Razones por las que un niño debería escribir un diario

escribir un diario

Un diario es un cuaderno donde se escriben día a día las vivencias o los pensamientos más personales. Escribir un diario significa dejar plasmado en papel los sentimientos según fluyen. Se dan rienda suelta a las emociones, los sueños e ilusiones. En los diarios personales está permitido saltarse las reglas gramaticales. Además, escribir un diario puede resultar una terapia en muchos casos, tanto para adultos como para los niños.

Por qué es bueno escribir un diario en la infancia

Empezar la tarea de escribir un diario puede ser una buena terapia para los niños. Les ayuda a descargar las emociones, tanto las positivas como las negativas. Les puede resultar muy beneficioso para la salud física. El simple hecho de escribir, sobre todo sobre las preocupaciones y las cosas que nos perturban, es una terapia natural para reducir el estrés mental. Además, son pensamientos que, generalmente, no queremos contar a nadie. Por eso escribir sobre los problemas o las malas experiencias, permite meditar sobre los hechos e intentar buscar soluciones. No importa la base donde escribir, si es un cuaderno rayado, en blanco, con hojas de colores, con dibujos, fotografías, etc. Sí es aconsejable que las hojas estén bien pegadas para que no se suelten y se pierdan con el tiempo.

Escribir un diario: autoayuda personal

Un diario personal es un refugio. Es el lugar donde los niños se pueden expresar con total libertad. Se puede afirmar que el diario se puede convertir en su mejor amigo. Sabe escuchar al niño y, además, se convierte en su más preciado confidente. Le cuentan todo lo que sienten sin temor a que les defraude o traicione.

El momento del día para escribir el diario no es importante. Pueden encontrar estos momentos de paz por la noche antes de ir a dormir, a media tarde, o cuando mejor convenga. Lo que más necesitan los niños es encontrar la tranquilidad de un ambiente que les predisponga a escribir. Además, deben encontrar un lugar secreto para guardar el diario. Una recomendación es que utilicen cualquier tipo de elemento para cerrar el diario como, una goma o una cinta. En el caso que encuentren el diario, la cinta o la goma transmitirá que es algo personal y que no debe ser leído sin el consentimiento expreso de la persona que lo ha escrito.

En conclusión, la dedicación de unos minutos al día para escribir un diario puede ayudarles a aprender sobre sí mismos y a conocerse más. Les aclarar la mente y les servirá para recordar en el futuro de su comportamiento en determinadas situaciones. Por eso escribir la fecha también les resultará útil cuando pase el tiempo. Convertir esta actividad en una rutina puede ser saludable y algo que les motive cada día.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *