es mejor esperar a que tu cuerpo y tu mente estén preparados y puedas asumir el reto.

Realiza un breve seguimiento

Es importante establecer tiempos de cumplimiento para cada objetivo. Revisa como avanza el cumplimiento de los objetivos cada cierto tiempo, cada dos o tres meses.

Date una recompensa

Las recompensas son útiles para animarte a seguir con tus propósitos. Cuando superes tu objetivo, puedes darte un pequeño premio.

Siguiendo estos pequeños consejos para tu lista de propósitos, seguro que alcanzas los objetivos fijados. Decide lo que quieres conseguir, plantéate cómo conseguirlo y, ¡ve a por ello!

En estas fechas cercanas a la Navidad, la cabeza nos empieza a dar vueltas para la elección de los regalos y detalles que tenemos que hacer tanto a familiares como a amigos. Pensamos en detalles para regalar en Navidad, en las cenas de empresa, amigos invisibles, etc. Es una buena ocasión para darle un toque de originalidad y colorido a estos regalos. ¡Sé el más original y regala unas Navidades en color con las siguientes propuestas de bolígrafos i marcadores!

Navidades en color con los bolígrafos de tinta de gel “Signo” de Uni-ball

Un regalo original para todos los miembros de la familia o amigos son los bolígrafos modelo Signo de Uni-ball. No hay edades ni gustos para un regalo así, porque encontrarás un gran surtido de colores. Con los bolígrafos Signo vas a alegra a las personas que reciban este fantástico detalle y serás partícipe de unas Navidades en color.

El modelo Signo de Uni-ball se presenta en estuches de ocho unidades. Es una ocasión perfecta para descubrir toda la gama de colores que hay.

Por un lado, encontrarás los bolígrafos con los colores clásicos de toda la vida (rojo, verde, azul, naranja, etc.). Además, tienen un trazo muy fino y preciso (de 0,7 mm) para lanzarte a una escritura perfecta y colorida.

Por otro lado, Uni-ball presenta el modelo Signo Noble Metal, donde encontrarás un surtido muy especial para estas fechas. Este modelo se caracteriza por un resultado metalizado en la escritura. Encontrarás tanto los colores clásicos como también los colores más característicos de Navidad: oro, plata y broce.

¡Combina estos colores nobles con cartulinas de fondos oscuros y verás que resultado más original para tus postales de Navidad!

Marcadores de punta gruesa de Posca y Paint

Si lo que buscas es un resultado con trazos más gruesos, dale una oportunidad a estos marcadores. Tanto los modelos Posca como Paint de Uni-ball, presentan un gran surtido de colores y trazos.

Todos estos marcadores son perfectos para realizar tus postales de Navidad. El contraste de los colores metalizados con fondos oscuros, harán que tus felicitaciones sean especiales. Además, los dos modelos, Posca y Paint, tienen un gran surtido de grosores de puntas: desde las más finas (0,7 mm) hasta las más gruesas (15 mm).

¡Regala estos marcadores en color oro y plata a las personas que más quieras!

La escritura de los zurdos difiere de los diestros principalmente por la dirección natural del brazo, es decir, un zurdo empuja el bolígrafo a la hora de escribir mientras que un diestro lo arrastra. Este hecho provoca que los zurdos hagan más presión o fuerza a la hora de escribir que los diestros.

Hay que tener en cuenta que cada persona tiene su posición favorita de sujeción del bolígrafo, aunque la forma correcta o más cómoda para un zurdo sería la siguiente:

  • El dedo índice se encuentra más cerca de la punta del bolígrafo que el dedo pulgar, así permite rápidos cambios de dirección requeridos durante la escritura. Si el pulgar se encuentra más cerca habrá menos control del bolígrafo.
  • La mejor posición para la muñeca es levemente girada hacia el papel y apoyada sobre un costado, aunque cada persona debe encontrar la posición más cómoda.

Todas estas particularidades hacen que la escritura para el mundo de los zurdos sea toda una aventura y más, teniendo en cuenta que hasta hace pocos años los fabricantes no se tomaban en serio esta característica particular de este grupo de personas. Afortunadamente la visión ha cambiado y en la actualidad se pueden encontrar variedad de bolígrafos en el mercado listos para ser usados por las personas zurdas.

¿Qué requisitos deben reunir los bolígrafos para zurdos para ser adecuados?

Un característica común en los bolígrafos para zurdos y que les facilita la escritura son los agarres antideslizantes debido a que a los zurdos se les cansa más rápido la mano porque deben apretar más el puño para que no se le resbale el bolígrafo.

Generalmente existen dos tipologías claras de bolígrafos para zurdos, los genéricos y los “super ergonómicos”. Los bolígrafos genéricos son aquellos que pueden utilizarse indistintamente por personas diestras y por zurdas. Son los bolígrafos más comunes que existen hoy día en el mercado.

Por otra parte, los fabricantes han empatizado con el mundo de los zurdos y han desarrollado líneas de bolígrafos especialmente diseñados para ellos. Estos bolígrafos son “super ergonómicos” y están adaptados perfectamente a las necesidades y fisiología de la escritura para zurdos.

Un bolígrafo que cumple con tus necesidades: Jetstream de Uniball

Los aspectos que las personas zurdas tienen en cuenta a la hora de elegir un bolígrafo u otro son: la ergonomía y la fluidez del trazo.

Toda la gama de bolígrafos Jetstream de Uniball está adaptada perfectamente para la escritura de las personas zurdas y se caracteriza por su alta calidad y durabilidad del producto. Por otro lado, su escritura es de trazo medio y de secado ultra rápido de la tinta lo que va a permitir que cuando una persona zurda esté desplazando la mano por encima de la escritura, ésta no se corra y manche tanto el papel como la mano.

Si deseas encontrar el bolígrafo Jetstream más cómodo para tu escritura, puedes visitar directamente nuestra página web.