Entradas

La Navidad está a la vuelta de la esquina y ¿qué mejor para empezar a calentar el ambiente navideño que unos cuentos? Aquí os presentamos un clásico que todo el mundo debería conocer: el famoso Cuento de Navidad de Dickens.

Cuento de Navidad de Charles Dickens

El señor Ebenezer Scrooge era un empresario mayor, rico y sin amigos. Era un señor muy serio cuya vida consistía en ir de su casa a la oficina y de la oficina a casa sin ni siquiera mirar las personas que lo rodeaban. Y a medida que se acercaba la Navidad, se volvía todavía más huraño. Creía que todo era una gran pérdida de tiempo y trataba de considerar este día como otro cualquiera.

En la víspera de esta festividad, el señor Scrooge estaba en su despacho revisando papeles, mientras su secretario trabajaba cerca de él. De repente oyó un ruido que provenía de la puerta de la oficina, y aunque intentó esconderse, como siempre hacía, no pudo evitar encontrase con su sobrina con una gran sonrisa en la cara. Venía para desearle unas felices fiestas y invitarlo a pasar esa noche acompañado por él y su familia.

El abuelo no lo recibió de buenas maneras. Lo echó esgrimiendo que la Navidad era una tontería. Su secretario, puesto que era Nochebuena, le pidió permiso para irse antes de lo habitual a casa. Scrooge le dijo que sí, pero le dejó claro que el día después de Navidad tendría que llegar más temprano para recuperar el día de fiesta.

Esa misa Nochebuena, Scrooge recibió la visita del fantasma de su socio, que había muerto hacía unos años. Éste le contó que, por su extrema avaricia, toda su maldad se había convertido en una larga y pesada cadena que debía arrastrar por toda la eternidad. Le puso sobre aviso de que a él le esperaba un destino todavía peor que el suyo, pero le avisó de que tendía una última oportunidad de cambiar; iba a recibir la visita de los tres espíritus de la Navidad.

Scrooge no se asustó y desafío la predicción. Pero esa noche le aparecieron los tres espíritus navideños: el del Pasado, que le hizo recordar su infancia y juventud llena de melancolía y añoranza antes de su adicción por el trabajo y su afán desmedido por el dinero. El del Presente le hizo ver al avaro anciano la situación de la familia de su secretario, que, a pesar de su pobreza y de la enfermedad de su hijo, celebraban la Navidad. También le mostró cómo todas las personas celebraban la Navidad; incluso su propio sobrino.

Antes de desaparecer a medianoche, el espíritu le mostró a un par de niños de origen trágicamente humano: la Necesidad y la Ignorancia. El terrible y sombrío Espíritu del Futuro le mostró el destino de las personas avaras. Su casa saqueada por pobres, el recuerdo gris de sus amigos de la Bolsa de Valores, la muerte del pequeño hijo de sus empleados y lo que más le espantó: su propia tumba. Ante ésta Scrooge se horroriza de tal forma que suplicó una nueva oportunidad para poder cambiar.

A partir de este momento el avaro despertó de su navideña pesadilla y se convirtió en un hombre amable, bondadoso y generoso de los que celebran Navidad y ayudan al prójimo.

¿Qué le regalo a mi sobrino de dos años? ¿Le gustará este puzzle a su amiguito Pablo? Esta son algunas de las preguntas que nos empezamos a hacer cuando se acercan estas fechas. Y la mejor manera de resolverlo es hacer una lista de regalos de Navidad. Es una manera muy efectiva de acabar con los quebrados de cabeza propios y familiares.

Pero esta lista no siempre es fácil de hacer porque, muchas veces, los niños y niñas no saben lo que quieren o quieren todo el catálogo entero y jerarquizar se convierte en una ardua tarea. En estos casos los mejor es recurrir a lo que le llamamos comodines, que son aquellos regalos con los que el éxito está prácticamente asegurado.

Lista de regalos de Navidad para triunfar con los niños

A la hora de realizar esta lista también tenemos en cuenta que son productos que duran varias temporadas o que, al ser clásicos, pueden ser la ampliación de juegos que ya tenemos.

Lego

Hay Lego para todas las edades. Cuando son más pequeños, lo que más se ajusta a sus habilidades y les acostumbra a fascinar son los packs de Lego Duplo. Si ya se lo han regalado previamente, no hay ningún problema porque pueden unir las piezas del nuevo a las que ya tenían y sacarle más partido. Y sino tenían, una caja es permite empezar a construir y poner en marcha su creatividad.

Después de esta tipología, la evolución lógica es pasar a Lego Junior y a los Lego de toda la vida. Un regalo que, siempre que no se claven una pieza en el pie, también acostumbra a ser muy bienvenido por parte de la familia.

Playmobil

Playmobil juega en la misma liga que Lego en lo que se refiere a regalo comodín desde hace décadas. Una de las características positivas de esta marca es que hay packs pequeños muy económicos que nos permiten tener un detalle y hay packs grandes – y hasta gigantes- para grandes ocasiones. Hay barcos piratas, autocaravanas, granjas, fuertes y muchas construcciones más.

Coches y otros vehículos

Hay muchos niños y niñas que se sienten fascinación por coches, camiones, motos, tractores y todo tipo de vehículo. Esta categoría nos permite muchas posibilidades; desde construcciones con Lego hasta garajes y pistas. Además, tal como sucede con Playmobil y Lego, también podemos comprar coches sueltos para jugar con éstos o unirlos a los que ya pueda tener.

Animales

En general, a los niños les encantan los animales. Estos pueden ser de peluche, de plástico o de cualquier material y formato. Regalar dinosaurios, tigres, delfines, vacas o cualquier animal es, también, un éxito casi garantizado.

Aquella frase de que cada niño es mundo no es una excepción cuando abordamos la cuestión de la lectoescritura. Los niños y niñas tienen, cada uno, su propio ritmo de aprendizaje. Antes de empezar a leer y a escribir es esencial que tengan un buen nivel de lenguaje oral y la psicomotricidad muy desarrollada. Es por ello por lo que, como veremos a continuación, la edad ideal para empezar a leer y a escribir es sobre los 6 años. Lo que no quiere decir que en las edades inferiores no se realicen actividades previas para facilitar el aprendizaje posterior.

¿Qué se les enseña a los niños en la etapa de educación infantil?

La duda de los padres sobre a qué edad deben los niños aprender a escribir, y también a leer, acostumbra a ser generalizada. Pero, a pesar de la edad orientativa que hemos dado, 6 años, hay opiniones y teorías contrapuestas y variadas entre diferentes escuelas metodológicas.

Podemos afirmar, no obstante, que sí que existe un cierto consenso en que en la etapa de educación infantil (entre los 3 y los 5 años) se tanga una primera toma de contacto con el lenguaje escrito. Pero debe ser solo esto. En ningún caso se puede pretender, y, menos exigir, que los niños y niñas acaben estas etapas de su formación sabiendo leer y escribir normalmente.

En esta etapa de escolarización se recomienda que los niños se empiecen a acercar a la letra escrita a partir de juegos. Pueden aprender como se cogen los lápices, dibujar, empezar a aprender algunas letras, familiarizarse con algunas palabras concretas como su nombre o el de personas allegadas, jugar con fichas con letras, etc. Lo que es imprescindible es que sea entendido como un juego y se despierte su interés por seguir aprendiendo más.

La primaria: el momento de empezar a escribir

El momento oportuno para empezar a leer y a escribir puede ser, según el niño, el último año de infantil o los primeros de educación primaria (de 6 a 12 años). En el caso de optar por empezar el aprendizaje de la lectoescritura formal en educación infantil solo se puede dar si el niño tiene un buen conocimiento de las palabras y se muestra motivado para seguir aprendiendo.

En los colegios se tiende a enseñar a todos los alumnos de una clase a leer y a escribir a la vez, siguiendo el mismo ritmo. Esto es un grave error, que puede llevar a la frustración de niños y desmotivación del profesorado, porque, como ya hemos indicado cada niño, en función de muchos factores, tiene un ritmo propio de aprendizaje.

A continuación, dejamos un vídeo de Guiainfantil.com en el que se enseñan técnicas para enseñar a los niños a escribir.

El juego heurístico está pensado como la continuación del juego conocido como la cesta de los tesoros. La finalidad de esta actividad, ideada por Elionor Goldchmied, es que los niños interactúen con diferentes tipos de materiales. Esta actividad en forma de juego se puede iniciar cuando el niño empieza a desplazarse -es decir, desde, aproximadamente los 12 meses- hasta los 2 años.

Este juego se caracteriza por la exploración sistemática y se realiza en grupos de entre 8 y 10 niños. La actividad consiste en manipular y combinar libremente gran variedad de objetos neutros -es decir, sin finalidad didáctica- y se exploran las distintas posibilidades que ofrece. Esta exploración se basa en abrir y cerrar, llenar, vaciar, apilar, comparar, tapar y destapar. Una vez terminado el juego, el material se tiene que recoger y clasificar.

Beneficios del juego heurístico

Los beneficios para los niños y niñas son múltiples. A continuación, enumeramos algunos de ellos:

  • Estructura el pensamiento e incentiva la imaginación y la creatividad de los niños.
  • Tiene incidencia positiva en la comprensión verbal y tiene ventajas sociales (compartir, colaborar…)
  • Fomenta la concentración y la atención.
  • Contribuye al desarrollo de la motricidad fina y gruesa.
  • Aporta beneficios afectivos: querer, disfrutar, valorar…
  • Desarrolla capacidades cognitivas: comprender, relacionar, conocer…
  • Ayuda a desarrollar los 5 sentidos perceptivos.
  • Es muy bueno para ayudar a tomar conciencia de las leyes de la naturaleza, como, por ejemplo, la ley de la gravedad.
  • Se considera que establece la base del pensamiento matemático porque incide en la selección y discriminación entre categorías de objetos diferentes.
  • Enseña valores esenciales como el respeto, la tolerancia, la colaboración…

Materiales que se usan en el juego heurístico

En este tipo de juego se deben evitar siempre los plásticos y los juguetes o material pedagógico. Tiene que estar formado por objetos naturales como pieles de frutas, trozos de hortalizas, papel, madera, etc. y un recipiente, que también debe ser natural con el que los niños y niñas puedan mover, clasificar, etc. los materiales mientras se está jugando.

Los videojuegos siempre se han relacionado con una forma de entretenimiento, e incluso, en algunas épocas, con la violencia. Desde que estalló la era digital a partir de la década de los años 70, este mercado ha evolucionado y los videojuegos han pasado de una mera forma de entretenimiento a algo más, también pueden ser educativos.

¿Por qué nos atraen los videojuegos?

 

La presencia de los videojuegos en nuestra sociedad es cada vez más importante y los últimos datos lo corroboran: El crecimiento entre 2017 y 2018 de esta industria es equiparable al total de la industria de la música. De hecho, desde el año 2010, los videojuegos son una industria más grande que las de la música y el cine juntas.

 

Los smartphones también juegan un papel primordial en este aspecto y es que el 50% de los ingresos que generan los videojuegos ya provienen de dispositivos móviles, constituyéndose como otra industria por sí sola.

 

La zona asiática es la que tiene mayor influencia en esta industria por el amplio número de jugadores que aglutina. Una industria que a pesar de sus cifras sigue considerándose de segunda categoría al lado de otras como la música o el cine. De hecho, en gran parte de occidente se la sigue sin tomar muy en serio, cuando las oportunidades de futuro que ofrece son infinitas.

 

El lado educativo de los videojuegos

 

En realidad, los videojuegos influyen en nuestras vidas a dos niveles:

 

  • Mítico. Aportan sentido a través de arquetipos como los héroes y otros personajes que aparecen en los videojuegos.
  • Educativo. Historias que aportan valor de aprendizaje.

 

Esa parte educativa que ofrecen los videojuegos se basa en el grado de interacción, algo que no es posible en el caso del cine o la música, o al menos no de forma tan evidente. Algunos títulos clásicos del mundo gamer como “The Legend of Zelda” ayudan a ejercitar nuestra capacidad de análisis y de pensamiento. Otros como “Profesor Layton” mejoran la lógica. Al margen de este tipo de videojuegos a los que juegan la mayoría, también existen los denominados serious games y los de aprendizaje directo. Los primeros sirven para aprender materias concretas como matemáticas o ciencias y los segundos se utilizan como apoyo en programas educativos.

No hay discusión alguna de que los juguetes son fundamentales para los niños, tanto para su entretenimiento como para su aprendizaje. Además, son ideales a cualquier edad porque cada uno de ellos se adapta a las necesidades del momento. Los juegos son buenos para su motricidad y fomentan las relaciones entre los niños. Pero, de todos ellos, ¿cuáles son los juegos favoritos para entretenerse en verano?

Tradicionales vs tecnológicos, ¿quién gana la batalla?

En el mundo actual, en el que una gran parte de los juegos está condicionada por la influencia de la tecnología, el juguete tradicional sigue acaparando la atención de muchos niños. Los videojuegos, las consolas y otros juegos electrónicos, donde todo está hecho y preparado para que los niños solo piensen y hagan “clics”, no han conseguido vencer al juguete tradicional.

Y así lo confirma la Asociación de Jugueteros de España. Según su informe, los juegos favoritos de los niños son aquellos que les hacen volar su imaginación y su fantasía, creando mundos paralelos llenos de diversión donde el protagonista son el niño y su juego.

Los juegos electrónicos son inevitables hoy en día, y no hay que descartarlos para su aprendizaje. Pero no es razonable la obsesión de algunos padres de querer tratar a sus hijos como si fuesen mayores. Solo se preocupan en prepararlos para un futuro laboral prometedor con clases extras de idiomas, informática, etc., y no les dan tiempo para desarrollar su creatividad y motricidad jugando. Muchos se olvidan que jugando, los niños también aprenden, experimentan, comparten y se divierten.

Juegos favoritos para disfrutar al aire libre

Por este motivo, os queremos proponer los juegos favoritos con los que vuestros niños van a poder disfrutar del verano al aire libre. ¿Preparados?

  1. Los clásicos juguetes de arena son siempre un acierto para la playa. Cubos, palas y rastrillos son juguetes estimulan la creatividad de los niños, ya que pueden crear castillos, construcciones y túneles. Todo un mundo de la construcción que descubrir.
  2. Cometas. Jugar con una cometa es barato y hacerla volar es muy divertido. Aporta muchos beneficios principalmente a los más pequeños de la casa. Les motiva a moverse de un lado para otro, a correr para elevar la cometa, a tener paciencia y perseverancia. Toda una lección de aprendizaje.
  3. Juegos donde el protagonista es el agua. Estos juegos son especialmente ideales para el verano. Una manera de divertirse y refrescarse del calor del verano. Las pistolas de agua son siempre una buena opción, pero debemos controlar que no tengan un chorro de agua muy potente que pueda dañar al niño. No podemos olvidarnos de los globos de agua, ¡diversión a raudales! Colchonetas y otros juguetes para las piscinas y la playa son los acompañantes perfectos para los niños en verano.
  4. Balón. Los juegos con el balón son perfectos en cualquier estación del año. Aunque en verano este deporte es más divertido, ya que puede practicarse a orillas del mar o en la piscina. Todo un mundo de diversión.

Llega el verano, las altas temperaturas nos hacen sudar de lo lindo y los más pequeños de la casa ya no van al colegio. ¿Qué podemos hacer para entretenerlos y, a la vez, se refresquen del calor sofocante del verano? Te ofrecemos una idea muy helada, hidratante y muy fácil de hacer. Polos con fruta para que disfruten pequeños y mayores. Una receta refrescante que es ideal para el verano.

Receta refrescante para el verano: polos con fruta

Los polos con fruta son muy fáciles de preparar y, además, son aptos para todos los públicos. Una manera diferente de jugar y enseñar a cocinar a los más pequeños de la casa. Es hora de divertirse en la cocina y preparar un postre muy hidratante y repleto de vitaminas para el verano. ¿Estás listo? Comenzamos.

Para su preparación sólo tendrás que cortar las frutas que más te gusten y añadir zumos de frutas. Los ingredientes básicos son frutas y zumos. Aún así, os dejamos con algunas recomendaciones de sabores. Ingredientes:

  • Fresas
  • Kiwi
  • Melocotón
  • Zumo de naranja
  • Zumo de piña
  • Un molde de helados

Consejos para que los niños coman más variedad de fruta. En un principio, puedes utilizar las frutas que más gustan a los niños, pero en preparaciones posteriores puedes introducir otro tipo de fruta. Una manera sencilla y refrescante para que los más pequeños coman todo tipo de variedad de frutas. Opta por manzanas, plátanos, peras, sandías, etc.

Cómo preparar polos con fruta, paso a paso

Sigue estos cuatro sencillos pasos y en menos de 30 minutos habrás preparado riquísimos postres para el verano:

  1. Escoge y corta las frutas que más te gusten o que más les guste a tus hijos: fresas, piña, melón, etc.
  2. Coloca los trocitos pequeños de fruta cortados en un molde de polo o helado.
  3. Añade zumos de frutas.
  4. Ahora sólo lo tienes que meter los moldes en el congelador, esperar entre 4 o 5 horas y, ¡a disfrutar!

El verano se lleva mejor cuando, a la vez de disfrutar cocinando, puedes alimentarte sano. Llévate a la piscina los helados que has preparado en casa y serás el rey de la piscina.

En la era digital en la que vivimos, la tecnología está al alcance tanto de mayores como de los más pequeños de la casa. Por este motivo, la combinación entre la enseñanza más tradicional con la implementación de las nuevas tecnologías puede ser un punto positivo en el desarrollo de los más pequeños. Las siguientes Apps gratuitas pueden ser el apoyo definitivo en el aprendizaje de la escritura, para que aprendan a trazar perfectamente las curvas de las vocales y consonantes.

Estas Apps gratuitas se pueden encontrar en Google Play y son para los dispositivos Android. En una tableta funcionarían mejor ya que la pantalla grande permite un trabajo más fino, pero pueden usarse bien en cualquier Smartphone.

Apps gratuitas para el aprendizaje de los más pequeños

 

ABCs Tracing Cursive Letters

Gracias a esta app los más pequeños de la casa emprenderán la aventura de trazar curvas para mejorar su letra cursiva. En los ficheros de la app encontrarás todas las letras del abecedario, al igual que sus versiones minúsculas y mayúsculas. El diseño general de esta app es un tanto genérica, pero lo importante es que conserva lo esencial: cómo enseñar a tu niño y entrenarlo para que se acostumbre a escribir de una manera clara. ¿No te parece genial esta idea?

Baby Learns ABCs

Esta aplicación desprende color y entretenimiento asegurado. El protagonista que acompaña al pequeño es un oso panda con un moño rojo en su cabeza, que les enseña de una manera distraída y como si de un juego se tratase, a iniciarse en el mundo del abecedario. Gracias al uso de colores brillantes y de animaciones, el niño podrá desarrollar sus habilidades cognitivas de una mejor manera. Además, no todo es aprender y estudiar. Baby Learns ABCs cuenta con un listado de minijuegos y canciones que enseñarán a tu hijo a escribir, a coger el lápiz, diferenciar los colores, las formas y los animales, entre muchas otras cosas.

Kid Mode: Free Fun Kid Games

Esta aplicación se presenta como una de las más geniales para los niños de todas las edades. Encontraremos juegos para aprender a escribir tanto cursiva como en mayúsculas. Además, la complementan un conjunto de actividades para dibujar, pintar y colorear, así como una fascinante biblioteca de cuentos para leer y aprender a distinguir todo tipo de formas y colores.

Si sigues pensando que pasar tiempo de calidad con los pequeños de la casa significa prestarle el smartphone o la Tablet para que jueguen a Angry Birds, es que no conocías las Apps gratuitas que te hemos mostrado. Descárgatelas y entretenlos mientras aprenden cosas que le serán muy útiles para su desarrollo.

Cada país tiene su sistema propio de aprendizaje en los niños. Por ejemplo, en Gran Bretaña, los niños comienzan a leer y a escribir a los 5 años. En China empiezan a leer a los 3 y a escribir a los 6. En España esta tarea se desarrolla en preescolar. Frente a todos ellos se encuentra Finlandia. Allí los niños no comienzan a leer y escribir hasta los 7 años. Ante este panorama tan diferente, ¿quién hace lo correcto?

Aprender a leer y escribir antes de los 6 años, ¿por qué?

Muchos niños sienten curiosidad por leer y escribir antes de los 6 años. Algunos lo logran sin gran esfuerzo, pero no es lo normal. La evolución de cada niño es diferente, cada uno va a su ritmo. Además, estos caminos evolutivos diferentes hacen que los niños que aprenden más despacio queden estancados al no poder alcanzar el ritmo de los demás compañeros. En nuestro país la educación es estándar y no individual, lo que propicia a esta desigualdad en el aprendizaje de los más pequeños.

 

Lo más importante no es marcar una edad, sino saber si el niño está preparado para la lectoescritura. Una vez el niño está preparado, se debe fomentar el desarrollo y el estímulo de esas capacidades para adquirir la habilidad tanto de escribir como de leer.

 

La realidad es que, en muchos países, los niños comienzan a leer y a escribir demasiado pronto. Según afirman los expertos pedagogos y profesores la educación temprana de la lectura y la escritura puede ser perjudicial a la larga. Los niños con un aprendizaje informal en edades más tardías, consiguen leer y escribir mejor que aquellos que lo hicieron en edades tempranas.

Consecuencias de forzar al niño a leer y escribir antes de tiempo

Cuando los niños todavía no han adquirido las habilidades motrices necesarias para coger de forma correcta el lápiz o cuando no son capaces de leer sílabas, es que todavía no están preparados para leer y escribir. No son niños que tengan problemas de aprendizaje, sino que todavía están en una fase de descubrimiento de su entorno.

Forzar a un niño a leer y escribir antes de los 6 años puede conducir a lo siguiente:

  • Puede sufrir un rechazo y un bloqueo y se frenaría el aprendizaje natural.
  • Debido a un mal aprendizaje podría cometer más faltas de ortografía en un futuro.
  • Sentimiento de frustración. Si ve que otros niños de la clase son capaces de escribir letras o leer sílabas y él no, puede provocar el efecto contrario a lo que el aprendizaje pretende inculcar.
  • Baja autoestima y sentimiento de inferioridad frente al resto de compañeros.
  • Pérdida de interés por la lectura y la escritura.
  • Desmotivación, tanto por el miedo a no poder hacerlo como por la ansiedad del desafío.

Los famosos Pitufos, o suspiritos azules según su archienemigo Gargamel, son transparentes en su forma de ser. Los propios nombres hablan de cómo es su personalidad: Pitufo Gruñón, Tontín, Chistoso, etc. A continuación, os develamos algunas incógnitas alrededor de estos pequeños seres azules que hicieron furor en los años 80.

El significado de su nombre

La historia de Los Pitufos surgió cuando su creador, Pierre Culliford, fue a almorzar con un compañero dibujante de historietas, André Franquin. En medio de su conversación, le pidió el salero para su comida, pero se quedó en blanco y no supo decir sal. En cambio, soltó la palabra “schtroumpf”. A partir de ese momento, bromearon toda la comida con esa palabra diferente. Así, cuando se dibujó por primera vez la tira en papel, los Pitufos (en inglés Smurfs) era los schtroumpf.

De los schtroumpf a los Smurfs o Pitufos

El francés es la lengua materna en Bélgica. La primera lengua a la que se tradujo la tira de papel fu al holandés. Pero Schtroumpfs no sonaba muy bien. Decidieron cambiarla por Smurfen, que sonaba mejor en los dos idiomas. Cuando el cómic llegó en inglés, se buscó una palabra que sonara mejor en el mundo anglosajón. La palabra “Smurfs” terminó por bautizar a estos pequeñitos seres azules.

El paso de papel secundario al protagonismo

Los Pitufos aparecieron como personajes secundarios en la tira de Johan y Pirluit, dos amigos que vivían aventuras en el mundo medieval. En el año 1958, los personajes de la tira cómica se centraron en buscar una flauta mágica, momento en el cual conocen a los Pitufos. Como su aparición fue un éxito rotundo, Pierre Culliford les escribió su propia tira en el año 1959. A pesar de que estos seres azules y Johan y Pirluit interactuaron en varias tiras cómicas, la secuela se centro básicamente en estos diminutos seres azules.

Sólo hay una Pitufina, ¿por qué?

En realidad, no existen las mujeres pitufo. Pitufina fue creada por el propio Gargamel. Todo residía como parte de un malvado plan para poner celosos a los pitufos. Este personaje femenino estaba hecho de arcilla y hechizos mágicos.

Sus gorros característicos significan …

Lo característica indumentaria que llevan los Pitufos en la cabeza no son nada más que gorros frigios o sombreros libertarios. En época romana, estos gorros lo utilizaban los esclavos que habían obtenido su libertad. Su evolución nos lleva a la revolución francesa que se usaban como manera de rebelarse contra la opresión de la revolución.

Con todo esto, podemos decir que los Pitufos, a parte de ser divertidos y representar a gran parte de la niñez de los años 80, también son algo así como un símbolo de la libertad.