Cómo ayudar a los niños a aprender a escribir

Cómo ayudar a los niños a aprender a escribir

Para nosotros escribir es coger un bolígrafo y deslizarlo por un papel uniendo trazos que tiene un significado para nosotros y para el que los lee. Pero para los niños es un proceso que conlleva una serie de fases que debemos tener en cuenta para saber cómo ayudar a los niños a aprender a escribir.

Los niños, normalmente, empiezan a escribir en la última fase de la educación infantil. Es decir, aproximadamente sobre los 5 años de edad. Previo a la primera fase de la escritura, que a continuación abordaremos, es importante que los niños dispongan ya de ciertas habilidades psicomotrices para que no tengan problemas. El simple hecho de haber jugado a moldear plastilina, pasado por aros o túneles, jugado con puzles, etc. ya dota a los más pequeños de una base esencial.

Cómo ayudar a los niños a aprender a escribir

Como ya hemos apuntado con anterioridad, el aprendizaje de la escritura se lleva a cabo, según los expertos, en tres fases distintas.

Fase de copia

En esta primera fase, que como hemos indicado, se inicia sobre los 5 años, los niños y niñas deben adquirir capacidades motrices manuales a través de la copia.

En esta copia se empieza por trazos sencillos y, poco a poco, se van introduciendo trazos más complejos hasta llegar a las letras, números, sílabas y palabras.

Fase de dictado

A partir de, aproximadamente, los 6 años, el niño se introduce en esta nueva fase. Aquí es importante destacar que entra en juego la audición. En esta etapa el niño tiene que ser capaz de discriminar lo que oye y traducirlo en letras sobre el papel.

En esta etapa, es imprescindible, además de tener buena audición, que el niño cuente con memoria auditiva para recordar lo que le han dicho y plasmarlo en el papel y memoria visual para poner en conexión lo que se ha oído con la letra que se tiene que escribir. La psicomotricidad fina también cobra fuerza.

Los expertos recomiendan que esta etapa vaya acompañada de la lectura comprensiva porque, sin duda, ésta les ayudará a mejorar aspectos como la memoria visual.

Fase libre

Esta última fase, conocida como libre o espontánea, se caracteriza porque no hay soporte visual ni auditivo. El niño o niña escribe lo que imagina.

Esta fase se inicia a principio de la educación primaria y se va desarrollando cada vez más hasta llegar a hacer trabajos, redacciones y escritos elaborados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *