El color que elegimos para escribir habla de nosotros

color que elegimos para escribir

Como ya hemos visto en artículos anteriores, nuestra escritura dice mucho de nosotros: la inclinación de la letra, la opresión que ejercemos al escribir, etc. pueden decir mucho sobre nuestra personalidad y temperamento. En este artículo vamos a ver qué es lo que el color que elegimos para escribir puede decir sobre nosotros.

Para poder determinarlo nos podemos basar en el color que se usa habitualmente o en la elección libre entre varios colores a la hora de escribir un texto. Grafológicamente, esta elección o hábito nos puede indicar datos sobre el comportamiento emotivo, afectivo, laboral, intelectual, etc.

Entre los colores más utilizados en la escritura, porque son los comunes y aceptados, están: el azul, el negro, el rojo y el verde.

Qué revela sobre nosotros el color que elegimos para escribir

Escritura con tinta azul

El uso del color azul se asocia tradicionalmente la estabilidad y la profundidad. Es un color ligado a la calma, a la tranquilidad, a la consciencia a la sabiduría y a la inteligencia que representa la verdad la lealtad y la confianza.

Así que, por norma general, podemos decir que quien elige el color azul es una persona estable, buena amiga, tradicional, inteligente, racional y pausada.

Escritura con tinta negra

El color negro simboliza la elegancia, el poder, la muerte, la formalidad y el misterio. Es, por tradición, el color más enigmático y se asocia a lo desconocido y al miedo. El negro representa intransigencia, autoridad y fortaleza. Pero también se asocia la seriedad y al prestigio.

Las personas que se decantan por el color negro acostumbran a tomarse la vida muy en serio. Son, además, a pesar de no actuar como líderes, grandes organizadores. Son personas dotadas de una gran energía, que se dedican en cuerpo y alma a todo lo que deciden emprender.

La tendencia al pesimismo puede ser una constante en estas personas. Su fuerza, por paradójico que pueda parecer a veces, se les puede volver en contra y el exceso de empuje los puede llegar a debilitar y hacerse desviar sus metas. La mejor forma de contrarrestar esta actitud y de lograr su equilibrio es trabajar sobre esa intransigencia y, sobre todo, aprender a delegar.

Escritura con tinta roja

El color rojo, el más intenso a nivel emocional, es el de la sangre, el del fuego, la guerra, la energía, la determinación, la fortaleza, el deseo, la pasión y el amor. La preferencia por la escritura con este color revela que se trata de una persona amante de las aventuras que gusta de vivir intensamente.

Son líderes naturales que en la intimidad pueden cuestionarse decisiones tomadas de forma intuitiva e impulsiva. Son, también, personas creativas y dinámicas que ponen en juego sus fuerzas para lograr sus objetivos. Acostumbran a tener, tendencia a la agresividad y don de mando.

Escritura con tinta verde

El verde, el color más presente en la naturaleza, representa crecimiento, armonía, fertilidad, exuberancia y frescura. A nivel emocional tiene una fuerte relación con la seguridad. Es un color que también sugiere resistencia y estabilidad.

Las personas que eligen tinta de este color acostumbran a ser joviales y a estar abiertas a nuevas ideas. Le dan, también, un gran valor a su libertad y pueden mostrar cierta predisposición a escapar de las responsabilidades diarias. Es importante que controlen la tendencia a la pasividad que tienen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *