¿Qué significa poner los puntos sobre las íes?

poner los puntos sobre las íes

Como hemos visto en diferentes entradas de este blog, la forma como escribimos dice muchos de nosotros mismos. La grafología es la ciencia que se encarga de decirnos qué dice sobre nuestra personalidad la forma como trazamos los caracteres cuando escribimos. En esta ocasión vamos a ver cuál es el significado de poner los puntos sobre las íes y dónde los ponemos.

Cómo se interpreta en grafología poner los puntos sobre las íes

La letra i es una de las que se considera más significativas de la zona media de la escritura y, a pesar de ser minúsculo, su punto tiene mucha importancia porque refleja la memoria, la precisión, la atención y la concentración que ponemos en aquello que llevamos a cabo. La interpretación de los puntos sobre la i guarda mucha relación con los puntos sobre la j.

Los expertos no acostumbran a considerar positivo, apriorísticamente, analizar los puntos sobre la letra i de forma aislada. Son partidarias de analizar la grafía y el punto en conjunto. No obstante, en este artículo, que pretende ser sólo una aproximación, vamos a abordar el significado de

Qué significa poner los puntos sobre las íes

En el título de este post hemos jugado con la expresión “poner los puntos sobre las íes”. Ésta significa dejar las cosas claras o concretas algún tema sin dejar lugar a dudas sobre la intención. Esta expresión viene de muchos años atrás cuando no era obligatorio poner puntos en la letra i y era muy común confundirla con la letra u. Fue para evitar confusos que se acordó poner un punto o acento en la letra i. De ahí que se consideren los puntos sobre las íes perfeccionistas y minuciosos.

A nivel de grafología, no poner los puntos sobre las íes se considera sinónimo de distracción, falta de atención, olvido, desinterés, falta de sentido crítico, con tendencia a olvidar las obligaciones, falta de orden, etc.

Qué significa poner los puntos sobre las íes

Hay diferentes elementos que indicen en la interpretación de los puntos de las íes: el grado de altura, la presión al escribir, el grado de avance (es decir, si el punto está centrado, a la derecha o a la izquierda del palo de la letra) y la forma.

En lo referente a la presión encontramos los siguientes:

  • Puntos de presión normal: simpleza, rectitud, poco materialismo y racionalismo.
  • Punto grueso: persona vital sensual, materialista y enérgica.
  • Punto con presión firme: persona realista y práctica.
  • Punto pequeño y con poca fuerza: persona con tendencia al desánimo y la depresión.

En lo que se refiere a la altura:

  • Punto alto: Persona con tendencia al idealismo y poco contacto con la realidad, espiritual y con predominio de la esfera intelectual.
  • Punto a altura normal: Estas personas acostumbran a tener un buen equilibrio entre lo espiritual y lo material.
  • Punto bajo: Si estos puntos son precisos nos acostumbramos a encontrar con personas humildes, obedientes, con sentido común, materialistas y sensuales.

Relativo a la ubicación:

  • Punto a la izquierda: Persona tímida, introvertida, indecisa, melancólica, pesimista, con temor a lo desconocido y con incapacidad para la improvisación.
  • Punto en el centro: Persona con atención precisa, orden mental, exactitud, puntualidad, autocontrol, prudencia, practicidad, etc.
  • Punto a la derecha: Persona decidida, apasionada, con ambición para prosperar y alcanzar metas, imaginativa, intuitiva, de pensamiento rápido, sin planificación previa, etc.

¿Qué significan los puntos en forma de círculo? Se ha hablado mucho sobre que las personas que escriben el punto de la letra i en forma de redonda, no de punto, son muy egocentristas. Y parece que la grafología así lo indica. Se refiere a este tipo de personas como esnobs, pedantes, egocéntricas y extravagantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *