El cerebro de los niños según si escribe con letra de doctor o no

letra de doctor

La preocupación de los padres surge cuando la caligrafía de los hijos no es tan buena o legible como la deseada. Sin embargo, no debemos preocuparnos tanto de si los niños tienen la letra fea o letra de doctor. Según los últimos estudios, el cerebro de los niños es más ágil en los que tienen una caligrafía menos impecable.

Los niños con letra de doctor son más ágiles mentalmente

Según los estudios realizados, como el de la Universidad de Illinois, afirma que las personas con letra de doctor tienen un cociente intelectual más alto. Sencillamente se explica porque su cerebro trabaja más rápido que sus manos. Los datos del estudio revelaron que la buena caligrafía correspondía a los alumnos aplicados mientras que la mala caligrafía la realizaban los peores alumnos. Del mismo modo que el porcentaje de las niñas con buena caligrafía era mayor a la de los niños.

Pero este estudió reveló que tener letra de doctor es sinónimo de pensamiento rápido. Estas personas son de mente ágil y rápida. Además, para estas personas era más importante la información procesada que el esfuerzo de escribir con buena letra. Por este motivo, la agilidad mental de estas personas se refleja directamente en su escritura, que es rápida e imprecisa.

Iniciarse en la escritura no es una tarea fácil

El arte de la escritura es una tarea complicada y delicada. Necesita de un desarrollo humano amplio y de un alto nivel de coordinación. Entrenar la mano de los niños tiene su proceso y más cuando no están acostumbrados a realizar ese tipo de tareas. Por este motivo, existen circunstancias que pueden alterar el correcto aprendizaje de la escritura en edades muy tempranas:

  • La introducción de la lectoescritura en edades muy tempranas. Intentar que los niños lean y escriban antes de tiempo no es productivo para su desarrollo. En edades tempranas los niños no están preparados ni sus cerebros ni sus habilidades motrices al cien por cien. Puede provocar un entorpecimiento y retraso en su aprendizaje natural.
  • Presionar al niño. No es recomendable presionar al niño si no tiene una letra muy bonita. Tanto en casa como en el colegio no se puede regañar por tener una letra de doctor, ya que terminaremos bloqueando al niño y convirtiendo esta tarea en odiosa.
  • Obligarle a escribir como queremos. Muchos niños escriben con letra inclinada, otros son zurdos, etc. No se puede pretender que su caligrafía sea de diez porque bloquearemos la propia personalidad del niño.

Es importante que los niños tengan una letra legible y que les ayudemos para conseguirlo. Pero cabe diferenciar entre letra bonita y legible. Lo más importante en el aprendizaje es que apliquen bien las reglas de ortografía, que no cometan fallos gramaticales y que sepan expresarse bien en un texto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *