Fido Dido, el personaje más carismático de los años 90

,
Fido Dido

Seguramente muchos recuerdan a Fido Dido, aquel personaje de bebida refrescante más carismático y desenfadado de los años 90. Su imagen fue tan popular que se podía ver en camisetas, gorras, tazas, llaveros, libretas, carpetas, pegatinas, chapas, etc. Incluso fue el protagonista de un videojuego y tuvo su propia línea de fijadores para el pelo, colonia, snacks y chucherías. Pero, ¿sabes de dónde salió este personaje?

¿Cuál es el origen de Fido Dido?

Fido Dido nació en 1985 en Nueva York en un ambiente impregnado por esencias artísticas como las de Keith Haring, Basquiat o Warhol. Nació gracias a la habilidad en el dibujo de Sue Rose y del ingenio de Joanna Ferrone.

El primer boceto se dibujó en una servilleta de una cafetería neoyorkina. Sus creadoras no se imaginaban el alcance que tendría su creación ya que Fido Dido se convirtió en uno de los iconos de la cultura pop. Rose le dio su aspecto físico inspirado en una amigo personal mientras que Ferrone le dio nombre y personalidad.

La época dorada de Fido Dido

No es hasta finales de los 80 y principios de los 90, que la fama de Fido Dido empezó a despuntar. Su pelo de pincho, su ropa ancha y sus zapatillas tipo Converse desatadas, pasaron a formar parte de la compañía PepsiCo. Ésta decidió retirar a sus antiguas mascotas por este personaje que dotaba de aire fresco y juvenil su imagen empresarial.

La marca 7Up estaba dirigida a los más jóvenes y necesitaba de un personaje que pudiera estar a su altura. Vieron en Fido Dido el perfil idóneo porque resumía todos los valores que estaban buscando.

La máxima repercusión de Fido Dido en los medios fueron los años 90. El personaje se dio a conocer en los spots de la marca presentándose como un personaje desenfadado, despreocupado, pasota y feliz. Su única preocupación era no quedarse sin su bebida favorita. El personaje y su filosofía de vida tuvieron tanto éxito que llegaron a venderse infinidad de productos de merchandising. Al perro Snoopy le había salido un competidor y era más divertido y gamberro.

Consecuencias del éxito del personaje más que de la marca

El éxito del personaje pasó factura a la marca en si. La popularidad del personaje tuvo más notoriedad que la propia marca provocando el llamado efecto distracción. El público prestaba más atención a la personalidad de Fido Dido que a la propia bebida que se anunciaba.

A finales de los años 90, PepsiCo dejó de utilizar a Fido Dido como embajador de la bebida 7Up. Su fugaz regreso fue en el 2004 cuando reapareció en su versión tridimensional para anunciar 7Up Ice.

En la actualidad, la aparición de Fido Dido queda relegada a series limitadas vintage de los productos que promocionaba.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *